The Holy See
back up
Search
riga

JUAN PABLO II

ÁNGELUS

Sábado 1 de enero de 1983
Solemnidad de Santa María Madre de Dios
Día mundial de la Paz



1. "Por Cristo, con Él y en Él, / a ti, Dios Padre Omnipotente, / en la unidad del Espíritu Santo, / todo honor y toda gloria".

En el primer día del nuevo año 1983 rendimos honor y gloria a Dios Uno y Trino en nombre de toda la creación: la gloria y el honor que recibe en Cristo.

Así lo hacemos en cada una de las Misas. Así queremos hacerlo al reunirnos hoy para el "Angelus Domini", a esta hora del mediodía. El tiempo que se abre ante nosotros este año nuevo― lo queremos orientar hacia Dios, ya que Él solo es el comienzo y el término de todo.

2. Alegrémonos también, hoy, por la Maternidad divina de María. Dirijamos a Ella, como siempre, las palabras del saludo del Ángel: "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús" (cf. Lc 1, 42).

Hoy es la octava de la solemnidad de la Navidad del Señor. Precisamente en este día se "le puso por nombre Jesús, tal como le había llamado el Ángel antes de ser concebido en el seno de la madre" (Lc 2, 21).

El nombre "Jesús" significa "Dios salva" (Jeho-shua). Significa "Salvador". En este nombre el mundo es salvado. En este nombre es salvado el hombre.

En el nombre de Jesús, ¡bendita sea la Santísima Maternidad de su Madre!

María Santísima, sé nuestra Madre en la salvación.

Sé la Madre de la salvación del mundo.

3. Finalmente, en este día primero, nos dirigimos al tiempo que se abre ante nosotros, el año 1983, y decimos con la liturgia:

"El Señor te bendiga y te proteja, / ilumine su rostro sobre ti / y te conceda su favor. / El Señor se fije en ti y te conceda la paz" (Núm 6, 24-26).

Que estas nuestras ardientes oraciones y deseos sean escuchados por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo ―Único Dios― en el Santísimo Nombre de Jesús, por intercesión de Aquella cuya Maternidad divina hoy celebramos.

© Copyright 1983 - Libreria Editrice Vaticana

top