The Holy See
back up
Search
riga

 

DISCURSO DE SU SANTIDAD PABLO VI
Al SR. JOHANNES SCHWARZENBERG,
EMBAJADOR DE AUSTRIA ANTE LA SANTA SEDE*

Lunes 20 de junio de 1966

 

Señor Embajador:

Mucho nos complace poder recibir las Cartas Credenciales con las que el Señor Presidente de la República Federal de Austria lo acredita en calidad de Embajador Extraordinario y Plenipotenciario ante la Santa Sede. Reciba Ud. Nuestro cordial saludo.

Usted viene a Nos con una gran experiencia diplomática para representar a una Nación profundamente radicada en la fe cristiana y heredera de una gran tradición religiosa. Merced al buen entendimiento concordatario, existen entre su País y la Santa Sede excelentes relaciones inspiradas en la amistad y la confianza mutua. Por ello, Nos cordialmente participamos en todas las iniciativas religiosas y culturales de los católicos de su Patria, como las que tienden a difundir la caridad cristiana y la paz en el mundo y que no son ciertamente las más recientes.

Queremos asegurar a Ud. también, ilustre Señor Embajador, como lo hicimos con sus predecesores, que seguiremos con benevolencia su importante labor, otorgándole Nuestro total apoyo.

Le ruego, Señor Embajador, que quiera agradecer al Señor Presidente de la República los saludos que nos ha enviarlo y que retribuimos de corazón con sinceros votos por su bienestar personal y por su actividad en favor del pueblo. Imploramos sobre Ud., Señor Embajador, y sobre toda la Nación, que tanto amamos, la constante protección de Dios y las más copiosas bendiciones.


*ORe (Buenos Aires), año XVI, n°712, p.4.

 

top