The Holy See
back up
Search
riga

RETROSPECTIVA: EL SEMINARIO “ BIGARD MEMORIAL”

Hasta hace todavía 75 años no había ningún sacerdote nativo en esta zona de Nigeria Meridional. En 1922, los Misioneros del Espiritanos comprometidos en la Evangelización de esta extensa área, con la colaboración del Vicario Apostólico de aquel período , el Obispo Joseph Shamahan C.S.Sp., abrieron este Seminario. El grupo pionero, que incluía 6 estudiantes, encontró muchas dificultades. Desde Onitsha fue trasladado a un lugar más favorable, a Igbaran, donde fue oficialmente instituido con el nombre de Seminario “ San Pablo”, el 29 de Julio de 1924.

Más tarde , la Congregación para la Evangelización de los Pueblos decidió construir un Seminario Regional para Nigeria Occidental y Oriental. En 1948, se pusieron los cimientos en la localidad definitiva de Enugu. El 4 de marzo de 1951, el Seminario “ San Pablo” fue inaugurado y denominado Seminario “ Bigard Memorial” en honor de las dos mujeres francesas, Estefanía y Juana, fundadoras de la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, que concedió los fondos necesarios para construir el Seminario. Actualmente hay 16 edificios principales en el campus de Enugu.

El 12 de mayo de 1970, la gestión del Seminario “ Bigard Memorial” pasó de la Congregación del Espíritu Santo a una administración local, compuesta de 7 profesores que habían sido estudiantes del mismo seminario. Para resolver el problema de la masificación , se abrió un nuevo campus a Ikot Ekpene en 1976. Comenzado como filosófico, después se hizo autónomo y se transformó en un seminario mayor completo con el nombre de “ San José”. Un “ segundogénito” nació en 1985. La Arquidiócesis de Owerri abrió el Seminario “ Seat of Wisdom”, siempre para resolver el problema de la masificación de Enugu. En 1997, el creciente número de inscripciones al campus principal ha inducido a afrontar de nuevo el estado de la situación y el resultado ha sido la apertura de un nuevo campus a Awka. Este filosofado, ahora conocido como Seminario “Juan Pablo II” hace de cantera del “Bigard Memorial”. La última afiliación tuvo lugar el año pasado en la Arquidiódesis de Onitsha. Con el nombre de Seminario “ Beato Tansi”, esta institución tiene la función de casa de formación para los estudiantes de Teología.

En su ajetreada historia, de más de 75 años hasta hoy, el Seminario “ Bigard Memorial” ha formado 3.936 sacerdotes. De entre ellos 3 cardenales, 6 arzobispos y 19 Obispos que sirven la Iglesia no sólo en Nigeria sino también en Sierra Leona, Camerún, y Liberia. Entre sus alumnos resalta la figura del Beato Michael Tansi que ha sido beatificado por el Papa Juan Pablo II en el curso de su última visita en Nigeria. La Obra Pontificia San Pedro Apóstol está orgullosa de estar asociada desde hace tantos años a la ilustre historia de esta institución.

La historia de un éxito: el abastecimiento de agua al “ Bigard Memorial”

En Africa se puede decir con pleno derecho que “ el agua es vida”. En los últimos años el Seminario “Bigard Memorial” ha experimentado el peso creciente de la masificación del seminario. Además de proveer a la manutención extraordinaria de las viejas infraestructuras, el Seminario debe afrontar otro grave problema: la falta de agua.

{short description of image}

Estas fotografías muestran la presa costruida para el suministro de agua al Seminario "bigard Memorial". El agua recogida bombeada hasta la estación purificadora y abastecer así a 914 seminaristas. El Secretario -GGeneral de la POSPA, Mons. Gálvez ha sido fotografiado junto al Rector, P. Valerian Okele y el Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en Nigeria, Mons. H.Adigwe, durante su visita del pasado mes de Noviembre 1999.

{short description of image}

Fueron tomadas en consideración distintas propuestas, hasta incluso que cada uno de los 700 seminaristas tuviera un cubo con el que ir a recoger personalmente el agua. Se descubrieron las fuentes de agua y finalmente se llegó a una solución. A menos de 1 kilómetro del seminario se encuentra un manantial y comenzó entonces la ingeniosa construcción de una presa. Gracias a este dique ha sido posible construir una estación para poder bombear el agua hasta la estación purificadora. Ahora este sistema es utilizado como fuente afidable de agua potable para todo el campus. La Obra Pontificia de San Pedro Apóstol está orgullosa de haber podido contribuir a este proyecto. De este modo, un grave problema de falta de agua se ha resuelto tempestivamente.

 

top