The Holy See
back up
Search
riga

VISITA PASTORAL A PARÍS Y LISIEUX

ENCUENTRO INFORMAL CON REPRESENTANTES DE LA JOC
Y OBREROS Y JÓVENES DE LA ACCIÓN CATÓLICA

PALABRAS DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II

Saint-Denis
Sábado 31 de mayo de 1980

 

Los sacerdotes obreros que trabajan con vosotros saben bien cuán importante es este momento de vuestra vida y este aspecto y finalidad de su apostolado. Habría muchos temas de que hablar; pero creo que entre todas las cuestiones, la fundamental es el hombre; el hombre con su dignidad, vocación y destino. Y por esto tenemos necesidad de Cristo, porque en este sentido El nos da respuesta total y apropiada. Puede decirse que esta respuesta supera a veces la capacidad y aptitud de las personas, pero siempre es respuesta total. Quisiera animaros a seguir adelante, a continuar poniendo a Jesucristo en el centro de la fe, de vuestro testimonio, de vuestro amor, luchas y preocupaciones. Seguid adelante teniendo siempre como punto de referencia al hombre en el pleno sentido de esta palabra; como el Hijo de Dios que vino a la tierra y se hizo hombre, uno de nosotros, para decirnos cuál es la verdadera dignidad de cada uno y hacernos captar esta dignidad. Os lo repito, ¡adelante! Y que Cristo mismo sea la luz de vuestras reuniones, reflexiones y solidaridad. Jesucristo es solidario con cada hombre, con nuestra humanidad, con cada persona humana. Procurad imitarle y seguir su ejemplo, y ser solidarios con los hombres, con vuestros hermanos y hermanas que a lo mejor no conocen a Jesús; con los que comienzan a conocerle, con los que ya lo conocen pero deben aumentar este conocimiento. Es este conocimiento precisamente, la respuesta total a la problemática de nuestra vida; nuestra vida tiene sentido gracias a esta respuesta. Adelante, adelante, y que Jesús está siempre entre vosotros, con vosotros, en medio de vosotros. Os deseo que su luz esté siempre en vuestras comunidades y familias. Os deseo que os hagáis apóstoles, pues como decía Cardjin: "Son los obreros y los jóvenes quienes deben ser apóstoles de los obreros y de los jóvenes". Esto os deseo y esto es lo que mi presencia quería testimoniar".

 

© Copyright 1980 - Libreria Editrice Vaticana

 

top