The Holy See
back up
Search
riga

VIAJE APOSTÓLICO A EXTREMO ORIENTE

ENCUENTRO DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II
CON LOS REPRESENTANTES DE LOS MEDIOS
DE COMUNICACIÓN SOCIAL EN LA SEDE DE RADIO VÉRITAS


Manila
Sábado 21 de febrero de 1981

 

Queridos amigos:

1. Me alegro mucho de saludaros aquí, en "Radio Véritas" esta importantísima estación radiofónica católica de Filipinas. Os saludo a todos muy cordial y respetuosamente, pues como corresponsales, fotógrafos y especialistas de radio y televisión, sois la centella de vida y el espíritu que anima los diferentes instrumentos modernos de comunicación.

Quisiera rogaros que seáis siempre enormemente conscientes de vuestra responsabilidad. Las imágenes que filmáis, los sonidos que grabáis y los programas que emitís, cruzan todas las barreras del tiempo y del espacio. Llegan, algunas veces de forma instantánea, hasta las más lejanas y las más diversas poblaciones del globo. Lo que la gente oye y ve en vuestras transmisiones y comentarios influye profundamente en su modo de pensar y de actuar.

Hoy, gente de todos los estilos de vida, y de modo especial los jóvenes, buscan constantemente valores y principios humanos que les ayuden a construir un mundo mejor. Los líderes, en sus distintos niveles, tienen necesidad de valores y principios para construir un orden social y económica más humano. Es necesario que estos valores y principios lleguen hasta estas personas. Los medios sociales de comunicación pueden ofrecer un gran servicio a la humanidad en este proceso. Se trata, ciertamente, de un reto y una responsabilidad muy grandes, pero puede ser una contribución verdaderamente maravillosa a la humanidad.

2. Durante estos días de mi visita, el pueblo filipino recuerda el gozo con que sus antepasados acogieron la primera proclamación del mensaje cristiano. Reflexionan sobre los ejemplos de generosidad y heroísmo que esta proclamación suscitó en ellos. Reflexionan sobre los valores cristianos que tratan de mantener como la base del progreso técnico, económico y social a que aspiran con todo derecho. En todo esto se hallan asistidos por la contribución de los medios sociales de comunicación y por vuestro generoso servicio.

Vosotros tenéis la misión de transmitir los acontecimientos de estos días al mundo. Tenéis la posibilidad de ofrecer, durante algunas horas, a un mundo atormentado por una lucha creciente, algunas imágenes gozosas de solidaridad humana, junto con palabras de ánimo e invitaciones a la esperanza.

3. Que el convencimiento de la importancia de vuestra misión os sostenga en medio de las dificultades que lleva consigo vuestro trabajo: cambios de clima, viajes intensivos, numerosas presiones, y las duras situaciones de muerte con que tenéis que encontraros. Que la alegría que lleva consigo la comunicación de lo bueno, lo verdadero y lo bello, acreciente vuestras fuerzas y recompense vuestro trabajo.

Pido a Dios Todopoderoso que os conceda a cada uno de vosotros éxito y satisfacción en vuestra importante misión, el éxito y la satisfacción que proceden de la fidelidad a la verdad y al compromiso del amor fraterno. Imploro abundancia de paz y felicidad sobre vuestras familias, de modo especial sobre aquellas que se encuentran más lejos. Que estén siempre orgullosas de vosotros y se beneficien de vuestro trabajo. ¡Que Dios os bendiga a vosotros y a vuestros seres queridos!

 

© Copyright 1981 - Libreria Editrice Vaticana

 

top