The Holy See
back up
Search
riga

DISCURSO DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II
A LOS MIEMBROS DE LA FUNDACIÓN PAPAL


Martes 8 de abril de 1997

 

Eminencias;
excelencias;
queridos amigos en Cristo:

Me agrada siempre recibir a los miembros de la Fundación papal, durante su ya tradicional visita anual a Roma. Ante la tumba del apóstol Pedro, nos unimos a toda la Iglesia en el gran himno de alabanza al Padre durante esta Pascua, en acción de gracias por la resurrección de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A través de la Fundación, expresáis vuestra unión con el Sucesor de Pedro, el fundamento visible de la unidad y la paz de la Iglesia. Estáis verdaderamente cercanos a mi corazón y presentes en mis oraciones.

Este año, como preparación para el gran jubileo del año 2000, toda la Iglesia ha sido llamada a reflexionar en Cristo, el Verbo de Dios, que se hizo hombre por el poder del Espíritu Santo (cf. Tertio millennio adveniente, 40). Como cristianos, nuestras acciones deberían manifestar siempre la presencia en nuestra vida del misterio de salvación, en el que hemos sido incorporados por el bautismo. En unión de mente y corazón con el Señor, debemos esforzarnos por vivir el mismo estilo de vida de Cristo: «Todos los bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo» (Ga 3, 27). La gracia más grande que podría invocar sobre vosotros es ésta: que vuestra fe se fortalezca y vuestro amor se renueve.

La Fundación papal es una obra de fe y amor. Esto significa apoyar el ministerio del Papa y las iniciativas que la Sede apostólica desea promover en diversos lugares del mundo al servicio del Evangelio. Os agradezco vuestra generosidad y los incansables esfuerzos que habéis hecho para alcanzar cada vez más los objetivos de la Fundación.

Que María, Madre del Redentor, interceda por vosotros, por vuestras familias y por todos los que sostienen la Fundación. Como prenda de la gracia que brota de la fidelidad a Cristo y a su Iglesia, os imparto cordialmente mi bendición apostólica.

 

© Copyright 1997 - Libreria Editrice Vaticana

 

top