The Holy See
back up
Search
riga

PONTIFICIUM OPUS A SANCTA INFANTIA

 

LA INFANCIA MISIONERA EN LA PASTORAL
DE CONJUNTO DIOCESANA Y PARROQUIAL

1- El servicio de la Infancia Misionera y su integración en la Pastoral que se desarrolla en la Diócesis y en la parroquia, depende fundamentalmente de que ella sea viva y sirva conforme a su propia identidad: 

  • Conforme a su naturaleza eclesial, misionera y universal. 

  • Conforme a sus objetivos de: 

    • Animación, formación y comunión misionera. 

    • Promover la cooperación misionera universal entre los niños y en favor de ellos.

2- La Infancia Misionera tiene un puesto principal en la pastoral misionera con los niños porque: 

  • Tiene el cometido principal en la animación y formación misionera de ellos. (Cf. R.M. 84). 

  • Es la institución principal para promover y canalizar la cooperación misionera universal de ellos.

3- La Infancia Misionera está al servicio de la comunión misionera:

  •  Viviendo y promoviendo la comunión misionera entre los niños. 

  • Ofreciendo servicios en favor de todos los niños. 

  • Asociando miembros activos dentro de ella. 

  • Promoviendo la cooperación misionera de todos los niños a la evangelización universal, especialmente de los niños más necesitados del mundo.

4- La Infancia misionera tiene su organización propia en la comunidad local, pero siempre con proyección universal.

5- Esta Obra se integra en la pastoral de conjunto diocesana y parroquial:

  • En sus estructuras y organismos:

    • Integrando sus programas y servicios dentro del Plan diocesano y parroquial de pastoral.

    • Participando en el Consejo pastoral diocesano y parroquial.

  • Con los responsables de pastoral:

    •  Los servidores de la Infancia Misionera viven en especial amistad, obediencia    y colaboración.

  • Se integra en el proceso pastoral diocesano y parroquial aportando los servicios que le corresponden conforme a los objetivos específicos que ella tiene. De manera especial, se integra con la catequesis diocesana y parroquial, con la educación escolar, con las actividades de pastoral misionera y con los demás servicios pastorales relativos a los niños.

6- La Infancia Misionera está al servicio de los niños, de sus grupos y movimientos, de sus educadores y de las instituciones que están a su servicio. Ante ellos, la Infancia Misionera es fermento misionero, servidora de la pastoral misionera.

7- En bien de los niños, de la Iglesia particular y de cada parroquia, hemos de fortalecer y consolidar los servicios y los grupos de la Infancia Misionera. Así, tendremos cada día más niños misioneros y mayor cooperación misionera a la evangelización universal.

 

top