The Holy See
back up
Search
riga

DISCURSO DEL SANTO PADRE PABLO VI
A LOS OBISPOS DE LAS PROVINCIAS ECLESIÁSTICAS
DE ZARAGOZA Y BURGOS EN VISITA «AD LIMINA»

Lunes 15 de noviembre de 1976

 

Venerables hermanos en el episcopado,

Nuestra primera palabra a vosotros, queridos Obispos de las provincias eclesiásticas de Zaragoza y Burgos, y de algunas otras diócesis que se han asociado a vosotros, quiere ser la de una cordial y fraterna bienvenida.

Estáis cumpliendo vuestra visita ad limina, y como momento central de la misma nos procuráis este encuentro gozoso de íntima comunión, que por parte nuestra quiere también significar una viva participación en vuestras inquietudes pastorales.

Sabemos bien que son muchas las dificultades que encuentra vuestra acción al servicio del Evangelio. Por eso queremos alentaros en esa tarea y aseguraros la certeza de nuestras plegarias para que tal labor sea acertada, fiel a las exigencias perennes de vuestro ministerio, sensible a las conveniencias nuevas que se plantean en cada momento de la Iglesia inspirada siempre en vuestra condición esencial de Pastores de almas.

No cabe duda de que ese ministerio resultará enriquecido, si sabéis reforzar el sentido de comunión y colaboración mutuas, pues bastantes de los problemas de vuestras respectivas zonas tienen aspectos o causas comunes. Y no poco podrá facilitar también vuestra tarea la aportación de vuestros sacerdotes, colaboradores ordinarios en vuestros desvelos pastorales.

Cuidad, por ello, con esmero primordial de los sacerdotes y de cuantos os ayudan por título singular, como los religiosos y religiosas, en vuestro cometido eclesial. Ello potenciará el esfuerzo puesto en formar rectamente la conciencia de los seglares, para que asuman con plena responsabilidad, cristiana y cívica, las funciones importantes y delicadas -sobre todo frente al futuro inmediato de vuestra Patria- que ellos tienen.

Corroboramos estos sentimientos y votos nuestros con una particular Bendición Apostólica, que de corazón extendemos a todas las almas a vosotros confiadas.

 

top