The Holy See
back up
Search
riga

  CARTA DE SU SANTIDAD PABLO VI
AL DIRECTOR GENERAL DE LA UNESCO
CON OCASIÓN DE LA JORNADA DE LA ALFABETIZACIÓN
*

 

Al señor René Maheu
director general de la UNESCO

Desde hace dos años, la Jornada de la Alfabetización se celebra el 8 de setiembre. Nos es grato asociar una vez más a la misma la Iglesia Católica; razón de ello son, por una parte, las relaciones cada vez más cordiales y frecuentes que se han establecido entre ella y las organizaciones internacionales, y por otra, la importancia excepcional de la actividad que se debe desplegar en el mundo para acabar con la plaga del analfabetismo.

Hemos tenido ya algunas ocasiones para declarar cuánto apreciamos a este respecto la actuación de la UNESCO, y lo hicimos en particular en el mensaje al congreso que ella organizó en 1965 en Teherán y con mayor solemnidad en la tribuna de las Naciones Unidas en Nueva York: « Sabemos con cuánto ardor, decíamos, os dedicáis a vencer el analfabetismo y a extender la cultura por el mundo... todo ello es magnifico y merece el elogio y el apoyo de todos, incluido el nuestro. Querríamos también dar ejemplo, aún cuando la pequeñez de nuestros medios impide apreciar su alcance práctico y cuantitativo ».

Las necesidades de tantos millones de hombres que siguen, por causa de su analfabetismo, al margen del desarrollo socio-económico de mundo y de su país, víctimas de una discriminación permanente, y condenados a vivir en la ignorancia, a nadie pueden dejar indiferente. Y así tuvimos también interés en escribir en nuestra encíclica «Populorum progressio»: « El hambre de instrucción no es menos deprimente que el hambre de alimentos; un analfabeto es un espíritu subalimentado. Saber leer y escribir, adquirir una formación profesional, equivale a recobrar confianza en uno mismo y descubrir que uno puede progresar junto con los demás» (n. 35).

La presencia de un observador permanente de la Santa Sede ante vuestra organización manifestaba ya su activa preocupación en este campo, subrayada de manera más evidente aún por el hecho de la institución, cerca de la Santa Sede, de la Comisión Pontificia «Iustitia et Pax ». Para darle una mayor eficacia, hemos creado en su seno, en marzo de este año, el comité « Promoción humana ». « Al hacerse cargo de esta tarea, decíamos, el comité «Promoción humano» debe tener la preocupación de dar cuenta de esta misión humanitaria y moral de la Iglesia. Al mismo tiempo coincide con la preocupación de muchos organismos especializados de las Naciones Unidas y en particular de la UNESCO en su campaña mundial para la eliminación del analfabetismo en el curso de la próxima década » (12 marzo 1969).

Usted, señor director general, nos ha comunicado con frecuencia las numerosas iniciativas en favor de la promoción del hombre – en particular por el método de la alfabetización funcional – debidas a miembros de la Iglesia Católica esparcidos por el tercer mundo, lo mismo que en los países industrializados dentro de los grupos humanos marginales. Deseamos vivamente que la celebración de esta Jornada de la Alfabetización sea para todos una nueva ocasión de manifestar su interés activo y de intensificar sus esfuerzos, en colaboración con vuestras comisiones locales y nacionales, para la derrota del analfabetismo.

Por ello, de todo corazón imploramos sobre cuantos se entregan generosamente a esta tarea primordial de la lucha contra la ignorancia, la abundancia de las bendiciones divinas.

Del Vaticano, 1 de septiembre de 1969.

PAULUS PP. VI


*L'Osservatore Romano, edición en lengua española, n°37 p.1.

 

top