La Santa Sede Menu Ricerca
La Curia Romana Pontifici Consigli


   
   
   
   
   
   

NOTICIARIO 11/2005

 


 

El Presidente a los Lectores  

 

Queridos amigos:

Esta vez quisiera dedicar el espacio de mi cita habitual con los lectores de nuestro Noticiario a la vigésima edición de la Jornada Mundial de la Juventud. Las JMJ, cuya preparación involucra directamente al Consejo Pontificio para los Laicos, son acontecimientos de una extraordinaria importancia eclesial. Son la epifanía del rostro de una Iglesia que no envejece – porque Cristo es siempre joven y siempre joven es su Evangelio–, de una Iglesia llena de valor e impulso misionero. Todo esto emergió con fuerza también en Colonia, en una JMJ profundamente marcada, por un lado, por el retorno a la Casa del Padre de Juan Pablo II, el Papa que ha dado a la Iglesia este potente instrumento de diálogo con los jóvenes y de evangelización del mundo de los jóvenes, y por el otro, por la acogida que ellos han tenido reservada para Benedicto XVI, el nuevo Sucesor de Pedro, que llegó hasta ellos para confirmarles en la fe. Los ha conquistado con su sonrisa llena de amor, con el gesto de los brazos abiertos, con su palabra clara y eficaz que ha penetrado hasta lo más profundo de su alma. ¡Un Papa nuevo, pero siempre el mismo corazón de padre abierto de par en par a los jóvenes de todo el mundo!

Los jóvenes de las JMJ continúan sorprendiendo y más aún por el gran número de participación en un evento de tan alta calidad. En Colonia estuvieron presentes más de un millón de jóvenes provenientes de 197 países de cinco continentes que, acompañados por 757 obispos, 9.000 sacerdotes y 300 obispos catequistas, tuvieron catequesis en 30 lenguas en 250 sedes, valiéndose la organización de la ayuda de 27.000 voluntarios. Grande fue el interés de los medios de comunicación: 6.600 periodistas acreditados y personas de los medios de comunicación y unos 4.000 representantes de la prensa y radiotelevisión de todo el mundo. Nos podemos imaginar fácilmente la dimensión de los problemas logísticos a los que ha tenido que hacer frente el Comité organizador alemán, al cual renuevo aquí la expresión de nuestra profunda gratitud, que se extiende a toda la Iglesia de Alemania, por el trabajo realizado y la excelente colaboración prestada.

La vigésima JMJ, centrada en el tema “Hemos venido a adorarle” (Mt 2,2) tuvo un carácter netamente eucarístico y se insertó orgánicamente en la celebración del Año de la Eucaristía, del cual ha constituido uno de los momentos más grandes. Durante la Vigilia de oración en Marienfeld, el sábado 20 de agosto de 2005, la juventud arrodillada en adoración ante el Santísimo Sacramento dio un testimonio de fe tan fuerte que se convirtió en un desafío audaz lanzado a la cultura postmoderna – la cultura de la indiferencia, invadida de un “extraño olvido de Dios” (Benedicto XVI). ¡El desafío de saber ir contracorriente y de afirmar que para ellos Cristo, el Evangelio, la Iglesia y el Papa cuentan de verdad! Aunque es verdad que en el cuadro global del mundo de hoy los jóvenes son una minoría, éstos también son, sin embargo, una minoría especial digna de ser incluida entre aquéllas que A. Toynbee define como “minorías creativas”, es decir, las minorías capaces de cambiar el curso de la historia. No fue casualidad que Benedicto XVI haya hablado en Colonia de una “revolución de Dios” de la que ellos tienen que convertirse en protagonistas importantes. Porque para sanear el “cristianismo cansado”, que más y más se está difundiendo entre los bautizados, la Iglesia necesita del hálito vital de su fe juvenil, llena de empuje, entusiasmo y alegría.

Detrás del fenómeno de las JMJ hay un intenso trabajo pastoral que la Iglesia desarrolla respecto a las nuevas generaciones y del cual cada encuentro de los jóvenes del mundo con el Papa es un fruto estimulante para los Pastores, llamados a estar cada vez más atentos a sus verdaderas necesidades. Encontrándose con los obispos alemanes en Colonia, Benedicto XVI además habló de “provocación”: “Los jóvenes, con sus preguntas, con su fe y con su alegría en la fe, sigan siendo para nosotros [Pastores] un estímulo a vencer la pusilanimidad y el cansancio” (Discurso, 21 de agosto de 2005). Cada JMJ representa para la pastoral juvenil un nuevo punto de partida, y en tal sentido los discursos del Papa en Colonia son una mina de enseñanzas a la cual debemos recurrir a menudo. De hecho, el Santo Padre ha dado, con un lenguaje nítido, elementos importantes para un concreto programa pastoral, que toma su inicio en la paradigmática aventura espiritual de los Reyes Magos y se desarrolla en torno a tres palabras clave: buscar, encontrar y adorar a Cristo, aquel que sólo da sentido pleno y definitivo a la existencia del hombre. La JMJ de Colonia ha demostrado, una vez más, que cada vez son más numerosos los jóvenes que se plantean seriamente el problema de Dios y lo buscan con una determinación apasionada. Es bajo este gran signo de esperanza que el Consejo Pontificio para los Laicos se ha lanzado ya a la preparación de la próxima JMJ que, como anunció Benedicto XVI al final de las celebraciones de Colonia, tendrá lugar en Sydney en el año 2008. La fascinante aventura espiritual iniciada hace veinte años continúa…  

