The Holy See
back up
Search
riga


CATACUMBAS DE ROMA

CATACUMBAS DEL LACIO

CATACUMBAS DE CAMPANIA

CATACUMBAS DE SICILIA

CATACUMBAS DE TOSCANA

CATACUMBAS DE UMBRÍA

CATACUMBAS DE LOS ABRUZOS

CATACUMBAS DE CERDEÑA

CATACUMBAS CERRADAS AL PÚBLICO


Catacumbas de Roma abiertas al público

INFORMACIONES PARA LAS VISITAS*

Apertura: 9.00 – 12.00; 14,00 – 17.00 (17.30 hora legal)

Entrada: precio lleno € 8,00 - reducido € 5,00

El billete da el derecho a la visita con guía.

El precio reducido se aplica a los grupos escolares que estén provistos de una carta de presentación del director del Instituto de procedencia, así como a los grupos de instrucción catequética y de preparación a los sacramentos; igualmente, a los menores de 15 años de edad y a los militares en uniforme o con tarjeta de identificación.

Para celebrar la Santa Misa en las catacumbas, dirigirse directamente a los Directores de las respectivas catacumbas.

 

* Valen para las catacumbas de S. Calixto, S. Sebastián, Domitila, Priscila, Sta. Inés.

Esta última, sin embargo, tiene un horario ligeramente distinto a las demás (véase más adelante).

 


CATACUMBAS DE S. CALIXTO

Via Appia Antica, 110 - 00179 ROMA

Tel. +39.06.51.30.151 / 06.51.30.15.80; Fax +39.06.51.30.15.67

scallisto@catacombe.roma.it

www.catacombe.roma.it

Director: Don Alojzij Dobravec, SDB

Descanso semanal: el miércoles

Cerradas en febrero

Autobús ATAC 118; 218

 

El conjunto de S. Calixto, situado entre la segunda y la tercera milla de la vía Appia antigua, está constituido por zonas de cementerios en la superficie con hipogeos que se remontan ya a fines del siglo II, en un principio independientes entre sí y luego unidos para formar una única red muy extensa y comunitaria de catacumbas. El conjunto debe su nombre al Papa mártir S. Calixto (217-222), a quien, antes de ser elegido papa, el Papa Ceferino (199-217) encomendó la administración de este cementerio considerado por excelencia como el de la Iglesia romana y lugar de sepultura de numerosos pontífices y mártires. De las muchas estructuras que ocupaban la superficie, permanecen visibles sólo dos edificios funerarios absidales: la tricora oriental y la occidental. En esta última estaban probablemente las sepulturas del Papa Ceferino y del mártir Tarcisio.

Una de las zonas más antiguas e importantes de la catacumba es la de los Papas y de Sta. Cecilia; en una galería de esta misma zona se abren los cubículos denominados “de los Sacramentos” (primeros decenios del siglo III), donde se conservan las pinturas más antiguas de las catacumbas. En una cripta de esta zona fueron sepultados casi todos los pontífices del siglo III: Ponciano, Antero, Fabián, Lucio, Esteban, Sixto II, Dionisio, Félix y Eutiquiano. Junto a la cripta de los Papas está la de Sta. Cecilia, a la que se le rindió culto sobre todo en el período del alto medievo. Otras zonas importantes de catacumbas son la del Papa S. Cornelio (251-253), quien murió exiliado en Civitavecchia; la del Papa S. Milcíades (311-314), la de los papas SS. Cayo (283-296) y Eusebio (309) y la llamada “liberiana”, por las muchas inscripciones de la época del Papa S. Liberio (352-3 66).

 


CATACUMBAS DE S. SEBASTIÁN

Via Appia Antica, 136 - 00179 ROMA

Tel. +39.06.78.50.350; Fax+39. 06.78.43.745

info@catacombe.org

www.catacombe.org 

Director: Hno. Stefano Tamburo, OFM

Descanso semanal: el domingo

Cerradas desde mediados de noviembre hasta mediados de diciembre

Autobús ATAC 118; 218; 660

 

 

Con el transcurso del tiempo, se utilizó el nombre de S. Sebastián, uno de los mártires sepultados aquí, para denominar el cementerio que, en un principio, era llamado ad catacumbas, a saber, “cerca de la hondonada”, debido a las canteras de puzolana de ese lugar. El topónimo “catacumba” se fue ampliando hasta indicar los cementerios subterráneos cristianos. El conjunto se conocía también como memoria Apostolorum, porque allí se veneraban los Apóstoles S. Pedro y S. Pablo. Desde el siglo I, este lugar fue explotado intensamente y edificado. Las galerías para extraer la puzolana fueron reutilizadas para colocar sepulturas en forma de nichos, tanto paganas como cristianas; fueron construidos varios columbarios y por lo menos dos edificios residenciales (la “villa grande” y la “villa pequeña”) con interesantes decoraciones pictóricas en las paredes. Hacia mediados del siglo II, la zona de las canteras fue rellenada para erigir tres mausoleos (de Clodius Hermes, de los Innocentiores y del Hacha) donde fueron sepultados en la primera mitad del siglo III algunos cristianos. Otra obra de relleno de la zona determinó la superficie donde se construyó la “triclia”: un pórtico limitado por una pared, en la que se han descifrado centenares de grafitos con invocaciones a Pedro y a Pablo, que se veneraban aquí, hacia el año 250, debido a la imposibilidad de llegar hasta sus tumbas en el Vaticano y en el Ostiense. En este mismo lugar el Emperador Constantino (306-337) hizo levantar una grandiosa basílica cruciforme. Ya desde el siglo III estaba la catacumba con las tumbas de los mártires Sebastián y Eutiquiano. Durante toda la Edad Media, el conjunto de S. Sebastián se mantuvo vivo y concurrido. En el siglo XVII, el Cardenal Scipione Borghese mandó construir la actual basílica de S. Sebastián, situada en la nave central de la basílica constantiniana.

