The Holy See
back up
Search
riga

INTRODUCCIÓN AL SIMPOSIO TEOLÓGICO
DEL CONGRESO INTERNACIONAL EUCARÍSTICO

 

I. El simposio

1. Punto de Partida

El punto de partida del Simposio teológico del Congreso eucarístico internacional deberá ser la fe viva del pueblo de Dios sobre la Eucaristía, tal como se vive hoy en la Iglesia católica. La Eucaristía como memorial de la muerte y resurrección del Señor es la llamada que hoy constituye la Iglesia. En el Congreso eucarístico y en especial en el Simposio, tenemos como objetivo profundizar la llamada y aportar mayores elementos para escucharla con mayor atención y actualidad. Así se hace crecer la Iglesia, se extiende el Reino de Dios y se crece en el ser de hijos adoptivos de Dios, ya que somos palabras de Dios en la Palabra que es el Verbo Encarnado.

2. Teología, Carisma y esfuerzo

Comenzamos nuestro Simposio de este punto de partida, constatando la fe eucarística del pueblo de Dios, comprobando como viven los fieles hoy el misterio eucarístico en todo el mundo, para mejorar su vivencia. Entendemos la teología como un don del Espíritu, como un carisma que nos otorga para renovar, ampliar y unificar la Iglesia. Es cierto que la teología a la vez que don es fruto de un esfuerzo humano, pero se distingue de las ciencias de las religiones en cuanto que se trata de un trabajo que podemos llamar “teándrico”. Tanto Dios como el hombre se empeñan en hacer la auténtica teología. Dios nos concede el don de la fe. Sin la fe viva es imposible hacer teología. La auténtica teología comienza en la adoración y alabanza del Señor. Algunos de los elementos iniciales que comprende este carisma teológico son la vivencia de la fe, el sentido de la fe del pueblo de Dios, y especialmente los dones del Espíritu Santo de la sabiduría, la ciencia y la inteligencia. Estos dones son una especie de capacidad que Dios otorga al teólogo para que de alguna manera pueda entrar también con su esfuerzo en el misterio. Si intentamos hacer teología del misterio eucarístico, debemos partir de la vivencia de la fe en dicho misterio por parte del pueblo de Dios. Esta vivencia la podemos encontrar en muchas y diversas expresiones, pero de una manera especial en el culto eucarístico. El sentido de la fe del pueblo de Dios se coloca más bien en la esfera gnoseológica y se trata de una especie de congenialidad interna recibida del Espíritu Santo, que se establece entre el creyente y el objeto de la fe, que da una vivencia de totalidad de la misma fe que la hace reconocer como tal y la presenta como una vivencia de totalidad que de una manera espontánea funda el conocimiento racional, y con la cual se discierne casi intuitivamente el objeto de la Fe. El teólogo comienza su doble labor: analítica y sintética, pertrechado con estos dones gratuitos: saber cuál es el contenido de la Revelación y profundizarlo [1]. Esto no impide sino favorece que el mismo Señor frecuentemente ayude al teólogo con el conocimiento místico gratuito.

3. Objetivo del Simposio

En consecuencia, el objetivo de nuestro Simposio teológico sobre la Eucaristía es profundizar en la Palabra revelada eucarística para renovarnos, para encontrar nuevos elementos, quizá hasta ahora ocultos, y llegar a una mayor unidad personal y eclesial. Nuestra meta es escuchar la Palabra eucarística che hace la Iglesia, y mediante el Memorial, crecer hacia la estatura del Hijo de Dios.

Nos proponemos incrementar el Dogma eucarístico. Evidentemente no se trata de un aumento objetivo, sino subjetivo; en cuanto a su comprensión por el esfuerzo teológico. Nuestro guía es el antiguo maestro Vicente de Lerins que sabiamente nos ha dicho: “Crescat igitur oportet et multum vehementerque proficiat tam singulorum quam omnium, tam unius hominis quam totius ecclesiae, aetatum et saeculorum gradibus, intelligentia, scientia, sapientia, sed in suo dumtaxat genere, in eodem scilicet dogmate, eodem sensu eademque sententia”[2].

