The Holy See
back up
Search
riga

DISCURSO DEL PAPA JUAN PABLO II
A MÁS DE VEINTE MIL NIÑOS DE ESCUELAS CATÓLICAS DE ROMA


Sábado 25 de octubre de 1997

 

Os saludo con afecto a todos vosotros, queridos alumnos, padres, profesores y responsables de la escuela católica romana, que habéis venido aquí en vísperas de vuestra cuarta jornada diocesana, que tiene como tema La escuela católica, recurso para todos, compromiso de todos. Dirijo un saludo particular al monseñor vicegerente y a las autoridades que han querido participar en esta importante manifestación.

La escuela católica representa una valiosa propuesta de cultura y formación, enraizada sólidamente en la historia y en el entramado vivo de Roma. A cuantos trabajan en ella con generosidad y entrega —profesores, padres, religiosos y religiosas— va mi más profundo agradecimiento y mi invitación a trabajar incesantemente para que esta institución brille por la seriedad y la calidad de su proyecto educativo.

Exhorto a las familias y a las parroquias a sostenerla con todos los medios a disposición, y a hacer que la misión ciudadana sea ocasión para una colaboración cada vez más intensa entre la escuela católica y la comunidad cristiana.

El hecho de que aún no se hayan reconocido sus derechos en el plano jurídico y económico la perjudica ciertamente, e impide que muchas familias la escojan para sus hijos. Por tanto, espero que se apliquen pronto dichas disposiciones y que los responsables, en todos los niveles, se interesen por este valioso servicio a la infancia y a la juventud.

Vosotros, queridos muchachos y muchachas que sois los principales protagonistas de la escuela católica y podéis contar con una educación rica en valores humanos, culturales y espirituales, poned vuestra preparación y vuestros dones al servicio del Evangelio, convirtiéndoos en misioneros de Cristo entre vuestros coetáneos.

Os agradezco vuestra presencia y os bendigo de corazón a todos.

 

© Copyright 1997 - Libreria Editrice Vaticana

 

top