 


CATACUMBAS DE DOMITILA

Via delle Sette Chiese, 282 - 00147 ROMA

Tel. +39.06.51.103.42 / 06.51.33.956; Fax +39.06.51.35.461

info@domitilla.info

www.catacombe.domitilla.it

Director: Fr. Uwe Heisterhoff, SVD 

Descanso semanal: el martes

Cerradas desde mediados de diciembre hasta mediados de enero

Autobús  ATAC 714

 

Se extienden a lo largo de la vía Ardeatina, en las tierras pertenecientes a la noble Flavia Domitila, sobrina de Flavio Clemente, cónsul del año 95 que estaba casado con una sobrina del Emperador Domiciano (81-96) que se llamaba también Flavia Domitila. Esta parte de la gens Flavia simpatizaba quizás con la religión cristiana, porque sabemos, por los historiadores de ese tiempo, que Domiciano condenó a muerte por motivos religiosos a Flavio Clemente y al exilio en las islas pontinas a su esposa y su sobrina. Antes del exilio, la sobrina del cónsul puso a la disposición de la comunidad cristiana sus propiedades en la Ardeatina, donde luego surgiría el mayor cementerio subterráneo cristiano de Roma.

Los mártires más importantes del cementerio son Nereo y Aquileo, dos soldados víctimas probablemente de la persecución de Diocleciano (304), enterrados en la basílica, un aula majestuosa absidal de tiempos del Papa Siricio (384-399), precedida por un nártex y dividida en tres naves por columnas con capiteles recuperados. Otro núcleo muy antiguo es el hipogeo de los Flavios, que surge en el siglo II como hipogeo privado pagano y luego, en el siglo III, es lugar de sepulturas cristianas decoradas con escenas tomadas de la Sagrada Escritura. Completan la visita el cubículo de Veneranda, el arcosolio de los Apóstoles Pequeños y el cubículo del sepulturero Diógenes.

 


CATACUMBAS DE PRISCILA

Via Salaria, 430 - 00199 ROMA

Tel. +39.06.86.20.62.72 / 06.86.38.46.72;                            Fax +39.06.86.39.81.34; info@catacombedipriscilla.com

www.catacombedipriscilla.com

Director: P. Joao Miguel Mendes Rodrigues

Descanso semanal: el lunes

Cerradas desde mediados de julio hasta mediados de agosto 

Autobús  ATAC 86; 92; 310

 

La noble Priscila debio de ser la fundadora del cementerio, o la que donó la tierra donde éste surgió. Priscila, lo atestigua una inscripción en la catacumba, estaba emparentada con la noble gens Acilia. Sabemos, por los historiadores de ese tiempo, que Acilio Glabrione, cónsul del año 91, fue condenado a muerte por Domiciano, probablemente por ser seguidor de Cristo. Entre los mártires sepultados en las catacumbas de Priscila están los hermanos Félix y Felipe, que fueron martirizados probablemente bajo Diocleciano, junto a su madre Sta. Felícita y a sus otros cinco hermanos: Alejandro, Marcial, Vital, Silano y Genaro. Varios papas fueron enterrados también allí: Marcelino (296-304), Marcelo (308-309), Silvestre (314-335), Liberio (352-366), Siricio (384-399), Celestino (422-432) y Vigilio (537-555).

En el plano superior se encuentran los núcleos más importantes de la catacumba. El cubículo de la Velada está decorado con pinturas de la segunda mitad del siglo III y representan el matrimonio, la maternidad y la muerte de la difunta del cubículo. El fresco de la Virgen y el Niño con el profeta Balaam (según la identificación que prevalece) que indica una estrella es la imagen más antigua de la Madre de Dios que existe en el Occidente (230-240). La zona del arenario central es una antigua galería de puzolana, reutilizada para colocar nichos pobres cerrados con ladrillos y pinturas sencillas. El criptopórtico con la Capilla Griega es un amplio ambiente subterráneo construido como noble necrópolis familiar, luego comunicado con la catacumba. La Capilla Griega debe su importancia a los ciclos pictóricos muy antiguos que la decoran (segunda mitad del siglo III). En el hipogeo de los Acilios, originariamente un aljibe, fueron halladas y expuestas las inscripciones de la gens Acilia. En la Villa Ada se encuentra la basílica mandada construir por el Papa S. Silvestre,  que corresponde a la tumba de Félix y Felipe.