 

+ Stanisław Ryłko

Presidente

 

 

La vigésima Jornada Mundial de la Juventud 

 

“Queridos jóvenes, ofreced también vosotros al Señor el oro de vuestra existencia, o sea, la libertad de seguirlo por amor respondiendo fielmente a su llamada; elevad hacia Él el incienso de vuestra oración ardiente, para alabanza de su gloria; ofrecedle la mirra, es decir, el afecto lleno de gratitud hacia Él, verdadero Hombre, que nos ha amado hasta morir como un malhechor en el Gólgota”. Juan Pablo II estuvo muy presente en la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia por medio de las palabras de su Mensaje, pero también por el vivo recuerdo de todos los presentes, desde los jóvenes hasta Benedicto XVI. La vigésima Jornada Mundial de la Juventud se realizó al amparo de dos papas, una JMJ bajo el signo de Juan Pablo II “que nos guía y acompaña desde el cielo” y de Benedicto XVI, en su primera gran cita con los jóvenes, don providencial puesto al inicio de su papado.

Se podría decir además que fue un don doblemente providencial, por un lado porque el primer gran viaje del nuevo Papa lo llevó a encontrarse con los jóvenes, esperanza de la Iglesia, en este grande evento, pensado para ellos por su predecesor, y por el otro porque este encuentro se realizó en la tierra de Benedicto XVI, en Alemania, corazón de Europa, que lo acogió con evidente emoción y orgullo.

La estrella de los Magos no recorre caminos casuales sino que escoge las vías celestes, adecuadas para guiar en cada tiempo a una multitud de personas hacia Jesús. “Los Magos partieron porque tenían un deseo grande que los indujo a dejarlo todo y a ponerse en camino. Era como si aquel viaje hubiera estado siempre inscrito en su destino, que ahora finalmente se cumplía. Queridos amigos, este es el misterio de la llamada, de la vocación; misterio que afecta a la vida de todo cristiano, pero que se manifiesta con mayor relieve en los que Cristo invita a dejarlo todo para seguirlo más de cerca”. Es un pasaje significativo del discurso pronunciado por Benedicto XVI en presencia de miles de seminaristas venidos a Colonia para la JMJ. Aquí se pone de relieve una importante dimensión de las Jornadas Mundiales de la Juventud: miles de jóvenes, en el curso de veinte años, han hallado en estos encuentros el propio camino hacia Dios.

“En estos días, no os encontraréis como extraños sino como parientes y compañeros del camino de viaje: “parientes” por el hecho de que todos tenemos el mismo origen que es obra de la mano de Dios, y “compañeros del camino de viaje”, porque el anhelo hacia una vida llena de sentido que valga la pena de vivir, o sea una vida con Dios, nos ha llevado por el mismo camino”, dijo S. Em. el cardenal Meisner durante la celebración eucarística de apertura en Colonia, mientras se celebraban análogas ceremonias en Dusseldorf con S. Em. el cardenal Lehmann y en Bonn con S. E. mons. Bode.

Así se dio inicio a estos intensos días en tierra alemana, centrados en el tema “Hemos venido a adorarle” (Mt 2,2); un tema escogido para conducir a los jóvenes al corazón de la fe cristiana, entrando más profundamente en el Misterio de la Eucaristía y de la adoración. 300 obispos, de los más de 750 venidos de todo el mundo, prepararon el encuentro con el Papa a través de catequesis en más de 30 lenguas diferentes. Tres días de preparación intensa, profunda, participada y atenta, en la que los jóvenes estuvieron en contacto con sus pastores, dialogaron con ellos y siguieron juntos la parábola de la estrella hasta encontrarse cara a cara con Jesús y comprender el sentido de la adoración.

