La Santa Sede
           back          up     Ayuda

Biblia

IntraText - Texto
Anterior - Siguiente

Pulse aquí para activar los vínculos a las concordancias

Capítulo 35

Insistencia en el descanso sabático

1 Moisés reunió a toda la comunidad de los israelitas y les dijo: El Señor ha mandado hacer lo siguiente:

2 Durante seis días se trabajará, pero el séptimo día será para ustedes una cosa sagrada, un día de descanso solemne en honor del Señor. El que trabaje ese día será castigado con la muerte.

3 Tampoco encenderán fuego en sus casa el día sábado.

La convocatoria de Moisés para la construcción del Santuario

4 Luego Moisés dijo a toda la comunidad de los israelitas: El Señor ha ordenado lo siguiente:

5 Reserven una parte de sus bienes para presentarlos como ofrenda al Señor. Todo el que se sienta impulsado a hacerlo, ofrecerá al Señor: oro, plata y bronce;

6 púrpura violeta y escarlata, carmesí, lino fino, pelo de cabra,

7 cueros de carnero teñidos de rojo, pieles finas y madera de acacia;

8 aceite para las lámparas, especies aromáticas para el óleo de la unción y para el incienso perfumado,

9 piedras de lapislázuli y piedras de engasta para el efod y el pectoral.

10 Que los artesanos competentes vengan a ejecutar todo lo que el Señor ha ordenado:

11 la Morada, su carpa y su cobertura, sus ganchos, sus bastidores,, sus travesaños, sus columnas y sus bases;

12 el arca con sus andas, al tapa y el velo que los protege;

13 la mesa con sus andas, todos sus utensilios y los panes de la ofrenda;

14 el candelabro con sus accesorios y sus lámparas, y el aceite para las lámparas;

15 el altar de los perfumes con sus andas, el óleo de la unción y el incienso perfumado; la cortina para la entrada de la Morada;

16 el altar de los holocaustos con su enrejado de bronce, sus andas y todos sus enseres; la fuente para las abluciones con su base;

17 las cortinas del atrio con sus columnas y sus bases; el cortinado de la entrada del atrio;

18 las estacas de la Morada y las estacas del atrio con sus respectivas cuerdas;

19 las vestiduras litúrgicas para oficiar en el Santuario, o sea, las vestiduras sagradas para el sacerdote Aarón y las que usarán sus hijos para las funciones sacerdotales.

Los donativos de los israelitas

20 Toda la comunidad de los israelitas se alejó de la presencia de Moisés.

21 Después vinieron los que se sintieron movidos por un impulso generoso, y trajeron al Señor una ofrenda para la construcción de la Carpa del Encuentro, para su servicio cultual y para sus vestiduras sagradas.

22 Así acudieron generosamente hombres y mujeres, trayendo argollas, anillos, pulseras, collares y objetos de oro de toda clase; en una palabra, todos los que ofrecían al Señor un presente de oro.

23 Lo mismo hicieron los que poseían púrpura violeta y escarlata, carmesí, lino fino, pelo de cabra, cueros de carnero teñidos de rojo y pieles finas.

24 Los que podían aportar objetos de plata y bronce, los llevaban al Señor como ofrenda; y los que poseían madera de acacia utilizable para la ejecución del trabajo, también la traían.

25 Todas las mujeres que tenían habilidad para ello, hilaron con sus manos y trajeron hilados de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y de lino fino;

26 y otras mujeres habilidosas se ofrecieron generosamente para hilar el pelo de cabra.

27 Los principales del pueblo contribuyeron con piedras de lapislázuli, con piedras de engaste para el efod y el pectoral,

28 y con especies aromáticas y aceite para las lámparas, para el óleo de la unción y el incienso perfumado.

29 De esta manera, llevados por un impulso generoso, hombres y mujeres presentaron su ofrenda voluntaria para la ejecución de todos los trabajos que el Señor había prescrito a los israelitas, par intermedio de Moisés.

Los obreros empleados en la construcción del Santuario

30 Entonces Moisés dijo a los israelitas: «El Señor ha designado especialmente a Besalel –hijo de Urí, hijo de Jur, de la tribu de Judá–

31 y lo ha llenado del espíritu de Dios, a fin de conferirle habilidad, talento y experiencia en la ejecución de toda clase de trabajos,

32 tanto para idear proyectos, como para trabajar el oro, la plata y el bronce,

33 labrar piedras de engaste, tallar la madera o ejecutar cualquier otra labor de artesanía.

34 Además le ha concedido –lo mismo que a Oholiab, hijo de Ajisamac, de la tribu de Dan– el arte de comunicar sus conocimientos.

35 El Señor los llenó de habilidad para realizar labores de orfebrería, de tejido, de bordado y recamado de telas de púrpura violeta y escarlata, de carmesí y de lino fino. Y no sólo son capaces de ejecutar todas estas tareas, sino que también tienen espíritu de inventiva».




Anterior - Siguiente

Copyright © Libreria Editrice Vaticana