The Holy See
back up
Search
riga

SALUDO DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI
A LAS PERSONAS ENCARGADAS DE SU SEGURIDAD

Seminario diocesano de Bressanone
Lunes 11 de agosto de 2008

 

Muchas gracias por vuestra presencia y la discreción con la que habéis trabajado para mí. Sólo ahora veo qué ejército de "ángeles custodios" me ha rodeado y me ha garantizado este tiempo de paz y de gozo. Realmente pude vivir en una isla de paz, ver la belleza de la naturaleza, sabiendo, al mismo tiempo, que muchas personas se ocupaban de mí y me ayudaban a vivir bien en esta isla de paz.

Espero que también para vosotros haya sido, en cierto modo, un tiempo útil para respirar este aire bueno, no sólo de trabajo y esfuerzo; y también para descansar en medio de esta belleza de la naturaleza, en esta bella y pequeña ciudad, con tanta historia y con un presente tan vivo y hermoso.
Me faltan las palabras para deciros más. Os deseo toda clase de bendiciones de nuestro Señor, la alegría y todas las hermosas cosas que deseáis para vuestras familias. Que el Señor os bendiga siempre. Esperamos que estos días permanezcan en nuestra memoria como días que nos ayuden también en lo sucesivo a creer en la belleza de la vida y a tener confianza en nuestro futuro.

Gracias a todos vosotros.

© Copyright 2008 - Libreria Editrice Vaticana

 

top