The Holy See
back up
Search
riga

 ALOCUCIÓN DEL PAPA JUAN PABLO II
A UN GRUPO DE ALUMNOS DEL SEMINARIO MAYOR DE VIENA


Martes 3 de febrero de 2004

 

Eminentísimo señor cardenal;
estimado rector;
queridos seminaristas:
 

Con gran alegría os doy la bienvenida a todos en el palacio apostólico. En el marco de vuestra formación en el seminario, habéis venido en peregrinación a las tumbas de los Apóstoles y a la Sede del Sucesor de Pedro. Que esta visita fortalezca vuestra unión con la Iglesia universal.
"Venid y lo veréis" (Jn 1, 39). Con estas palabras, Cristo invitó a los primeros discípulos a seguirlo y a permanecer con él. El seminario es, "a su manera, una continuación, en la Iglesia, de la íntima comunidad apostólica formada en torno a Jesús" (Pastores dabo vobis, 60).

Queridos seminaristas, vuestra amistad con Cristo, el Señor de vuestra valiosa vocación, y vuestra disponibilidad a seguirlo en la comunidad jerárquica de la Iglesia, deben ser cada vez más profundas. Para ello os ayudará y os formará la vida en el seminario.

Es preciso dar cada día de nuevo una respuesta a la pregunta decisiva de Cristo:  "¿Me amas?".
El estudio y la oración, la recepción regular del sacramento de la penitencia y la participación fervorosa en el sacrificio eucarístico son medios indispensables en el camino de la santificación.

Así pues, que el Señor os conceda la gracia -ya desde ahora, y después, cuando seáis sacerdotes- de seguir su santa llamada con la entrega total de vuestra vida. Para ello os imparto de corazón, por intercesión de la Virgen María, Madre de Dios, la bendición apostólica.

 

top