 


CATACUMBAS DE STA. INÉS 

Via Nomentana, 349 - 00162 ROMA

Tel. e  Fax  +39.06.86.10.840

santagnese@santagnese.net

www.santagnese.net

Responsable: Don Edoardo Parisotto

Apertura: 9.00 -12.00 / 16.00 - 18.00

Descanso semanal: la mañana del domingo y festivos

Cerradas en noviembre

Autobús  ATAC 90; 60; 36

 

La célebre y muy joven mártir romana Inés fue enterrada en esta catacumba, al lado de la vía Nomentana, donde probablemente ya existía un hipogeo de propiedad de su familia. De Inés sabemos que murió a los 12 años y sufrió un suplicio tremendo: según el Papa Dámaso, el fuego; según S. Ambrosio y Prudencio, la decapitación; según otros, le cortaron las venas del cuello. De hecho, el culto de Inés se propagó con gran fuerza inmediatamente después de su martirio. Su tumba era visitada por peregrinos romanos y extranjeros. Era muy venerada también por la familia del Emperador Constantino: la hija de éste, Constantina (transformada por las piadosas leyendas en Sta. Constanza), mandó construir en el cementerio una grandiosa basílica circular, de la que hoy quedan sólo algunas paredes, y quiso ser sepultada junto a la santa. Hizo levantar, con este objeto, el espléndido mausoleo cilíndrico con cúpula, decorado en el interior con mosaicos de amorcillos en colores que vendimian. Constantina estaba sepultada en un sarcófago en pórfido (hoy, en los Museos Vaticanos; en el mausoleo está colocada una copia).

En la tumba de Inés, en la catacumba, el Papa Honorio I (625-638) mandó levantar, reemplazando un edificio más antiguo del tiempo del Papa Símaco (498-514), la basílica actual, en el semisótano, con nártex, tres naves y matroneo. El ábside está adornado con un espléndido mosaico que representa a Inés entre los Papas Honorio y Símaco. La catacumba no está muy bien conservada, pues ha sido muy visitada en el transcurso de los siglos.

 


CATACOMBE DEI SS. MARCELLINO E PIETRO
Via Casilina, 641 - 00177 ROMA
Tel. 06.2419446 - 339 6528887
santimarcellinoepietro@gmail.com
www.santimarcellinoepietro.it
Responsable: Don Edmilson Mendes
Apertura:
sábado y domingo 10.00 -11.00 - 14.00 - 15.00 - 16.00
otros días con cita previa
Bus ATAC 105; 409

Linea Tram Laziali/Giardinetti fermata "Berardi"

 

 

Le catacombe, dedicate ai santi Marcellino e Pietro, conservano le sepolture dei due martiri. Si deve ritornare ai tempi di Diocleziano per conoscere la storia della vita dei due santi. San Marcellino e San Pietro furono uccisi per volere dell’imperatore Diocleziano del 304 d.C.. Essi furono decapitati a Roma dove, prima di essere uccisi, vennero obbligati a scavare con le proprie mani la loro tomba. Il luogo del terribile martirio dei due Santi era conosciuto come Selva Nera e dopo la loro morte fu ribattezzato Selva Candida, oggi località sulla Via Cornelia. Fu merito di una matrona romana, conosciuta come Lucilla, che i corpi dei due martiri vennero portate sulla Via Casilina, presso la località ad Duas Lauros. Con la traslazione dei santi corpi il cimitero cristiano, già preesistente, fu dedicato alla memoria dei due martiri. Le catacombe si estendono per una superficie di 18.000 mq. Si presume che solo nel III secolo in quest’area furono sepolte circa 15.000 persone. Nelle catacombe è possibile vedere reperti storici come lastre tombali che coprivano i loculi. Sulle lapidi marmoree sono ancora riconoscibili i segni adoperati dai primi cristiani per indicare il loro credo.


Véase el Índice


 

Catacumbas del Lacio abiertas al público

 

 

STA. CRISTINA DE BOLSENA (VT)

Para visitarla, dirigirse a los PP. Sacramentinos

Parroquia de los SS. Mártires Jorge y Cristina

P.zza Santa Cristina – 01023 Bolsena (VT)

Tel. e Fax  +39.0761.79.90.67

info@basilicasantacristina.it

www.basilicasantacristina.it

Director: Padre Domenico Marra

Entrada: precio lleno € 4,00 – reducido € 2,00

 

Catacumba del IV-V siglo, adyacente a la basílica medieval de la mártir, con frescos, epígrafes (pintados y en mármol) y colección de objetos antiguos procedentes de excavaciones del monumento realizadas en el siglo XIX.

 


S. EUTICIO, SORIANO EN EL CIMINO (VT)

Para visitarla, dirigirse a los Padres Pasionistas

Convento de S. Euticio

Via del Convento, 18 –  01038 Soriano del Cimino (VT)

Tel. +39.0761.74.50.64

 

Catacumba del IV siglo, contigua a la basílica del mártir, con restos de pinturas y material de ajuares; importante la presencia de un sepulcro en forma de edículo con frescos que representan a los apóstoles Pedro y Pablo.

 


S. Savinilla a Nepi (VT)

PPara visitarla, dirigirse a Museo Civico

Palazzo Comunale

Via XX Settembre – 01036 Nepi (VT)

Tel. 0761.57.06.04

 

Catacumba del IV-V siglo, contigua a la iglesia del siglo XVI dedicada a los SS. Tolomeo y Romano, que según la tradición están sepultados en el cementerio subterráneo; en el monumento se conservan inscripciones pintadas y grafitos, frescos tardoantiguos y medievales; notable la disposición arquitectónica de la catacumba, caracterizada por galerías muy anchas e imponentes.

