The Holy See
back up
Search
riga

 

 

La caridad del Papa en el año 2001 

a través del 

Consejo pontificio "Cor Unum"

   

      El 15 de julio de 2001 se celebró el XXX aniversario de la fundación de "Cor Unum", instituido por el Papa Pablo VI con la carta apostólica Amoris officio. Para recordar ese acontecimiento, el Dicasterio publicó un volumen que se titula Ars caritatis y contiene: la carta de institución; los discursos de Pablo VI y de Juan Pablo II a los participantes en las asambleas plenarias de "Cor Unum"; la homilía de Juan Pablo II durante la celebración eucarística con ocasión de la Jornada de la caridad (16 de mayo de 1999); dos mensajes suyos: uno dirigido a los testigos de la caridad congregados en la plaza de San Pedro para dicha Jornada, y otro a los voluntarios, al término del Año del voluntariado (5 de diciembre de 2001); y su discurso a los miembros de los consejos de administración de las fundaciones "Juan Pablo II para el Sahel" y Populorum Progressio; tres artículos: el primero, sobre la evolución del Dicasterio durante sus treinta años de actividad; el segundo, sobre la fundación "Juan Pablo II para el Sahel"; y el último, sobre la fundación Populorum Progressio; y un glosario de los términos más usados en el ámbito socio-caritativo.

     

Las tareas

       Tanto en la carta de institución como en los discursos con ocasión de las audiencias especiales que concedieron a los miembros del Dicasterio reunidos en asamblea plenaria, el siervo de Dios Pablo VI y Su Santidad Juan Pablo II trazaron las líneas directrices de la actividad de "Cor Unum".

      Al instituir el nuevo Consejo pontificio, Pablo VI escribió el 15 de julio de 1971 al cardenal Jean Villot, su secretario de Estado: "Por tanto, nos ha parecido oportuno crear un Consejo especial que ofrezca, por decirlo así, la posibilidad de un encuentro común a todo el pueblo de Dios para tratar los problemas (...) sobre la solidaridad y promoción humana siguiendo los principios inmutables del Evangelio" (Amoris officio). El Pontífice afirmaba este mismo concepto en la primera audiencia al Dicasterio, el 13 de enero de 1972, con un discurso que puede definirse programático: "Su creación [de este Dicasterio] demuestra claramente nuestro afán de mantener viva y operante, en el seno del pueblo de Dios, la ley de la caridad, en la que se resume el mensaje del Señor" (L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 23 de enero de 1972, p. 1). Prosigue afirmando que en la invitación contenida en la carta del apóstol Santiago (St 1, 19 ss) a poner en práctica y a traducir en obras la ley del amor, lee también "una llamada que impulsa a la Iglesia, congregada como pueblo de Dios, a llevar el testimonio de esa caridad que, brotando del corazón de Cristo al ver a las muchedumbres hambrientas, le obligaba a poner inmediatamente sus discípulos a su servicio".

      El Papa Juan Pablo II, cuando delineó los ámbitos de la acción del Consejo pontificio "Cor Unum", en la constitución apostólica Pastor bonus sobre la reforma de la Curia romana (28 de junio de 1988), estableció: "El Consejo expresa la preocupación de la Iglesia católica hacia los necesitados, de modo que se fomente la fraternidad humana y se manifieste la caridad de Cristo" (art. 145).

      De acuerdo con estas directrices ha ido desarrollándose de forma prioritaria, durante estos treinta años, la actividad de "Cor Unum". Y con particular intensidad durante el último quinquenio, para prestar el servicio necesario a las organizaciones católicas que actúan en el campo socio-caritativo, a fin de evitar el riesgo de la secularización en detrimento de su identidad propia, arraigada en la fe y en el testimonio de cada uno de sus miembros y agentes. En esta línea se sitúan el encuentro de las Campañas cuaresmales de Europa (1997), el Congreso mundial de la caridad (1999), la difusión del mensaje anual del Santo Padre para la Cuaresma, la participación en encuentros organizados por las facultades teológicas de varias universidades sobre los temas de la caridad y del desarrollo, y los encuentros con los obispos de todo el mundo, con ocasión de su viaje a Roma para la visita ad limina. En este mismo marco se sitúa la colaboración con la Cáritas de Polonia, durante el año 2001, para la preparación de un congreso internacional de responsables de las Cáritas nacionales de todo el mundo sobre el tema de la "identidad de la Cáritas", que se celebró en los suburbios de Czêstochowa a primeros de abril de este año.

