The Holy See
back up
Search
riga

DISCURSO DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI
A LAS ASOCIACIONES "PRO PETRI SEDE"
Y "ETRENNES PONTIFICALES" DE BÉLGICA


Sala del Consistorio
Viernes 27 de febrero de 2009

 

Queridos amigos: 

Me alegra particularmente acogeros con ocasión de la peregrinación que, cada dos años, realizáis a la tumba de los Apóstoles para pedir al Señor que fortalezca vuestra fe y bendiga los esfuerzos que hacéis para testimoniar generosamente su amor.

El Año paulino, a través de la meditación de la palabra del Apóstol de los gentiles, nos ofrece la oportunidad de tomar conciencia más viva del hecho de que la Iglesia es un Cuerpo, por el que circula la misma vida de Jesús. Por eso, cada miembro del cuerpo eclesial está unido de un modo muy profundo a todos los demás y no puede ignorar sus necesidades. Los bautizados, alimentados con el mismo pan eucarístico, no pueden permanecer indiferentes cuando falta el pan en la mesa de los hombres. También este año habéis aceptado escuchar el llamamiento a abrir vuestro corazón a las necesidades de los desheredados, con el fin de ayudar a los miembros del Cuerpo de Cristo afectados por la miseria, a fin de que tengan más vitalidad y puedan dar testimonio de la buena nueva.

Poniendo en manos del Sucesor de Pedro el fruto de vuestra colecta, le permitís practicar una caridad concreta y activa que es signo de su solicitud por todas las Iglesias, por todo bautizado y por todo hombre. Os lo agradezco vivamente en nombre de todas las personas que se beneficiarán de vuestra generosidad en su lucha contra los males que atentan contra su dignidad. Combatiendo la pobreza, ayudamos más a que la paz se establezca y arraigue en los corazones.

Encomendándoos a vosotros y a vuestros seres queridos a la intercesión de la santísima Virgen María, Madre de misericordia, os imparto de corazón la bendición apostólica a vosotros, así como a los miembros de vuestras asociaciones y a sus familias.

 

© Copyright 2009 - Libreria Editrice Vaticana

 

top