 


S. Teodora a Rignano Flaminio (RM)

Para visitarla, dirigirse a Comune di Rignano Flaminio

Palazzo Comunale

Corso Umberto I, 17 – 00068 Rignano Flaminio (RM)

Tel. 0761.50.91.43

 

Catacumba del IV-V siglo, bastante extendida, con muchas inscripciones en grafitos en las lápidas de las tumbas; está situada en la zona del cementerio moderno de Rignano, en el km 39 de la vía Flaminia; se llega por la catedral construida en el siglo XVIII, dedicada a Sta. Teodora y a los mártires de la catacumba (Abundio, Abundancio, Marciano y Juan).

 


Monte Stallone a Formello (RM)
Para visitarla, dirigirse a Comune di Formello
Museo dell'Agro Veientano
Piazza S. Lorenzo, 7 – 00060 Formello (RM)
Tel. 06.90.194.240

Fax 06.90.89.577

e-mail museo@comunediformello.it

Responsabile: D.ssa Iefke Johanna van Kampen

Scoperta negli anni '60 del secolo scorso, la catacomba è accessibile dal fianco Est della collina di Monte Stallone. L'ipogeo è formato da cinque brevi gallerie e da un cubicolo occupati prevalentemente da tombe a loculo; anche il piano di calpestio è stato utilizzato per inumazioni in tombe pavimentali. I sepolcri erano sigillati da malta e tegole o mattoni e le superfici parietali erano rivestite da un semplice strato di intonaco bianco o colorato. I caratteri generali del monumento si inquadrano nell'ambito del IV secolo, con una continuità di vita che giunge sino al V secolo.


STA. VICTORIA EN MONTELEONE SABINO (RI)

Para visitarla, dirigirse al Grupo “Guías de Sta. Victoria”

Museo Cívico

Via Lucio Mummio, 11 – 02033 Monteleone Sabino (RI)

Tel. 0765.88.40.14

 

Catacumba del siglo IV, contigua a la iglesia románica dedicada a la mártir; el cementerio fue construido en cavidades hidráulicas y arenarias preexistentes, excavadas en la roca calcárea; la catacumba es importante sobre todo por la arquitectura funeraria particular, caracterizada por amplios nichos en ladrillo y una serie de tumbas construidas una sobre otra en varios planos paralelos.


S. SENADOR EN ALBANO (RM)

Para visitarla, dirigirse al Museo Diocesano di Albano, Palazzo Lercari
Via Alcide De Gasperi, 37
Albano Laziale 00041 (RM)

Direttore: Dott. Roberto Libera
E-mail: info@robertolibera.it
Tel. Uff. 0693269490

 

Catacumba de fines del siglo III que fue concurrida hasta la plena Edad Media como santuario del mártir que lleva ese nombre. Ubicado en el Convento de los PP. Carmelitas de Santa María de la Estrella, en la antigua vía Appia, el monumento conserva una importante serie de frescos paleocristianos y medievales. La “cripta histórica”, centro del culto del mártir Senador, tiene un aspecto monumental, así como la parte que queda del cementerio construido en una antigua cavidad arenaria que, en la primera mitad del siglo III, encerraba un hipogeo funerario pagano.

 


CATACUMBA AD DECIMUM  cerca de Grottaferrata (RM)

Para visitarla dirigirse al Grupo Arqueológico Latino

Via del Castello, 33 – 00044 Frascati (RM)

Tel. 06.94.19.665

Responsable: Dr. Paolo Dalmiglio

 

La catacumba, situada en la vía Anagnina, km 16, cerca de la Villa Senni (Grottaferrata), se remonta a fines del siglo III y funcionó hasta las primeras décadas del siglo V; es bastante extendida y especialrmente importante por haber permanecido casi intacta en algunos de sus sectores, así como por los frescos y las inscripciones funerarias que en ella se conservan.

 


SAN HILARIO “AD BIVIUM” cerca de Valmontone (RM)

Para visitarla dirigirse al Grupo Arqueológico Toleriense

Via dell’Artigianato, 9 – 00034 Colleferro (RM)

Tel. y Fax 06.97.81.169

Responsable: Sr. Angelo Luttazzi

 

La catacumba se encuentra en una localidad rural (denominada S. Hilario), situada en la 30ª milla de la antigua vía Latina, no lejos de los actuales centros de Colleferro y Valmontone. El cementerio consta de un buen número de galerías y cubículos donde se han recuperado materiales epigráficos y de cerámica (actualmente en el Antiquarium Municipal de Colleferro); frente a la catacumba se extiende un importante cementerio a cielo abierto, rodeado de un muro con numerosas sepulturas en ladrillo o excavadas en la roca (IV-VI siglo); en esta misma zona funeraria fue levantada, a fines del siglo VII, una pequeña iglesia (precisamente la de S. Hilario) que constituye uno de los mayores ejemplos de conservación de edificios de culto del alto medievo en la región del Lacio.