En modo semejante a Jesús que, desde la barca se dirigía a la multitud reunida a orillas del lago Tiberíades, también Benedicto XVI se encontró por primera vez con estos jóvenes invitándoles a hacer “la experiencia vibrante de la oración como diálogo con Dios”. El Rin, cuyas orillas se habían llenado de jóvenes que festejaban y estaban inmersos en el agua como si quisieran ir al encuentro del Santo Padre, verdaderamente recordaba a las escenas evangélicas. Desde el gran barco, acompañado por otros cinco barcos que simbolizaban los continentes, Benedicto XVI quiso recordar sobre todo al iniciador de las Jornadas Mundiales de la Juventud. “Abrid vuestro corazón a Dios […] Dadle el “derecho a hablaros” durante estos días”, así sugirió el Papa, volviendo a evocar con inmenso respeto la herencia espiritual de Juan Pablo II, su “venerado predecesor”. “Este gran Papa supo entender los desafíos que se presentan a los jóvenes de hoy […] y transmitirlos con valentía. […] Ahora, todos juntos tenemos el cometido de llevar a la práctica sus enseñanzas”, subrayó proponiendo a los jóvenes, a ejemplo de los Reyes Magos, que siguieran antes a “la estrella que brilla en la conciencia” que a lo que “sugieren las pasiones”. Después de descender del barco, luego del encuentro con los jóvenes, Benedicto XVI se dirigió a la catedral de Colonia donde se veneran, desde hace siglos, las reliquias de los Reyes Magos. Para explicar su proceder subrayó en particular que “las reliquias de los santos son huellas de esa presencia invisible pero real que ilumina las tinieblas del mundo, manifestando el reino de los cielos que está dentro de nosotros”.

En el curso de la Vigilia en Marienfeld, el Papa desarrolló este pensamiento y habló largo y tendido de los santos como testigos y “constructores” del Evangelio: “Los Magos que vienen de Oriente son sólo los primeros de una larga lista de hombres y mujeres que en su vida han buscado constantemente con los ojos la estrella de Dios, que han buscado al Dios que está cerca de nosotros, seres humanos, y que nos indica el camino. […] Los santos, como hemos dicho, son los verdaderos reformadores. Ahora quisiera expresarlo de manera más radical aún: sólo de los santos, sólo de Dios proviene la verdadera revolución, el cambio decisivo del mundo. […] La revolución verdadera consiste únicamente en mirar a Dios, que es la medida de lo que es justo y, al mismo tiempo, es el amor eterno. Y ¿qué puede salvarnos sino el amor?”

Los santos, por lo tanto, nos conducen a Cristo, pero “quien ha descubierto a Cristo debe llevar a otros hacia Él. Una gran alegría no se puede guardar para uno mismo. Es necesario transmitirla”.

En el Año de la Eucaristía, la adoración de los Magos ante Jesús, encarnado en un niño sencillo, se convierte en la adoración de la hostia en la cual Cristo transfunde su sacrificio por la humanidad. Así, durante la noche, la Vigilia se transforma en adoración eucarística y la “tienda de la adoración” se convierte en el corazón pulsante de la multitud – se habla de 800.000 jóvenes – reunida en Marienfeld. Ese amor, al cual Benedicto XVI se refería en la Vigilia como instrumento de salvación, Jesús se lo demuestra de nuevo a sus discípulos por medio del sacrificio eucarístico antes de subir a la Cruz: “Haciendo del pan su Cuerpo y del vino su Sangre, anticipa su muerte, la acepta en lo más íntimo y la transforma en una acción de amor. Lo que desde el exterior es violencia brutal – la crucifixión – desde el interior se transforma en un acto de un amor que se entrega totalmente”. Con una imagen moderna y eficaz, el Santo Padre compara esta transformación con una fisión nuclear: “Esta es, por usar una imagen muy conocida para nosotros, la fisión nuclear llevada en lo más íntimo del ser; la victoria del amor sobre el odio, la victoria del amor sobre la muerte. Solamente esta íntima explosión del bien que vence al mal puede suscitar después la cadena de transformaciones que poco a poco cambiarán el mundo. Todos los demás cambios son superficiales y no salvan. Por esto hablamos de redención: lo que desde lo más íntimo era necesario ha sucedido, y nosotros podemos entrar en este dinamismo. Jesús puede distribuir su Cuerpo, porque se entrega realmente a sí mismo”. Esta misma “fisión nuclear” genera, como en la física, una serie de reacciones en cadena capaz de cambiar no sólo nuestra vida, sino la realidad en torno a nosotros: “La adoración, como hemos dicho, llega a ser, de este modo, unión. Dios no solamente está frente a nosotros, como el totalmente Otro. Está dentro de nosotros, y nosotros estamos en él. Su dinámica nos penetra y desde nosotros quiere propagarse a los demás y extenderse a todo el mundo, para que su amor sea realmente la medida dominante del mundo”.

¡Cómo necesitamos esta transformación! El Santo Padre mismo interpreta con palabras efectivas el anhelo de una vida plena, escondido en el corazón de cada hombre, y los sentimientos que en cambio emergen desde lo profundo cuando uno se olvida de Dios: “En numerosas partes del mundo existe hoy un extraño olvido de Dios. Parece que todo marche igualmente sin él. Pero al mismo tiempo existe también un sentimiento de frustración, de insatisfacción de todo y de todos. Dan ganas de exclamar: ¡No es posible que la vida sea así! Verdaderamente no”.