      La constitución apostólica Pastor bonus también sintetiza las tareas confiadas al Dicasterio: "Estimular a los fieles a dar testimonio de caridad evangélica, en cuanto partícipes de la misma misión de la Iglesia, y apoyarlos en este afán"; "fomentar y coordinar las iniciativas de las instituciones católicas que se dedican a ayudar a los pueblos necesitados, especialmente las que socorren las dificultades y calamidades más urgentes..."; "seguir con afán y promover los proyectos y obras de solidaridad y ayuda fraterna que favorecen el desarrollo humano" (art. 146). Estos son los momentos en los que la fe bien arraigada "explota" (permítaseme el uso de este verbo) en obras de amor al prójimo. En la audiencia del 8 de abril de 1994, el Papa recomendaba: "Las modernas exigencias técnicas y la búsqueda de una mayor eficacia en una buena organización no deben hacernos olvidar que las estructuras sólo tienen como fin ser canales para la caridad del pueblo de Dios. Así como los simples fieles no deben desinteresarse de la acción que confían a los organismos especializados, del mismo modo los responsables de esos grupos no deben considerarse amos independientes de sus proyectos o dueños autónomos de sus medios. Impulsados por una generosidad que aprecio, son servidores de la caridad que ha de reflejar la unidad fraterna de los miembros del pueblo de Dios" (n. 2; L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 15 de abril de 1994, p. 11). Es la puesta en marcha de sinergias convergentes en el testimonio concreto de la caridad de Cristo, que "pasó haciendo el bien y curando a todos" (Hch 10, 38).

 

INstrumento de la caridad del Papa

       El 14 de diciembre se celebró la Jornada de ayuno y oración por la paz, proclamada por el Santo Padre tras los graves atentados terroristas del 11 de septiembre y de la guerra en Afganistán. Al hacer un fuerte llamamiento en favor de las víctimas del terrorismo y de la guerra, el Papa encargó a "Cor Unum" que destinara los donativos recogidos en esa jornada a los más necesitados, en particular a niños, ancianos, mujeres, enfermos y discapacitados.

      Las adhesiones fueron numerosas y significativas: familias enteras, asociaciones parroquiales, comunidades de trabajo, institutos religiosos y diócesis de todas partes del mundo, sobre todo de Italia, enviaron el ahorro de un día con ese fin. Y los donativos siguen llegando. Hasta ahora más de tres mil, por un importe total de casi 1.800.000 euros. En Francia, el periódico católico quincenal L'Homme Nouveau divulgó la iniciativa papal. Más de 600 lectores enviaron al Santo Padre un mensaje particular de adhesión, que la revista transmitió a "Cor Unum", y este, a su vez, al alto destinatario. Por disposición del Papa, "Cor Unum" envió, ya en los primeros meses del corriente año, ayudas por 950.000 dólares para los prófugos afganos, las víctimas de la guerra en Oriente Próximo y los prófugos iraquíes, y para la creación de una beca de estudio destinada a un huérfano del ataque terrorista de Nueva York. Una contribución ulterior de 50.000 dólares se envió al centro médico católico de San Vicente de dicha ciudad para la atención de las víctimas del atentado. Durante su reciente viaje a Azerbaiyán, el Santo Padre llevó un donativo de 100.000 dólares para los prófugos en ese país.

      Con antelación, el 29 de noviembre, la nobleza romana se había reunido con personalidades del mundo empresarial en una solemne celebración eucarística, en la basílica de Santa María la Mayor, en Roma, para invocar la paz y rogar por las víctimas del terrorismo y de la guerra. Los donativos recogidos (aproximadamente 5.000 dólares) se usaron en la acción de socorro en favor de los prófugos afganos, que el Dicasterio realiza en nombre del Santo Padre.

      En conformidad con la carta de institución del Dicasterio (Pablo VI, Amoris officio, 15 de julio de 1971) y con la constitución apostólica Pastor bonus, del Papa Juan Pablo II, "Cor Unum", gracias a la generosidad de fieles e instituciones eclesiales y religiosas, que han confiado al Santo Padre sus gestos de amor hacia los hermanos en dificultad en los diversos lugares del mundo, ha podido prestar ayuda para sostener proyectos orientados a la recuperación y rehabilitación de las poblaciones afectadas por calamidades y guerras, y a la promoción humana integral de los sectores más débiles de la población en varios países.

      Las tablas n. 1 y n. 2 ilustran sintéticamente, en sucesión cronológica, las intervenciones realizadas por el Dicasterio en los dos sectores citados: calamidades y promoción humana integral.