 


Véase el Índice


 

Catacumbas de Campania abiertas al público

 

S. GENARO EN CAPODIMONTE (NA)

Via Capodimonte, 13 – 80131 Nápoles

Tel. 081.74.11.071

Entrada: precio lleno € 5,00 – reducido € 3,00

Horario: 9.30 – 12.30

 

La catacumba de S. Genaro en Capodimonte está formada por dos niveles que no están superpuestos, y a los que se les han dado los topónimos de “catacumba superior” y “catacumba inferior”. El núcleo original se puede deducir de la utilización y la ampliación, entre fines del siglo II y principios del siglo III, de un ambiente denominado “vestíbulo inferior”. Partiendo de este núcleo, se fueron desarrollando, desde el siglo III, los ambulacra de la catacumba inferior, según un esquema de excavación horizontal y no vertical. La catacumba superior tuvo varias fases de desarrollo: surgió de un antiguo sepulcro que hoy llamamos “vestíbulo superior”, conocido esencialmente por los frescos de la bóveda de fines del siglo II, con temas exclusivamente cristianos. Los elementos topográficos que dan un carácter especial a la catacumba superior son la pequeña “basílica de los obispos” y la majestuosa “basílica maior”: la primera, ubicada exactamente encima del hipogeo sepulcral donde estuvieron las reliquias de S. Genaro, está dedicada a la memoria de los primeros catorce obispos napolitanos. A fines del siglo V, una amplia transformación de los ambientes adyacentes dio vida a la gran “basílica adiecta”: una basílica con tres naves, donde se conservan numerosos frescos que se pueden fechar del IV al VI siglo.

 


 

SAN GAUDIOSO (NA)

Piazza Sanità

Para visitarla, dirigirse al R.P. Don Antonio Loffredo

Iglesia de Sta. Maria della Sanità

Tel. 081.544.13.05

Entrada: precio lleno € 5,00 – reducido € 3,00

 

El cementerio, situado en las faldas de las Colinas Amíneas, en un tiempo fuera de los muros de la ciudad, está vinculado a la memoria del obispo africano Septimio Celio Gaudioso, que llegó a Nápoles en el año 439, huyendo de la invasión de los vándalos de Genserico. El aspecto actual de la catacumba se ha visto condicionado por las transformaciones que ha tenido ese lugar con el transcurso de los siglos, ante todo aquellas relativas al establecimiento de los Dominicos, en 1616. A pesar de las diversas intervenciones, realizadas en distintas épocas, todavía es posible apreciar los numerosos arcosolios pintados o en mosaico y los muchos cubículos con frescos que caracterizan esta área como uno de los testimonios más importantes del antiguo cristianismo partenopeo.

 


 

S. SEVERO (NA)

Piazzetta S. Severo

Para visitarla, dirigirse al R.P. Don Antonio Loffredo

Iglesia de Sta. Maria della Sanità

Tel. 081.544.13.05

Entrada: sólo con cita

 

La catacumba está vinculada a la memoria del obispo Severo, que impulsó la construcción de una basílica extraurbana donde había mandado colocar los restos del obispo napolitano Máximo. Muy pronto fue surgiendo junto a la basílica una gran cantidad de sepulturas hipogeas, entre las cuales una de las primeras parece ser la primera sepultura del obispo Severo; así nació la que se denomina hoy la catacumba de S. Severo. En realidad, de ella queda hoy sólo un pequeño cubiculum. Se entrevé también apenas una probable, misteriosa continuación, en medio de los cimientos de un plan urbano sin reglas e irracional, característico de toda la zona de la “Sanità”. Los arcosolia, situados en los lados que han quedado del cubiculum, son tres: dos de ellos, el central y el de la izquierda, permanecen parcialmente intactos y conservan un esquema decorativo pictórico fácil de observar parcialmente; el tercero, el de la derecha, está casi completamente destruído. El arcosolium central presenta cinco personajes; por las características de las vestiduras del personaje central y por la falta de un nimbo alrededor de su cabeza, es posible suponer que se trata de un patricio o de un alto dignatario del Estado. Los personajes del lado izquierdo se pueden identificar como S. Pedro y S. Genaro; los de la derecha, como S. Pablo y S. Severo. En el siglo IX, las reliquias fueron trasladadas a un oratorio de la basílica urbana de la que era responsable una congregación sacerdotal denominada “de la feria sexta”.


Véase el Índice


 

Catacumbas de Sicilia abiertas al público

 

S. JUAN EN SIRACUSA

Largo S. Marciano, 1 – 96100 Siracusa

Para visitarla, dirigirse a: Kairòs s.r.l.

Tel/Fax 0931 64694

pcas@catacombesiracusa.it

www.catacombesiracusa.it

Cerrada los lunes

Horario: 9.30 – 12.30; 14.30 – 16.30

Entrada: precio lleno € 5.00 – reducido € 3,50

 

S. Juan es el cementerio más grande de comunidades, realizado en Siracusa después de la Paz de la Iglesia y, gracias a su enorme documentación epigráfica, constituye también el campo de investigación privilegiado para dar un cuadro general del cristianismo en la ciudad. Del proyecto y de la disposición monumental, se deduce que la catacumba de S. Juan surgió después del 313, prolongando su vida durante los siglos IV y V; en las primeras décadas del siglo VI, se señalan inscripciones referentes a los Godos (491-535). En un principio, el cementerio comunitario parecía estar proyectado en función de un tipo casi exclusivo de sepultura: el arcosolio con la posiblidad de una colocación múltiple; con el desarrollo topográfico y arquitectónico de la catacumba, la creación de algunas rotondas rompe con la serie de sepulturas estandardizadas para sacar espacios adecuados para los representantes de la Jerarquía de la Iglesia y del Imperio.