4. El Magisterio

En este contexto colocamos nuestro Simposio. Es obvio que como parte central y fuente tendrá lugar la celebración eucarística. Nuestro trabajo de estudio lo iniciamos con una exposición del Magisterio de la Iglesia sobre la Eucaristía en la reciente Encíclica “Ecclesia de Eucaristía”. Se trata de hacer teología católica en la cual nos guiamos como por una norma próxima, por el Magisterio de la Iglesia. Los temas son en especial los seis capítulos de la Encíclica, en la que con relación a la Eucaristía se presentan los puntos: Fe, Construcción eclesial, Apostolicidad, Comunión, Decoro y María.

5. Los Exponentes

El Cardenal Marc Ouellet, (p.s.s.) expondrá una visión de conjunto de la Encíclica. Ya entrando en el trabajo teológico, un primer paso lo daremos cuando pastores de los cinco Continentes nos expongan la vivencia de la fe eucarística por el pueblo de Dios en las diversas latitudes. Así, por África nos hablará el Cardenal Peter Kowo Appiah Turkson; por América, el Cardenal Bernard Law; por Europa, el Cardenal Carlos Amigo Vallejo; por Oceanía, el Cardenal George Pell; y por Asia, S.E.R. Mons. Carmelo D.F. Morelos.

Para crecer teológicamente en el Memorial, siguiendo los seis capítulos de la mencionada Encíclica le pedimos al Cardenal Angelo Scola que presente el tema “Eucaristía, Misterio de Fe”; al Rev. P. J. Jesús Castellano, (o.c.d.), el tema “La Eucaristía que edifica la Iglesia”; a S.E.R. Gerhard Ludwig Mühler, “La apostolicidad de la Eucaristía y la Iglesia”; al Cardenal Walter Kasper, “La Eucaristía y la comunión eclesial”; a S.E.R. Mons. Víctor Sánchez, “El decoro de la celebración eucarística”; y al Rev. Stefano De Fiores (s.m.m.) el tema “En la escuela de María, mujer eucarística”.

6. La originalidad

Nuestro Simposio es un simposio activo que pretende no venir a escuchar ponencias repetitivas de temas trillados, sino que tiene como objetivo hacer verdaderamente teología sobre la Eucaristía. Por esto hemos pedido a cada conferencista que presente sintéticamente dos puntos que expresen la originalidad de su pensamiento y que sirvan así para el intercambio en el Simposio, que verdaderamente garanticen un auténtico progreso teológico.

Al final de esta introducción indicamos los aspectos que los conferencistas resaltan en sus aportes y los dos puntos sobre los que la organización del Simposio ha juzgado conveniente que se pudiera guiar el intercambio de los peritos en cada uno de los debates posteriores a las Conferencias.

7. Los invitados

Hemos invitado a profesores de Teología de todo el mundo. A cada hora de exposición seguirá una hora de intercambio y reflexión entre profesores y peritos sobre los dos puntos presentados en cada conferencia. Como hemos dado a conocer estos puntos de antemano, les sugerimos a los profesores y peritos que estén en capacidad de hacerlo, que hagan sus aportes por escrito, con la extensión que lo deseen, aunque es evidente que su intervención oral en el debate será muy breve, como lo expresaré al hablar del procedimiento práctico de nuestro Simposio. Los aportes recibidos serán tomados en cuenta de la mejor manera posible.

8. Aplicación del Intercambio

Nuestras conclusiones podrán ser de mucha utilidad, tanto para una ulterior catequesis del pueblo de Dios, como para una mayor iluminación de nuestros pastores, ya que las pondremos a disposición de nuestros hermanos obispos que participarán en el próximo Sínodo sobre la Eucaristía.

II. El Método

Como anotación general indicamos que en el método se debe proceder con todo rigor, pues de lo contrario no se logra el fin que se pretende. Por tanto, sírvanse aceptar nuestras excusas por su aplicación exacta.