Tabla 1. EMERGENCIAS

mES

PAIS

Tipo de EMERGENCIA

AyudaS en dólares

Enero

Yugoslavia

Refugiados

100.000

Enero

El Salvador

Terremoto

100.000

Enero

India

Terremoto

100.000

Febrero

El Salvador

Terremoto

50.000

Marzo

Rep. Dem. del Congo

Guerra

20.000

Marzo

Etiopia

Guerra

20.000

Marzo

Uganda

Refugiados

9.000

Marzo

Ruanda

Sequía

15.000

Marzo

Kenia

Terrorismo

10.000

Marzo

Papúa Nueva Guinea

Violencia interna

30.000

Mayo

Ucraina

Inundaciones  

20.000

Mayo

Rep. Centroafricana

Refugiados

20.000

Mayo

Malawi

Inundaciones  

20.000

Mayo

Chad

Sequía y carestía

20.000

Mayo

Hungría

Inundaciones

20.000

Mayo

Bangladesh

Inundaciones

50.000

Julio

Rep. Dem. del Congo

Refugiados

2.500

Julio

India

Terremoto

13.000

Julio

Perú

Terremoto

100.000

Julio

Polonia

Inundaciones

100.000

Agosto

Zimbabue

Inundaciones

10.000

Agosto

Zambia

Sequía

10.000

Agosto

Turquía

Refugiados

20.000

Agosto

Perú

Inundaciones

20.000

Agosto

Mozambique

Inundaciones

20.000

Agosto

Kenia

Sida

20.000

Octubre

Estados Unidos

Terrorismo

3.200

Octubre

Pakistán

Prófugos afganos

200.000

Noviembre

Uganda

Sequía

4.000

Noviembre

Sri Lanka

Sequía

10.000

Noviembre

Rep. del Congo

Prófugos

7.500

Noviembre

Georgia

Prófugos

20.000

Noviembre

Bangladesh

Terrorismo

25.000

Noviembre

Argelia

Inundaciones

1.500

 

Total concedido para emergencias

 

 

1.190.700

 