CATACUMBA DE STA. LUCÍA

Piazza S. Lucia – Entrada de la Basílica

Para visitarla, dirigirse a Kairòs s.r.l.

Tel/Fax 0931 64694

pcas@catacombesiracusa.it

www.catacombesiracusa.it

Horarios: 9.30 – 12.30; 14.30 – 16.30

Entrada: precio lleno € 5,00 – reducido € 3,50

 

La zona funeraria, bajo la actual plaza de Sta. Lucía, está constituida por un cementerio de comunidades y por algunos hipogeos de derecho privado. Se calcula que comenzó en los siglos III, IV y V. Se subdivide generalmente en cuatro regiones (A-D), comunicadas por galerías, algunas de las cuales fueron bloqueadas  y alteradas por la Unión Nacional de Protección Antiaérea durante la última guerra mundial. En este caso, más que en otros, el origen y el desarrollo del cementerio parece seguir los modelos romanos: a ellos se remiten, no sólo la topografía de los dos núcleos originarios (que se pueden encontrar en las regiones A y B), sino las transformaciones de algunos sectores de la catacumba, reservados para sepulturas privilegiadas, en áreas de culto del período posterior a la utilización funeraria, en particular en la época bizantina.


 

CATACUMBA DE LA VIÑA CASIA

Via A. Von Platen, 34 – 96100 Siracusa

Para visitarla (sólo reservando) dirigirse a Kairòs s.r.l.

Tel./Fax 0931 64694

pcas@catacombesiracusa.it

www.catacombesiracusa.it

 

El cementerio de la Viña Casia se articula en tres regiones – Santa María de Jesús, Mayor y Marcia – de las cuales las dos primeras surgen ya en el siglo III y la última sólo en el siglo IV. Las modalidades de reutilización de los conductos hidráulicos preexistentes coincide con la fecha de las dos primeras regiones, y el núcleo originario del cementerio Mayor está confirmado por el hallazgo en un nicho de unas monedas emitidas bajo Galieno y Claudio II el Gótico. Dignas de señalar las pinturas de uno de los hipogeos del amplio terreno situado sobre el cementerio de comunidades – el hipogeo M2 – con imágenes, aún claras, de una representación enteramente cristiana, en la que se distinguen en particular dos momentos de la trilogía constituida por Jonás, Daniel en la fosa de los leones y la resurrección de Lázaro.


CATACUMBA DE LA PUERTA DE OSSUNA EN PALERMO

Corso Alberto Amedeo, 112 – Palermo

La catacumba está abierta al público mediante solicitud a

ArcheoOfficina

Mobile_ph 3279849519; 3471085504; 3208361431

info@archeofficina.com

archeofficina.com

Se trata del cementerio comunitario paleocristiano más amplio de la ciudad de Palermo. Presenta, a diferencia de los otros cementerios conocidos en Sicilia, una distribución orgánica de los espacios, amplios corredores, arcosolios y nichos de dimensiones monumentales. En uno de los cubículos cerca de la entrada está una estructura destinada a los banquetes funerarios, como en los conjuntos más conocidos de la isla de Malta. Despojada de todos los restos arqueológicos, se puede establecer la fecha de la catacumba según sus características arquitectónicas y topográficas, es decir, entre el IV y el V siglo, testigo de la presencia de una comunidad cristiana bien organizada y desarrollada en Palermo antes del dominio de los Godos.

 


Catacomba di Villagrazie di Carini (PA)
Via Nazionale, 3 - Villagrazia di Carini
Per la visita (solo su prenotazione) rivolgersi: ArcheoOfficina

Mobile_ph 3279849519; 3471085504; 3208361431

info@archeofficina.com

archeofficina.com

 

Con la sua estensione di oltre 2500 mq la catacomba di Villagrazia di Carini, riportata in vita grazie ad un moderno lavoro di allestimento museale, si prospetta come un interessante viaggio nella Carini sotterranea oltre che nella Sicilia del V secolo d.C. di cultura romana e religione cristiana.


Véase el Índice


 

Catacumbas de Toscana abiertas al público

 

STA. MUSTIOLA EN CHIUSI

Para visitarla, dirigirse al Museo de la Catedral de Chiusi

Piazza Duomo, 1

Tel. 0578.22.64.90

Entrada: precio lleno € 5,00 – reducido € 3,00

El verdadero cementerio de la comunidad cristiana de Clusium está representado por las catacumbas de Sta. Mustiola, donde fue sepultada en una fecha indefinida la mártir que llevaba ese nombre y donde nació un santuario, situado en el semisótano y redescubierto en 1784. La catacumba, vuelta nuevamente a la luz en 1663, presenta un amplio recorrido, articulado en dos galerías principales con mucho material epigráfico, del que podemos recordar el interesante epitafio de un obispo, Lucius Petronius Dexter, dedicado por sus cinco hijos en diciembre del año 322.