Vivir como verdaderos adoradores; profundizar día a día la oración y la práctica cotidiana de nuestra relación con Jesús, también por medio de la lectura de la Biblia y del Catecismo “obra maravillosa, en la cual la fe secular se explica sintéticamente”; comunicar a los demás la alegría de nuestra fe, como nos invita a hacer S. E. mons. Ryłko, Presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, en su agradecimiento final al Santo Padre: “Santísimo Padre, ha llegado el momento tan esperado, tan importante del envío misionero. En la conclusión de la Jornada Mundial de la Juventud 2005, los jóvenes que están ante Usted desean ardientemente ser enviados por Su Santidad al mundo entero para dar testimonio de Cristo, Redentor del hombre. ¡Todos están listos para partir de Colonia como jóvenes apóstoles del tercer milenio! ¡Santo Padre, pedimos su bendición apostólica!”. “¡Caminemos con Cristo y vivamos nuestra vida como verdaderos adoradores de Dios! Amén”. Este es el saludo de Benedicto XVI a “sus” jóvenes y a los jóvenes de todo el mundo.

Hemos querido detenernos en los momentos centrales de esta vigésima Jornada Mundial de la Juventud: en el encuentro entre el Santo Padre y los jóvenes. Mucho se podría decir aún sobre las jornadas que precedieron a este encuentro, sobre la peregrinación a la catedral y a las reliquias de los Magos, sobre los momentos de alegría y reflexión, sobre las iglesias abiertas día y noche, sobre los centros espirituales donde tantos jóvenes han buscado un momento de silencio, de adoración, de encuentro personal con Jesús. Pero pensamos que todo esto se puede resumir en las palabras de un peregrino: “De Colonia me llevo a casa que la adoración es algo exigente, que es mucho más que el estar largo rato de rodillas sin que cambie nada dentro y fuera de mí”.

Se parte ahora por el camino de Colonia que condujo a los jóvenes en la búsqueda y a la adoración de Jesús, y se continúa el trayecto hacia Sydney. El camino es, una vez más, el medio que conduce a Jesús.    

 

Visitas “ad limina”  

 

En todas sus actividades, el Consejo Pontificio para los Laicos está al servicio de la pastoral del Santo Padre en favor de la Iglesia universal en el sector, cada vez más importante, del apostolado de los laicos. Un momento especialmente significativo de esta colaboración constituyen los encuentros del Dicasterio con los obispos de todo el mundo en su visita ad Limina apostolorum. También en este año 2005, los encuentros se han revelado como ocasión de un recíproco enriquecimiento y de una proficua orientación operativa. En los meses de enero y febrero hemos recibido a tres grupos de obispos españoles, y en el mismo mes de febrero tuvimos la visita de casi todos los obispos suizos. El recuerdo de los acontecimientos ocurridos en los meses siguientes se ha quedado profundamente impreso en la memoria de todo el pueblo de Dios: por un lado, el empeoramiento de la enfermedad de nuestro amado Papa Juan Pablo II y su retorno a la Casa del Padre, y por otro, la providencial elección de Benedicto XVI. Como es obvio, en aquel período se interrumpieron las visitas ad Limina apostolorum. En el mes de mayo se reanudaron los encuentros con los obispos de Papua-Nueva Guinea y de las Islas Salomón. Después de la pausa estiva, reiniciamos nuestras reuniones con tres grupos de obispos de México. Los temas tratados abordaron problemáticas cruciales del laicado católico en los diferentes países, discutidos siempre con particular atención a la luz de los signos de esperanza que el Señor está suscitando en la realidad local. Con los obispos de España y Suiza nos detuvimos en modo particular en cuestiones de la ya avanzada secularización de las instituciones públicas y de la cultura difundida por los medios de comunicación, subrayando la necesidad para todos los fieles de dar públicamente testimonio de los valores fundamentales humanos y cristianos, que la mentalidad relativista tiende a ignorar e incluso a combatir. La formación de los laicos, sobre todo si se desarrolla como itinerario de iniciación cristiana, ha sido reconocida por los obispos de todos los países –en sintonía con nuestro Dicasterio– como la vía fundamental para restituir al pueblo de Dios el sentido de pertenencia a la Iglesia católica y una clara conciencia de la identidad cristiana. También examinamos con los obispos las grandes oportunidades que en este sentido ofrecen los movimientos y nuevas comunidades, especialmente cuando son alentados y ayudados a introducirse en las realidades locales, respetando la especificidad de su carisma. Otro argumento que caracterizó todos los encuentros fue la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia. Con ocasión de su visita ad limina, pudimos ofrecer, en modo particular, nuestro concreto apoyo a los obispos de Ruanda, Burundi y Papua-Nueva Guinea, ayudando a estas jóvenes Iglesias a enviar a Alemania una significativa representación de jóvenes.    