Tabla 2. PROMOCIÓN HUMANA

Mes

PAIS

sector

Ayudas en dólares  

Marzo

Brasil

Niños de la calle

6.000

Marzo

Chile

Salud

15.000

Marzo

Vietnam

Transportes

2.500

Marzo

Tanzania

Transportes

500

Marzo

India

Agricultura

9.000

Marzo

El Salvador

Niños

10.000

Marzo

Rep. Dem. Congo

Salud

10.000

Marzo

Burundi

Salud

25.000

Abril

Albania

Educación

80.000

Mayo

Zambia

Salud

800

Mayo

Vietnam

Formación

1.400

Mayo

Ucrania

Viviendas

20.000

Mayo

Tanzania

Agricultura y sanidad

5.000

Mayo

Perú

Agricultura y alimentación

20.000

Mayo

Kenia

Agricultura y alimentación

16.000

Mayo

Kazajstán

Centros comunitarios

20.000

Mayo

Irak

Jóvenes

20.000

Mayo

India

Viviendas y sanidad

20.000

Mayo

India

Viviendas

10.000

Mayo

Croacia

Viviendas

20.000

Mayo

Bosnia

Jóvenes

10.000

Mayo

Albania

Educación

15.000

Mayo

Filipinas

Mujeres

10.000

Junio

Ucrania

Niños

2.500

Julio

Filipinas

Educación

20.000

Agosto

Ucrania

Alimentación

10.000

Agosto

Rumania

Niños

15.000

Agosto

Rumania

Salud

10.000

Agosto

Perú

Salud

20.000

Agosto

México

Formación

18.000

Agosto

Lituania

Socio-pastoral

2.000

Agosto

Kenia

Formación

6.500

Agosto

Irak

Formación

15.000

Agosto

India

Salud

6.000

Agosto

Filipinas

Formación

25.000

Agosto

Etiopía

Mujeres

15.000

Agosto

Egipto

Alimentación

20.000

Agosto

Chile

Indígenas

5.000

Agosto

Vietnam

Minorías étnicas

15.000

Agosto

Vietnam

Educación

4.000

Agosto

Vietnam

Educación

2.000

Septiembre

Bolivia

Mujeres detenidas

10.000

Septiembre

Kenia

Salud

5.000

Noviembre

Kenia

Salud

20.000

Noviembre

Rusia

Jóvenes

10.000

Noviembre

Rusia

Socio-pastoral

10.000

Noviembre

Vietnam

Transportes

2.000

Noviembre

Uruguay

Agricultura-alimentación

10.000

Noviembre

Uganda

Viviendas

7.000

Noviembre

Ucrania

Niños

20.000

Noviembre

Tanzania

Salud

20.000

Noviembre

Perú

Salud

10.500

Noviembre

Perú

Mujeres

20.000

Noviembre

Nigeria

Ancianos

4.000

Noviembre

Nigeria

Discapacitados

15.000

Noviembre

Nigeria

Salud

5.500

Noviembre

India

Educación

1.000

Noviembre

Haití

Socio-pastoral

5.000

Noviembre

Guatemala

Producción

8.000

Noviembre

Etiopía

Socio-pastoral

10.000

Noviembre

Colombia

Niños

10.000

Noviembre

Chile

Detenidos

8.000

Noviembre

Camerún

Agricultura

10.000

Noviembre

Brasil

Socio-pastoral

15.000

Noviembre

Brasil

Formación

8.000

Noviembre

Albania

Centros Comunitarios

25.000

Noviembre

Rep. Centroafricana

Jóvenes

15.000

 

Total concedido para promoción humana

 

 

841.200

Las dos Fundaciones operativas en el ámbito de las competencias de "Cor Unum"

       La Fundación "Juan Pablo II para el Sahel"

       Instituida por el Papa Juan Pablo II para el Sahel en 1984, esta Fundación prosigue su trabajo de apoyo a los proyectos destinados a combatir la sequía y la desertificación en los nueve países de la región del Sahel, al igual que los dedicados a la formación de personal especializado en dicho campo. En su reunión anual, celebrada en Yamena (Chad) del 4 al 11 de febrero, el consejo de administración decidió la financiación de 230 proyectos por un importe total de 1.974.305 dólares. La tabla n. 3 ilustra las intervenciones en los diversos sectores.

Tabla 3. DISTRIBUCIÓN DE PROYECTOS

PROYECTOS FINANCIADOS  POR LA FUNDACIÓN 

"JUAN PABLO PARA EL SAHEL" - AÑO 2001

PAIS

A0

A1

A2

B0

B1

C0

D

E

F

Total  proyectos FINaNCIADOS

 

ayudas concedidas EN DÓLARES

 

BURKINA FASO

10

14

9

23

10

10

11

3

0

90

968.469

CABO VERDE

1

0

0

0

0

1

0

0

0

2

12.864

CHAD

4

7

5

9

11

2

1

3

1

43

224.341

GAMBIA

1

0

1

1

3

0

0

0

0

6

60.582

GUINEA BISSAU

0

0

0

0

0

1

0

0

0

1

77.879

MALÍ

4

7

1

6

3

1

1

0

0

23

138.125

MAURITANIA

1

5

0

3

1

1

0

1

0

12

130.354

NÍGER

3

1

1

1

3

3

3

0

0

15

119.639

SENEGAL

3

8

4

9

6

6

1

1

0

38

224.341

INTERNACIONAL

0

0

0

0

1

0

0

0

0

1

17.711

TOTALES

27

42

21

52

38

25

17

8

1

231

1.974.305

A0) Ambiente; A1) Agricultura; A2) Cría de ganado; B0) Animación; B1) Promoción; C0)Hidráulica; D)Salud; E) Formación técnica; F) Otros.

La financiación de los proyectos fue posible gracias a la consistente contribución de los fieles italianos, a través del Comité de la Conferencia episcopal italiana para las intervenciones caritativas en favor del tercer mundo, y del 90% de los intereses producidos por el capital de la fundación, logrado en gran parte gracias a la colecta inicial organizada entre los fieles de Alemania con ocasión del viaje apostólico del Santo Padre a ese país a finales de 1980. Pero también son considerables los donativos que llegan periódicamente de los fieles de Francia.

 

      La Fundación Populorum Progressio

      Instituida por el Papa Juan Pablo II el 22 de febrero de 1992, con ocasión del V centenario del inicio de la evangelización en América Latina, esta fundación tiene como objetivo favorecer la promoción humana integral de las comunidades indígenas, mestizas y afroamericanas campesinas pobres de América Latina y de la región del Caribe.

      En su reunión anual, celebrada en el mes de julio en Cobán (Guatemala), el consejo de administración de la Fundación, presidido por monseñor Fabio Bentancur Tirado, arzobispo de Manizales (Colombia), aprobó 216 proyectos por un importe total de 1.773.700 dólares. En la sesión, además del subsecretario del Dicasterio, que es miembro de dicho Consejo, participó también el presidente de "Cor Unum", en calidad de presidente y representante legal de la Fundación. La escasez de los recursos disponibles no permitió satisfacer plenamente las peticiones enviadas, que fueron 294, por un importe total de 2.912.113 dólares. La tabla n. 4 presenta las ayudas del Papa a través de la Fundación.

