The Holy See
back up
Search
riga

PALABRAS DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II
AL FINAL DEL REZO DEL SANTO ROSARIO
EN COMUNIÓN CON LOS FIELES PRESENTES EN LA BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE
EN MÉXICO

Aula de las Bendiciones, El Vaticano
Sábado 5 de mayo de 199
0

 

Amadísimos hermanos y hermanas:

Vamos ahora a recitar el Santo Rosario en este primer sábado del mes de Mayo, dedicado especialmente a la Santísima Virgen. Con la Radio Vaticana está conectada hoy la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en México, donde numerosos fieles podrán unirse a nuestra oración mariana, precisamente en vísperas de mi segunda visita pastoral a esa amada Nación.

Pocas horas faltan para que de nuevo pueda pisar esa noble tierra, meta de mi primer viaje apostólico, y que me permitirá arrodillarme una vez más a los pies de la Virgen Guadalupana.

Esta tarde me acompaña un numeroso grupo de mexicanos, entre los cuales están los alumnos del Pontificio Colegio Mexicano y los Legionarios de Cristo. A todos invito a rezar por el pueblo de México, especialmente por los que sufren y los más necesitados, al mismo tiempo que envío desde aquí mi afectuoso saludo y abrazo en el Señor.

Pidamos a Nuestra Señora de Guadalupe que guíe siempre los pasos de este Papa Peregrino por los caminos del mundo, y que todas las comunidades eclesiales de México vivan ese nuevo encuentro con el Sucesor de Pedro, abiertas a la llamada de la nueva evangelización.

 

© Copyright 1990 -  Libreria Editrice Vaticana

 

top