 

 

Discípulos y misioneros de Cristo hoy

 

Promovido por el Consejo Pontificio para los Laicos y el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) tendrá lugar en Bogotá (Colombia), del 9 al 12 de marzo de 2006, el primer Congreso de movimientos eclesiales y nuevas comunidades en América Latina. El Congreso se fija como meta definir, describir y presentar las implicaciones de lo que significa ser discípulos de Cristo hoy, en modo particular, en el contexto de la realidad latinoamericana. Al identificar el nexo estrecho que hay entre discípulo y Maestro (seguimiento de Jesucristo) y actualizando la pregunta del “dónde” y “cómo” sea hoy posible encontrar maestros a los que uno pueda seguir, se quiere profundizar la novedad representada por los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades, signos de la “nueva época de asociacionismo” presentes en la Iglesia por obra del Espíritu Santo. Además, esta temática nos ofrecerá la oportunidad de reflexionar una vez más sobre la figura de los fieles laicos, con el objetivo de reforzar la conciencia de la propia identidad y de dar un impulso a su compromiso en el mundo. Las conclusiones que surgirán de este Congreso serán una válida contribución para la preparación y la realización de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, que tendrá lugar en Aparecida (Brasil) en el mes de mayo de 2007, y cuyo tema es “Discípulos y misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos en Él tengan vida. “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14,6)”. En un mundo cada más secularizado y bajo la difusión de una “dictadura del relativismo que no reconoce nada como definitivo y que deja como última medida sólo el propio yo y sus antojos” (Card. Joseph Ratzinger, Homilía de la Misa “pro eligendo Romano Pontifice”), los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades, portadores de una novedad sorprendente, son la “respuesta, suscitada por el Espíritu Santo, a este dramático desafío del fin del milenio, [una] respuesta providencial” (Juan Pablo II, A los miembros de movimientos eclesiales y nuevas comunidades en la vigilia de Pentecostés, 1998). De hecho, por la variedad de los métodos educativos propuestos, así como por la riqueza de experiencias y frutos, estas nuevas realidades de asociación, junto a las formas tradicionales de asociacionismo del laicado católico, representan sin duda un recurso importante para la formación de laicos adultos en la fe y comprometidos en un testimonio cristiano en la vida pública, en los modernos “areópagos”. Esto es particularmente importante para la Iglesia católica en América Latina, donde las formas de piedad y religiosidad populares están aún muy arraigadas entre la gente y representan un indudable recurso que hay que valorizar, desarrollar y encauzar en la obra de evangelización de este continente.

Estos dones del Espíritu Santo, comprendidos y valorizados en modo adecuado, aportarán contribuciones significativas a la vida y misión de la Iglesia en América Latina. En su Magisterio, Juan Pablo II siempre ha subrayado la tarea de los “movimientos” en la nueva evangelización. En modo particular escribe en la Encíclica Redemptoris missio: “Recuerdo, como novedad surgida recientemente en no pocas Iglesias, el gran desarrollo de los “movimientos eclesiales”, dotados del dinamismo misionero. Cuando se integran con humildad en la vida de las Iglesias locales y son acogidos cordialmente por obispos y sacerdotes en las estructuras diocesanas y parroquiales, los movimientos representan un verdadero don de Dios para la nueva evangelización y para la actividad misionera propiamente dicha. Por tanto, recomiendo difundirlos y valerse de ellos” (n. 72).

En el encuentro, que tendrá lugar en la sede de la Conferencia episcopal colombiana, están invitados a participar, además de los Superiores y colaboradores del Consejo Pontificio para los Laicos y de la Presidencia del CELAM, los miembros del Comité preparatorio de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, un Obispo delegado por cada una de las Conferencias episcopales del subcontinente y los responsables internacionales y latinoamericanos de más de 50 movimientos y nuevas comunidades.

El programa del Congreso prevé la introducción de S. Em. el cardenal Francisco Javier Errázuriz, presidente del CELAM, y de S. E. mons. Stanisław Ryłko, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos. En base a una primera ponencia, que tratará el tema central “Cristiano, o sea, discípulo de Jesucristo”, y a una segunda sobre “Los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades como respuesta del Espíritu Santo a los desafíos de la evangelización hoy”, se tendrán tres mesas redondas con los siguientes títulos: “Movimientos eclesiales y nuevas comunidades: cómo nacen, se forman y crecen nuevos discípulos de Jesucristo”, “Evangelizar, es decir, enviados a hacer discípulos” y “Movimientos eclesiales y nuevas comunidades: la fantasía de la caridad”. En los grupos de trabajo se profundizarán las experiencias y reflexiones de los movimientos y nuevas comunidades en relación a algunos temas, como son: el anuncio cristiano y piedad popular; el reto de la difusión de las sectas; los desafíos culturales y el relativismo ético; la presencia cristiana en la sociedad y en la política: la obra de reconciliación y de justicia; la tarea educativa de reconstruir el tejido humano, familiar y social; la fantasía de la caridad ante antiguas y nuevas pobrezas; la transmisión de la fe a los jóvenes y su educación. La última jornada del Congreso se iniciará con la ponencia “Los movimientos en la Iglesia local” a la que seguirá una mesa redonda con dos obispos y dos fundadores de movimientos sobre lo que la Iglesia en América Latina puede esperar de estas nuevas realidades. Después de las conclusiones se tendrá la celebración eucarística en la catedral de Bogotá.    

