The Holy See
back up
Search
riga

DISCURSO DEL SANTO PADRE
A LOS REPRESENTANTES
DEL "CENTRO CULTURAL JUAN PABLO II"
DE WASHINGTON


Martes 6 de noviembre de 2001

 

Eminencias; queridos amigos: 

Me complace recibiros en el Vaticano por primera vez desde la inauguración del nuevo Centro cultural en Washington. Agradezco al cardenal Maida sus amables palabras y su informe sobre el progreso de la misión del Centro de desarrollar el diálogo de la Iglesia con las diversas formas en las que se expresa la búsqueda humana universal de la verdad y de su significado.

Los trágicos acontecimientos que han conmovido a la comunidad internacional en los últimos dos meses nos han hecho comprender a todos, una vez más, la fragilidad de la paz y la necesidad de construir una cultura de diálogo respetuoso y de cooperación entre todos los miembros de la familia humana. Tengo confianza en que la comunidad católica en Estados Unidos seguirá sosteniendo el valor de la comprensión y del diálogo entre los seguidores de las religiones mundiales. Como sabéis, el compromiso de la Iglesia en favor de este diálogo se inspira, en definitiva, en su convicción de que el mensaje evangélico tiene la fuerza de iluminar a todas las culturas y actuar como una levadura salvífica de unidad y paz para toda la humanidad. En un mundo de creciente pluralismo cultural y religioso, este diálogo es esencial para superar los trágicos conflictos heredados del pasado y asegurar que "el nombre del único Dios tiene que ser cada vez más, como ya es de por sí, un nombre de paz y un imperativo de paz" (Novo millennio ineunte, 55).

El Centro cultural debe dar su contribución propia a esta importante realización. Una vez más aprovecho esta oportunidad para agradeceros a vosotros y a los numerosos bienhechores del Centro vuestro continuo compromiso en su misión de dar a conocer más ampliamente a la Iglesia y sus enseñanzas. Invocando sobre vosotros y vuestras familias la paz de Cristo, que supera todo conocimiento (cf. Flp 4, 7), os imparto cordialmente mi bendición apostólica.

 

top