 

STA. CATALINA EN CHIUSI

Para visitarla, dirigirse al Museo de la Catedral de Chiusi

Piazza Duomo, 1

Tel. 0578.22.64.90

Entrada: precio lleno € 5 – reducido € 3,00

La catacumba de Santa Catalina presenta la interesante característica de “cementerio mixto”, en el sentido de que algunos epígrafes indican todos los rasgos de una profesión de fe “pagana”, mientras que otros denotan un origen seguramente cristiano. La catacumba, formada por dos núcleos, parece que había surgido ya en el siglo III, y presenta una tipología sepulcral bastante semejante a la de las catacumbas romanas, con arcosolios múltiples, nichos y formae del pavimento.

 


Catacombe dell'Isola di Pianosa
Per la visita rivolgersi alla Diocesi di Massa Marittima e Piombino

P.zza G. Garibaldi, 1

58024 Massa Marittima (GR)

Tel. 0566.90.20.39

Fax 0566.90.24.27

Sig. Carlo Barellini cell. 348 3312708

Direttore: Prof. Stefano Bruni

bnn@unite.it

Ingresso: intero € 5,00 - ridotto € 3,00

Le catacombe rappresentano l'unica testimonianza della cristianizzazione dell'isola, che avvenne presumibilmente nel corso del IV secolo. Il cimitero ipogeo è costellato di tombe molto semplici per uno sviluppo topografico piuttosto articolato. La comunità cristiana dell'isola dovette essere molto estesa e organizzata se nel V secolo accolse gli esuli che provenivano dall'Africa a causa dell'invasione dei Goti


Véase el Índice


 

Catacumbas de Umbría abiertas al público

 

CATACUMBAS DE LA VILLA S. FAUSTINO EN MASSA MARTANA

Para visitarlas, dirigirse a la Oficina Turística, Municipio de Massa Martana

Tel. 075.88.93.71

o al Municipio de Acqua Sparta

Tel. 0744.94.32.02

Entrada: precio entero € 5,00 – reducido € 3,00

Se trata de una pequeña catacumba ubicada a lo largo del trazado de la antigua vía Flaminia, y que se desarrolló entre el siglo IV y el V. La sencillez de las sepulturas, en su mayoría nichos, sin decoración, y la ausencia de material epigráfico, confirman una utilización exclusiva de la población rural residente en la zona. Hace poco se han hallado en el exterior de la catacumba las huellas de un modesto edificio de culto con una sola nave, cuyo pavimento fue ocupado por numerosas sepulturas de distintas tipologías funerarias, entre ellas es posible reconocer algunas soluciones más sofisticadas atribuíbles a personas de clase superior.


Véase el Índice


 

Catacumbas de los Abruzos abiertas al público

SAN VICTORINO EN AMINTERNO (AQ)

Para visitarla, dirigirse a la Parroquia de S. Miguel Arcángel

Via della Canonica, 6 – 67010 S. Vittorino Aminterno (AQ)

P. Giorgio HANEJKO
Tel. e Fax 0862 463010

Cell. 346 2166953

 

 

El santuario de San Victorino está situado en una colina que domina, al oriente, la ciudad romana de Aminterno. La colocación del mártir en un ambiente hipogeo romano determinó el desarrollo de un vasto cementerio, con un amplio retro sanctos, sobre el cual fue construida una basílica de planta longitudinal, con una sola nave, transepto saliente y confesión. Alrededor del lugar donde se puso la tumba venerada, se colocaron las sepulturas ad martyrem. Victorino, martirizado ad aquas cotilias, en la vía Salaria, fue enterrado, como recuerda el Martirologio de S. Jerónimo, a ochenta y tres millas de Roma, siempre en una ramificación de la vía Salaria. El primer arreglo de la tumba se remonta quizás ya al IV siglo; contemporánea la decoración pictórica, con adornos que imitan el mármol; en el V siglo, el obispo Quodvul(t)deus ordenó algunas modificaciones para poder colocar su propia sepultura, decorada con relieves de mármol. Un ambiente situado al oriente del cubículo de San Victorino sirve para comunicar los espacios más vinculados al sepulcro con la amplia galería occidental y los cubículos que desembocan en ella. A los trabajos realizados a fines del siglo XII  por el obispo Dodone de Rieti se debe la realización de una auténtica cripta, que comunicaba el ambiente venerado con los demás espacios hipogeos.


 

CASTELVECCHIO SUBEQUO (AQ)

Via Nazionale, 286 – 67024 Castelvecchio Subequo (AQ)

Para visitarla, dirigirse al Sr. Massimo Pignatelli

Tel. 0864.79.544 - cell. 328 6263006

 

La catacumba, situada en el suburbio suroriental de la ciudad romana de Superaequum (hoy Castelvecchio Subequo, AQ), es anónima. El pequeño hipogeo cristiano, descubierto ocasionalmente en 1943 y objeto de investigaciones arqueológicas en 1949, está formado por dos galerías, dispuestas más o menos en ángulo recto, excavadas en una roca calcárea bastante friable. En las paredes de la galería se abren simples nichos y sepulturas múltiples, de forma más o menos arqueada, evitando, en algunos casos, un tabique de caliza en la roca, y creando así un parapeto para cerrar las sepulturas de los planos inferiores. En la cal que cierra los nichos hay algunos grafitos con inscripciones que llevan fórmulas muy sencillas, fechables en el IV siglo. La catacumba y el espacio funerario subterráneo conectado con ella fueron utilizados hasta principios del siglo VII.