 

Reconocimientos jurídicos y aprobaciones estatutarias  

El Consejo Pontificio para los Laicos,

con decreto del 15 de diciembre de 2004, ha aprobado los nuevos estatutos de la Union Catholique Internationale de la Presse (UCIP).

Con decreto del 25 de abril de 2005, ha concedido la aprobación definitiva de los estatutos de la asociación Couples for Christ.

Con decreto del 30 de abril de 2005, ha aprobado las modificaciones aportadas a los estatutos de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (FASTA).

Con decreto del 9 de mayo de 2005, ha aprobado las modificaciones aportadas a los estatutos del International Catholic Charismatic Renewal Services (ICCRS).

Actualmente, el Dicasterio está procediendo al examen de las solicitudes de reconocimiento canónico presentadas por las siguientes agregaciones laicales: Les maisons d’adoration, World Apostolate of Fatima, Alliance of the Holy Family International, Apostolate for Family Consacration, Fondacio. Chrétiens pour le monde, Comunità Cattolica d’Integrazione, Servizio Missionario Giovani (SER.MI.G.), Families of Nazareth Movement, Comunità Cattolica Shalom, Comunità dei Figli di Dio.  

 

 

En memoria

Después de un largo período de enfermedad, aceptada con espíritu de sereno abandono a la voluntad divina y de una consciente participación en el misterio de la Cruz, el 22 de febrero de 2005, fiesta de la Cátedra de san Pedro, murió monseñor Luigi Giussani.

Al esbozar su figura durante la homilía en la misa de funeral, pronunciada en la catedral de Milán ante más de cuarenta mil personas, el entonces cardenal Joseph Ratzinger recordó que don Giussani “creció en una casa […] pobre en pan, pero rica en música. Así, desde el inicio, se sintió tocado, más aún, herido por el deseo de la belleza; no se contentaba con una belleza cualquiera, con una belleza trivial. Buscaba la Belleza misma, la Belleza infinita. Así encontró a Cristo, y en Cristo la verdadera belleza, el camino de la vida, la auténtica alegría”.

Como potente testigo de Cristo para los hombres de nuestro tiempo, monseñor Luigi Giussani empleó todo su ser para anunciar con pasión a Jesús de Nazaret, muerto y resucitado, acontecimiento presente en la historia del mundo, cuyo signo visible es la comunión de la Iglesia. Animado siempre por un amor filial a la Iglesia y al Sucesor de Pedro, educó a generaciones de jóvenes de diferentes países del mundo hacia la conciencia de que sólo en Cristo el hombre se descubre y realiza en su humanidad más verdadera, mostrando toda la racionalidad de la fe que lleva a la adhesión de la libertad de la persona al anuncio cristiano, reconocido como la única respuesta que corresponde a las exigencias del corazón humano.

Desde el año 1987, fue Consultor del Consejo Pontificio para los Laicos y nunca dejó de ofrecer la aportación de su pensamiento lúcido y autorizado a los proyectos e iniciativas del Dicasterio. Esta ha sido una tarea a la que ha sido fiel hasta el final. De hecho, en el mes de noviembre de 2004 envió una valiosa reflexión a la vigésimo primera Asamblea plenaria del Consejo, que publicamos en el volumen “Volver a descubrir el verdadero rostro de la parroquia”.

Dando gracias a Dios por el don de su persona y enseñanza, quisiéramos expresar nuestro profundo agradecimiento por la bondad con la que monseñor Luigi Giussani siempre ha acompañado los trabajos de nuestro Dicasterio, desde la época del reconocimiento de la Fraternidad de Comunión y Liberación y posteriormente de la Asociación Laical Memores Domini. De hecho, él veía en esta obra de discernimiento un servicio valioso a los movimientos eclesiales, que amaba indistintamente, reconociendo en ellos -haciéndose así eco vigoroso del magisterio de Juan Pablo II- un don particular del Espíritu Santo para la Iglesia de nuestro tiempo.

En la carta de pésame enviada para su funeral y leída por S. E. mons. Stanisław Ryłko, el desaparecido Papa Juan Pablo II escribía: “He tenido la oportunidad de encontrar en varias ocasiones a monseñor Luigi Giussani y de admirar su ardiente fe, que se traducía en un testimonio cristiano capaz de suscitar, especialmente entre los jóvenes, una amplia y convencida acogida del mensaje evangélico. […] Cristo y la Iglesia: aquí está la síntesis de su vida y de su apostolado. Sin separar nunca el uno de la otra, comunicó a su alrededor un amor verdadero por el Señor y por los diversos Papas que conoció personalmente. […] Defensor de la razón del hombre […] Seguido por los miembros del Movimiento por él fundado, difundido ya por muchos países del mundo, escuchado con respeto incluso por personas de credos distintos y de diferentes responsabilidades profesionales, me gusta recordarlo como maestro de humanidad y defensor de la religiosidad inscrita en el corazón de todo ser humano”.  