1. Las intervenciones

Como decíamos anteriormente, el Simposio procederá prácticamente basándose en exposiciones e intercambios. Después de las exposiciones de las ponencias de estudio seguirá una hora de intercambio. Las intervenciones versarán sobre los dos puntos que cada conferencista ha señalado como la originalidad de su exposición. Son en total 7 horas de exposición de las ponencias de estudio y 7 horas de intercambio. Al final tendremos un panel conclusivo también de una hora.

2. El tiempo

Deberemos ceñirnos rigurosamente al tiempo disponible para poder sacar la mayor ventaja de nuestro estudio. Me refiero tanto a los exponentes, como a los intercambios. Para los exponentes pienso que el tiempo es más que suficiente, pues disponen de toda una hora para su tema. El tiempo del intercambio es el más problemático. Repetimos que los profesores y peritos que intervendrán podrán presentar sus aportaciones del tamaño que deseen pero por escrito, oralmente debemos atenernos al tiempo a disposición. El tiempo de intervenciones será sólo de cincuenta minutos para dejar diez minutos para comentario del ponente sobre los aportes recibidos y diez para la dirección del debate. Este límite nos obliga por una parte a disponer sólo de breve tiempo para los aportes orales, sólo cuatro minutos. Esto nos dará la oportunidad de que intervengan 10 personas en cada debate.

3. Petición de la Palabra

Para lograr esta amplitud de participación vamos a solicitarles a quienes deseen intervenir que pidan la palabra anotándose para ello en la Secretaría del Simposio, en donde se aceptarán para ser pronunciadas las primeras 10 intervenciones que se anoten. Por escrito se aceptan todas las intervenciones que se deseen. La Secretaría del simposio proveerá a su adecuada difusión.

4. Procedimiento de orden

Los participantes tomarán la palabra en el orden que disponga la Secretaría y que se aplicará por el coordinador. Es lógico que se tendrá que proceder muy rigurosamente con el tiempo, de manera que pasados los tres minutos concedidos, necesariamente el orador tendrá que ceder la palabra al siguiente. En la coordinación se tendrá que actuar matemáticamente. De lo contrario se molestan los derechos de hablar de los oradores subsecuentes. Como ya se había indicado antes, el orador puede presentar por escrito su intervención de la manera más amplia que prefiera

5. Los Secretarios

Cada uno de los conferencistas que exponen los temas sujetos a debate, hará el favor de ser el secretario de la sesión en la que se pone a discusión su tema. Y anotará lo que le parezca más importante para el progreso de sus propuestas.

6. El Panel final

De hecho, al final del simposio se tendrá una mesa redonda donde a cada uno de los siete expositores de estos temas, se le concederán 8 minutos para que exponga una brevísima síntesis de la discusión habida. Así al final tendremos el resultado de todo el Simposio de manera que todos podamos concluir con algo concreto en el progreso teológico del tema de la Eucaristía, que es precisamente el objetivo de nuestro Simposio.

Guadalajara Jal, 6 de octubre de 2004.

Cardenal  Javier Cardenal Lozano Barragán
Presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud

 


SIMPOSIO SOBRE LA EUCARISTÍA.

6-8 OCTUBRE 2004

 

Texto Base: Ecclesia de Eucharistia

Presidentes:
S.E.R. Señor Cardenal Juan SANDOVAL ÍÑIGUEZ , Arzobispo de Guadalajara;

S.E.R. Señor Cardenal Jozef TOMKO, Presidente del Comité Pontificio para la celebración de los Congresos eucarísticos internacionales y Legado Pontificio para el 48° Congreso Eucarístico Internacional.

Moderador General :
S.E.R. Señor Cardenal Javier LOZANO BARRAGÁN, Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud y Miembro del Comité Pontificio.

Miércoles 6 de Octubre

9:00 CONCELEBRACIÓN EUCARÍSTICA

Preside: S.E.R. Señor Cardenal Norberto Rivera CARRERA, Arzobispo de México. (México).

10:00 Introducción al Simposio. Cardenal Javier Lozano Barragán.

10:30 Conferencia Magistral: VISIÓN DE CONJUNTO DE LA ENCÍCLICA “ECCLESIA DE EUCHARISTIA”: S.E.R. Cardenal Marc OUELLET, P.S.S., Arzobispo de Quebec, Canadá

11:15 Pausa.