Tabla 4. AYUDAS DE LA FUNDACIÓN 

PROYECTOS APROBADOS POR LA FUNDACIÓN POPULORUM PROGRESSIO EN EL AÑO 2001

PAÍSES

n° Proyectos APROBADOS

AyudaS CONCRETAS en dólares

ARGENTINA

2

16.100

BOLIVIA

19

143.800

BRASIL

18

132.000

CHILE

12

95.000

COLOMBIA

24

216.000

COSTA RICA

14

115.300

CUBA

2

17.600

ECUADOR

25

207.300

EL SALVADOR

10

89.000

GUATEMALA

15

114.000

HAITÍ

3

30.000

MÉXICO

12

97.400

NICARAGUA

13

99.000

PANAMÁ

9

79.000

PARAGUAY

2

19.000

PERÚ

26

217.200

REP. DOMINICANA

6

50.000

URUGUAY

1

10.000

VENEZUELA

3

26.000

TOTAL

216

1.773.700

Visitas a países afectados por calamidades

       La contribución financiera no es la única acción del Dicasterio y de sus responsables en favor de cuantos sufren a causa de calamidades y de guerras, o de la pobreza en todas sus expresiones.

      Hubo dos grandes emergencias, por las cuales el Santo Padre, después de hacer enérgicos llamamientos a la solidaridad internacional, quiso dar un signo de su cercanía a las poblaciones probadas más duramente.

      La primera misión se cumplió entre las poblaciones de El Salvador afectadas por un grave terremoto. Del 23 al 27 de enero, el arzobispo Paul Josef Cordes se reunió con los obispos, los representantes de las organizaciones de ayuda y asistencia locales y extranjeras, y visitó las poblaciones damnificadas por el seísmo. Además de transmitir la condolencia y el aliento del Papa, entregó al presidente de la Conferencia episcopal una contribución de 100.000 dólares para sostener la acción de socorro en favor de las víctimas. "Cor Unum" efectuó un segundo envío de 50.000 dólares en febrero. Durante su encuentro con los representantes de los organismos católicos y con los voluntarios, monseñor Cordes, al darles las gracias en nombre de Su Santidad, quiso destacar que la solidaridad cristiana, inspirada en la caridad de Cristo, es la característica que distingue su acción.

      La segunda misión se debió a las trágicas consecuencias de los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York y a la guerra en Afganistán. Del 25 al 30 de octubre el presidente de "Cor Unum", por encargo del Santo Padre, viajó a Pakistán, en cuyas fronteras se había agolpado un gran número de prófugos afganos que trataban de resguardarse de los bombardeos masivos. Se reunió con los siete obispos, con los representantes de las organizaciones católicas locales y extranjeras comprometidas a prestar las ayudas más urgentes a los prófugos, y con unos cuarenta religiosos y religiosas en representación de los misioneros que permanecieron en el lugar. Más tarde fue recibido en audiencia por el jefe del Estado, general Musharraf, quien le expresó el aprecio del país y el suyo personal por la gran actividad que despliega el Santo Padre en favor de la paz, lo mismo que por la presencia activa de las instituciones católicas entre los más necesitados. En nombre del Papa, monseñor Cordes entregó al presidente de la Conferencia episcopal una primera contribución de 200.000 dólares para las ayudas más urgentes.

      Entre esas dos emergencias pueden situarse las causadas por algunos sucesos dramáticos que acontecieron durante los años pasados, y que hasta ahora siguen produciendo efectos negativos en las poblaciones afectadas, como la situación de los Balcanes y el terremoto en Perú. Prosiguiendo sus visitas a los países de la antigua Federación socialista yugoslava, del 4 al 6 de junio el presidente de "Cor unum" viajó a Belgrado, donde se reunió con los obispos y los representantes de las organizaciones socio-caritativas que trabajan en el lugar, así como con las autoridades civiles. El objetivo de su visita fue favorecer una acción coordinada por parte de las organizaciones de ayuda.

      Los días 21 y 22 de julio el presidente viajó a Perú para visitar las zonas devastadas. También allí tuvo un encuentro con los obispos, con los representantes de las organizaciones socio-caritativas, con los agentes de la caridad y con grupos de personas, en representación de la población damnificada por la calamidad. Las reacciones a esas visitas testimonian que el gesto del Papa, al enviar un delegado personal, contribuye a reavivar, en los hombres y mujeres probados por el sufrimiento, la esperanza de un auténtico renacimiento espiritual y material.

 

Guido GIANNINI

 Ciudad del Vaticano, julio de 2002

 

top