 

 

Contactos con asociaciones y movimientos

• El 7 de enero, mons. Miguel Delgado Galindo y la Sra. Lucienne Sallé tuvieron un encuentro con el nuevo equipo mundial de la Conferencia Internacional Católica del Guidismo (CICG).

• El 15 de enero, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo un encuentro con los señores Gérard y Marie Christine de Roberty y con mons. François Fleischmann, respectivamente matrimonio responsable y consejero espiritual de los Equipos de Nuestra Señora.

• El 17 de enero, mons. Miguel Delgado Galindo tuvo un encuentro con el P. Salvatore Ugenti, T.C., responsable de los Cooperadores Amigonianos.

• El 18 de enero, S.E. mons. Josef Clemens recibió al Capítulo general de la Federación de familias de Schönstatt.

• El 20 de enero, S.E. mons. Josef Clemens recibió al Sr. Josep Maria Torrents y al P. Robert Tyrała, respectivamente presidente y asistente eclesiástico de la Foederatio Internationalis Pueri Cantores.

• El 26 de enero, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a la Sra. Cathy Brenti de la Comunidad de las Bienaventuranzas.

• El 2 de febrero, S.E. mons. Josef Clemens tuvo un encuentro con un grupo de responsables de la asociación Nazareth.

• El 3 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko presidió, en la basílica de San Juan de Letrán, la celebración eucarística en acción de gracias por el 37° aniversario de la Comunidad de San Egidio.

• El 13 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko presidió la santa misa, celebrada junto al Baptisterio de San Juan de Letrán, con ocasión del 17º aniversario de la muerte del siervo de Dios P. Joseph Wresinski, fundador del movimiento internacional ATD Cuarto Mundo.

• El 24 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko participó en los solemnes funerales de mons. Luigi Giussani, fundador de Comunión y Liberación, que tuvieron lugar en la catedral de Milán, donde dio lectura al mensaje de pésame enviado por el Papa Juan Pablo II. En el funeral, presidido por el cardenal Joseph Ratzinger, el Consejo Pontificio para los Laicos estaba representado también por el Subsecretario, prof. Guzmán Carriquiry, y el Sr. Roberto Ragusa.

• El 24 de febrero, S.E. mons. Josef Clemens, mons. Miguel Delgado Galindo y la Sra. Lucienne Sallé recibieron al Sr. Paul Ortega, secretario general del Movimiento Internacional de los Intelectuales Católicos (MIIC-Pax Romana).

• El 25 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al presidente de la Fraternidad Católica de las Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza, el prof. Matteo Calisi.

• El 26 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo un encuentro con el fundador de la Comunidad de San Egidio, el prof. Andrea Riccardi.

• El 28 de febrero, S.E. mons. Josef Clemens recibió a un grupo de responsables de la Agrupación de Asociaciones Estudiantiles Católicas de Alemania.

• El 28 de febrero, la Sra. Lucienne Sallé recibió al Sr. George Dixon Fernández, presidente del Movimiento Internacional de la Juventud Agrícola y Rural Católica (MIJARC).

• El 1º de marzo, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al Sr. Paolo Maino, fundador de la Comunidad Shalom, asociación perteneciente a la Renovación en el Espíritu Santo.

• El 11 de marzo, mons. Francis Kohn recibió al Sr. Kevin Ahern y al P. Mike Deeb, respectivamente presidente y asistente eclesiástico del Movimiento Internacional de los Estudiantes Católicos (MIECPax Romana); al día siguiente fueron recibidos junto al Sr. Zobel Behalal, secretario general del Movimiento, por S.E. mons. Josef Clemens, mons. Miguel Delgado Galindo y la Sra. Lucienne Sallé.

• El 12 de marzo, S.E. mons. Josef Clemens recibió al presidente y al asistente eclesiástico del Movimiento Internacional de los Intelectuales Católicos (MIIC - Pax Romana).

• El 14 de marzo, S.E. mons. Stanisław Ryłko, S.E. mons. Josef Clemens y la Sra. Lucienne Sallé recibieron al Sr. Ernest König y a mons. Nelson Roque Viola, respectivamente presidente y asistente eclesiástico de la Conferencia de las Organizaciones Internacionales Católicas (COIC).

• El 18 de marzo, S.E. mons. Josef Clemens, mons. Miguel Delgado Galindo y la Sra Lucienne Sallé recibieron al Sr. Baldur Hermans, secretario general, y al Sr. José Antonio Warletta, de la Conferencia Internacional Católica del Scoutismo (CICS).