11:30 Aportes sobre “La vivencia de la fe eucarística en los cinco continentes:

ÁFRICA: S.E.R. Cardenal Peter KODWO APPIAH TURKSON, Arzobispo de Cape Coast (Ghana)

AMÉRICA: S.E.R. Cardenal Bernard Francis LAW, Arcipreste de Santa María la Mayor, Roma.

ASIA: S.E.R. Mons. Carmelo D.F. MORELOS, Arzobispo de Zamboanga City (Filippine)

EUROPA: S.E.R. Cardenal Carlos AMIGO VALLEJO, O.F.M., Arzobispo de Sevilla (España)

OCEANÍA: S.E.R. Cardenal George PELL, Arzobispo de Sydney (Australia)

12:45 LA EUCARISTÍA EDIFICA LA IGLESIA
Rev.do Padre Jesús CASTELLANO, OCD, Vicepresidente del Pontificio Instituto de Espiritualidad “Teresianum” en Roma

13:45 Pausa

16:30 Intercambio con los peritos sobre: LA VISIÓN DE CONJUNTO SOBRE LA ENCÍCLICA “ECCLESIA DE EUCARISTÍA”.

17:30 Pausa

18:00 Intercambio con los peritos sobre: LA EUCARISTÍA EDIFICA LA IGLESIA.

19.00 Fin de la Jornada.

Jueves 7 de Octubre.

09:00 CONCELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
Preside: S.E.R. Cardenal Andrys Juozas BAČKIS, Arzobispo de Vilnius, Lituania

10:00 EUCARISTÍA, “MISTERIO DE LA FE”
S.E.R. Cardenal Angelo SCOLA, Patriarca de Venecia, Italia)

11:00 Intervalo

11:30 LA APOSTOLICIDAD DE LA EUCARISTÍA Y DE LA IGLESIA:
S.E.R. Mons. Gerhard Ludwig MÜLLER, Obispo de Regensburg (Alemania)

12:30 LA EUCARISTÍA Y LA COMUNIÓN ECLESIAL: S.E.R. Cardenal Walter KASPER Presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Unidad de los Cristianos.

13:30 Pausa

16:30 Intercambio con los peritos sobre: EUCARISTÍA “MISTERIO DE LA FE” Y LA APOSTOLICIDAD DE LA EUCARISTÍA Y DE LA IGLESIA

17:30 Pausa

18:00 Intercambio con los peritos sobre: LA EUCARISTÍA Y LA COMUNIÓN ECLESIAL

19:00 Fin de la Jornada

Viernes 8 de Octubre

09:00 CONCELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
Preside: S.E.R. CardenalAngelo SCOLA, Patriarca de Venecia (Italia)

10:00 EL DECORO DE LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA
S.E.R. Mons. Víctor SÁNCHEZ, Obispo auxiliar de México (México)

11:00 Pausa

11:30 EN LA ESCUELA DE MARÍA, MUJER EUCARÍSTICA
Rev.do Padre Stefano De FIORES, SMM, Profesor de la Pontificia Universidad Gregoriana (Italia)

12:30 Intercambio con los peritos sobre : EL DECORO DE LA CELEBRACIÓN EUCARÍSTICA

13:30 Pausa

16:30 Intercambio sobre : EN LA ESCUELA DE MARÍA, MUJER EUCARÍSTICA.

17:30 Pausa

18:00 CONCLUSIONES. Mesa redonda.

19:00 Fin del Simposio.

Puntos para el debate:

I. Visión de Conjunto.

1. El tema central de la Encíclica.

2. Puntos originales desarrollados en la Encíclica.

II. Edificación.

1. Estructura sacramental jerárquica de la Eucaristía.

2. La Eucaristía como fundamento teológico sacramental de la Pastoral y de la Espiritualidad de Comunión.

III. Fe.

1. Convergencia de la libertad de Dios con la libertad del hombre en el Misterio eucarístico.

2. La Eucaristía acto por excelencia de la Tradición como Misterio de Fe.

IV. Apostolicidad.

1. La Eucaristía como lazo de identidad de la Iglesia a través de su mediación histórica de la Revelación, en su enseñanza, vida sacramental y constitución social a través de los tiempos. Se trata de la identidad permanente de la Iglesia a través de la historia con la Iglesia apostólica, esto es, con la Iglesia de los doce, antes y después de la Resurrección, y con los misioneros de la Iglesia primitiva.

