The Holy See
back up
Search
riga

MENSAJE DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI
A SU SANTIDAD ALEXIS II,
PATRIARCA DE MOSCÚ Y DE TODAS LAS RUSIAS

 

A Su Santidad ALEXIS II
Patriarca de Moscú
y de todas las Rusias


La visita a Moscú del señor cardenal Roger Etchegaray, para compartir con toda la comunidad cristiana rusa la alegría de la celebración del cumpleaños y del onomástico de Su Santidad, me ofrece la grata oportunidad de enviarle mi más cordial felicitación.

Quiero unirme espiritualmente a esta feliz celebración, implorando del Señor abundantes bendiciones para su persona y su ministerio, generosamente dedicado a la gran causa del Evangelio.
 
Los gestos y las palabras de renovada fraternidad entre pastores de la grey del Señor ponen de relieve que una colaboración cada vez más intensa en la verdad y en la caridad contribuye a acrecentar el espíritu de comunión, que debe guiar los pasos de todos los bautizados.

El mundo contemporáneo necesita oír voces que indiquen el camino de la paz, del respeto a todos, de la condena de cualquier violencia, de la elevada dignidad de toda persona y los derechos inherentes que le corresponden.

Con estos sentimientos, le expreso mis mejores deseos de buena salud; que a ejemplo y por intercesión de san Alejo usted siga cumpliendo fructuosamente la misión que Dios le ha confiado.

Vaticano, 17 de febrero de 2006

BENEDICTO XVI

* * *

CARTA DE SU SANTIDAD ALEXIS II
AL SANTO PADRE BENEDICTO XVI

 

A Su Santidad
el Papa BENEDICTO XVI


Santidad

Le agradezco de corazón la cordial felicitación y las palabras de recuerdo en la oración que me envió con ocasión de mi cumpleaños y onomástico, y que me transmitió su eminencia el cardenal Roger Etchegaray.

En nuestro tiempo, en el que el secularismo se está difundiendo rápidamente, el cristianismo afronta grandes desafíos que requieren un testimonio común.

Estoy convencido de que una de las tareas prioritarias de nuestras Iglesias, que poseen una visión común sobre numerosos problemas actuales del mundo contemporáneo, debe ser hoy la defensa y la consolidación, en el seno de la sociedad, de los valores cristianos, de los que la humanidad vive desde hace más de un milenio. Espero que a esto contribuya también la rápida solución de los problemas existentes entre las dos Iglesias.

Correspondo en la oración a los deseos de buena salud de Su Santidad, invocando la copiosa ayuda divina en el cumplimiento de la elevada función de Primado de la Iglesia católica romana.

Moscú, 22 de febrero de 2006

Con afecto en el Señor

ALEXIS II
Patriarca de Moscú
y de todas las Rusias

 

 

© Copyright 2006 - Libreria Editrice Vaticana

 

top