Véase el Índice


 

Catacumbas de Cerdeña abiertas al público

S. ANTÍOCO EN CAGLIARI

Piazza Parrocchia, 22 – 09017 Sant’Antioco (CI)

Para visitarla, dirigirse al R.P. Don Mario Riu

Tel. 0781.83.044

Horarios: 9.00 – 12.00; 15.00 – 18.00

Entrada: precio entero € 2,50 – reducido € 2,00

 

En la pequeña isla de S. Antíoco, situada en el suroeste de Cerdeña frente a las costas de la zona de Sulcis y unida a la isla mayor, quizás ya desde antes de la romanización, por un estrecho istmo, se conserva uno de los más importantes martyria de Cerdeña. Los sepultureros cristianos reutilizaron, a partir del siglo IV, un grupo de cámaras funerarias púnicas, adecuadas a las exigencias de la comunidad de Sulcis. La colocación privilegiada del mártir Antíoco determinó la formación de un articulado conjunto funerario. El martyrium superior en forma de cruz, que se puede reconocer como núcleo inicial del edificio ampliado del medievo, no puede situarse antes de la época bizantina. Un ambiente, situado junto al lado meridional del brazo occidental del martyrium en forma de cruz, con un cuerpo dotado de cúpula en el centro, fue utilizado para uso funerario y en su interior se conservan cuatro sarcófagos, pero la presencia en este mismo ambiente de una pequeña tina con revoque hidráulico fue relacionada con una posible utilización bautismal del ambiente.


Véase el Índice


 

REGLAMENTO PARA LAS VISITAS A LAS CATACUMBAS CERRADAS AL PÚBLICO

 

             La Pontificia Comisión de Arqueología Sacra (cuando las condiciones del monumento lo consienten) da la posibilidad a los estudiantes, estudiosos y Asociaciones Culturales, de acceder también a las catacumbas oficialmente cerradas al público, sólo si dichas visitas tienen una efectiva y exclusiva finalidad cultural; por consiguiente, no se admite ningún objetivo de lucro. Además, la difusión, por parte de las Asociaciones – a través de la prensa, de la radio o de otros media – de las visitas solicitadas, da la facultad, a esta Pontificia Comisión, de anular inmediatamente el permiso otorgado. Para visitar estos monumentos es necesario atenerse escrupulosamente a las siguientes disposiciones:

 

            a) la solicitud, que deberá llegar por lo menos con 20 días de anticipación respecto a la fecha de la visita, debe estar dirigida por escrito al Secretario de la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra, especificando el monumento que se quiere visitar, la fecha, la hora y la eventual presencia de un guía arqueológico, así como el número de las personas. La autorización será otorgada según la decisión incontrovertible del Secretario;

 

            b) es obligatoria, para esas visitas, la presencia de un sepulturero, designado por esta Pontificia Comisión y encargado del servicio de custodia y asistencia. La retribución por la presencia de dicho personal está totalmente a cargo del solicitante, según la siguiente tarifa:

 

1.                           derecho de llamada del sepulturero, con 75 minutos de visita para cada grupo: € 100,00, que se pagarán – previo acuerdo telefónico – en los días anteriores a la visita, en las oficinas de la Pont. Comisión (de lunes a viernes, de las 8.00 a las 14.00), o mediante giro bancario. 

2.                           por cada hora o fracción que supere los 75 minutos de la visita, habrá que pagar una indemnización de € 25,00, que será contabilizada después del día de la visita.

3.         para las visitas con guía – con una lección ilustrativa realizada por un guía arqueológico – además de los costos mencionados en el punto b)1, se prevé una cuota de € 120,00 para cada grupo, que se deberá pagar con los gastos de la visita;

Unipol Banca S.p.A.

Filiale Roma

(IBAN)IT 28 P 03127 03207000078200065

(BIC / SWIFT) BAECIT2B

BONIFICO SU CANALE ESTERO

a nombre de la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra

en la asignación del depósito, es obligatorio mencionar el número de protocolo del documento

 Se recuerda lo siguiente:

 1.         el número de visitantes admitidos a las catacumbas no debe superar las 15 personas;

 

2.         si se verifican, durante la visita, daños a los lugares o a las personas causados por los participantes, el solicitante está obligado a pagar los daños provocados;

 

3.         está absolutamente prohibido introducir en las catacumbas cámaras fotográficas y videocámaras, y toda transgresión a la presente norma tendrá como resultado la inmediata suspensión de la visita;

 

4.         la visita podrá ser anulada por el solicitante, enviando una comunicación escrita vía fax o e-mail antes de los tres días hábiles antecedentes a la fecha de la visita. Si no se recibe ninguna anulación, queda en pie la obligación de pagar la visita;

 

5.         si la visita fuera anulada por parte de la Pontificia Comisión, por motivos de fuerza mayor, sin que sea posible avisarlo al solicitante a su debido tiempo, queda convenido que la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra concederá la visita en otra fecha, de acuerdo con el solicitante; por consiguiente, la Pontificia Comisión de Arqueología Sacra está exenta de cualquier resarcimiento de todo tipo de pago realizado por el solicitante.

 

Se ruega a los visitantes que usen zapatos cómodos y que cada uno lleve una linterna para la iluminación.

 

Reglamento formato WORD

Reglamento formato PDF


Véase el Índice


 

 

top