2. La misión salvífica de Cristo Cabeza se señala especialmente en la Eucaristía por la que la Iglesia es mediadora de Jesús glorificado por el Padre como Señor; su mediación tiene como objeto que Él se una inmediatamente con todo creyente.

V. Comunión.

1. La Eucaristía, “signo de unidad y vínculo de amor” hace la Iglesia realizando la unidad de la humanidad y de todo lo creado por la fuerza e imagen de la unidad trinitaria, a través del sacrificio de la cruz.

2. La Eucaristía como don del Espíritu Santo forja la unidad de los cristianos, recorriendo el camino penoso de la cruz de Cristo en pos de la Verdad Amorosa del Señor, como signo escatológico de la unidad de todo el género humano.

VI. Decoro.

1. La belleza eucarística, fuente de la espiritualidad eclesial.

2. La belleza eucarística, fuente de la pastoral eclesial.

VII. María.

1. María, “mujer eucarística”, centrada en Cristo, Verbo Encarnado, muerto y resucitado, tipo antropológico de la Iglesia y clave hermenéutica para comprender su vida.

2. La Eucaristía como Comunión de los Santos, partiendo de la presencia en ella de María con los dotes de su cuerpo pneumático y glorioso, de quien tomó verdadero cuerpo el Señor, allí corporalmente presente.



[1] Cfr Seckler M., Glaubenssin. LTK (4) 945-947.

[2] S. Vincentius Lirinensis, Commonitorium, 434 ML. 50, 639-675. RJ 2174"Sed forsitan dicit aliquis: "Nullusne ergo in ecclesia Christi profectus habebitur religionis?". Habeatur plane, et maximus, Nam quis ille tam invidus hominibus, tam exosus Deo, qui iste prohibere conetur?. Sed ita tamen ut vere profectus sit ille fidei, non permutatio. Si quidem ad profectum pertinet, ut in semetipsum unaquaeque res amplificetur; ad permutationem vero, ut aliquid ex alio in aliud transvertatur. Crescat igitur oportet et multum vehementerque proficiat tam singulorum quam omnium, tam unius hominis quam totius ecclesiae, aetatum et saeculorum gradibus, intelligentia, scientia, sapientia, sed in suo dumtaxat genere, in eodem scilicet dogmate, eodem sensu eademque sententia"

Riguardo all’evoluzione dei dogmi, sinteticamente ricordiamo i principali punti:

Progressus dogmaticus: Profectus in dogmate per successiva incrementa. Dogma: veritas revelata et ab Ecclesia omnibus ad credendam propositam. Continet ergo tria elementa: Veritas revelata, Propositio Magisterialis, Fideles qui credunt. Profectus objectivus fuit usque ad mortem ultimi apostoli. Profectus subectivus datur ex duplice elemento: 1. Propositio magisterialis. 2. Intelligentiamembrorum Ecclesiae. 1. PROPOSITIO MAGISTERIALIS: a) declaratio Revelationis alicuius veritatis. b) declaratio sensus alicuius textus Sacrae Scripturae. c) veritasrevelata iam cognitam, aptioribus formulis exprimitur. INTELLIGENTIA MEMBRORUM ECCLESIAE: a) ex analysi, comparatione et synthesi veritatumrevelatarum inter se, vel cum veritatibus naturaliter certis. b) exdeductione veritatum cum revelatisstricteconnexarum,conclussiones theologicae. c) ex oppositione ad errores veritatibus revelatis contrarios. Causae progressus: 1. Magisterium Ecclesiae authenticum et infallibile. 2. Scientia theologorum. (Cf. J. Salaverri, De Ecclesia Christi, BAC 1952, pp. 735-738)

top