• El 21 de marzo, mons. Miguel Delgado Galindo recibió la visita del P. Gianfranco Verri, CSJ, responsable de la agregación Corona del Corazón Inmaculado de María Santísima.

• En los días 29-30 de marzo, S.E. mons. Stanisław Ryłko intervino con una conferencia sobre la Acción Católica en el XI Encuentro general del Apos- tolado de los Laicos, que tuvo lugar en El Escorial (Madrid).

• El 31 de marzo, S.E. mons. Josef Clemens recibió a D. Andreas Mauritz, asistente eclesiástico de la Federación de las Asociaciones de la Juventud Católica Alemana (BDKJ).

• El 9 de abril, S.E. mons. Josef Clemens recibió a la Sra. María Eugenia Díaz de Pfennich, presidenta de la Unión Mundial de las Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC).

• El 11 de abril, S.E. mons. Josef Clemens recibió a la presidencia de la Comunidad Misionera de Villaregia.

• El 12 de abril, S.E. mons. Josef Clemens, mons. Miguel Delgado Galindo y la Sra. Lucienne Sallé recibieron la visita de la Sra. María Eugenia Díaz de Pfennich, presidente de la UMOFC, del asistente espiritual, P. Gian Maria Polidoro, OFM, de la secretaría general, Sra. Gillian Badcock, y de los miembros del Consejo ejecutivo.

• El 19 de abril, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al prof. Ernesto Preziosi y a mons. Tino Mariani, respectivamente secretario general y asistente eclesiástico de la Federación Internacional de Hombres Católicos (FIHCUnum Omnes).

• El 20 de abril, S.E. mons. Josef Clemens recibió a varios responsables del Movimiento Internacional de Apostolado de los Niños (MIDADE).

• El 28 de abril, mons. Miguel Delgado Galindo y la Sra. Lucienne Sallé recibieron a Luca Bergamaschi, Jean-Pierre Lhoest y al P. Jean-Pierre Bordes, respectivamente presidente, tesorero y asistente eclesiástico del equipo internacional de la Federación Internacional de Asociaciones Católicas de Ciegos (FIDACA); y a la Sra. Marina Costa, nueva presidenta de la Asociación Internacional de la Caridad (AIC).

• El 29 de abril, S.E. mons. Stanisł aw Ryłko llevó el saludo de Benedicto XVI a los 35.000 jóvenes del Camino Neocatecumenal, reunidos en la Arena de Amsterdam (Países Bajos), después de haber ido, como preparación para la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia, a las plazas y campus universitarios de más de 150 ciudades europeas para anunciar a sus coetáneos el mensaje de conversión a Cristo.

• El 29 de abril, mons. Miguel Delgado Galindo y la Sra. Lucienne Sallé recibieron al equipo internacional de la Federación Internacional de las Comunidades de Juventud Católica Parroquial (FIMCAP). Entre los presentes estaban las Sras. Carme Carrión i Ribas y Tine Cornillie, respectivamente presidenta y secretaria general, al Sr. Olivier Heyen, consultor, y al P. Alveiro Vasquez, asistente eclesiástico.

• El prof. Guzmán Carriquiry participó en los ejercicios espirituales anuales de la Fraternidad de Comunión y Liberación, que tuvieron lugar en Rimini (Italia) del 29 de abril al 1º de mayo.

• El 10 de mayo, S.E. mons. Josef Clemens, mons. Miguel Delgado Galindo y la Sra. Lucienne Sallé recibieron al Sr. Manoj Mathew, a la Sra. Ellen Mwila Chanda y al P. Mike Deeb, OP, del equipo internacional de la Juventud Estudiantil Católica Internacional (JECI).

• El 13 de mayo, S.E. mons. Stanisław Ryłko, mons. Miguel Delgado Galindo y la Sra. Lucienne Sallé recibieron a la Sra. Annie Trabichet y a la Madre Jane Scaria, respectivamente responsables de la rama laica y la rama religiosa de la Asociación San Francisco de Sales.

• El 13 de mayo, mons. Miguel Delgado Galindo recibió a la Sra. Marbella, presidenta de la Alianza de la Sagrada Familia Internacional.

• El 17 de mayo, la Sra. Lucienne Sallé recibió la visita de la Sra. Silvia Staib de Chanes, coordinadora mundial de la Conferencia Internacional del Guidismo (CICG).

• El 17 de mayo, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo un encuentro con una representación de la Asociación Católica de la Salud de los Estados Unidos.

• El 18 de mayo, S.E. mons. Josef Clemens recibió a los responsables del Movimiento para un Mundo Mejor.

• El 19 de mayo, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al Sr. Oreste Pesare, director de los Servicios a la Renovación Carismática Católica Internacional (ICCRS).

• El 20 de mayo, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al P. Jacques Bagnoud y al P. Guillaume Trillard de la obra Punto Corazón; al Sr. Jürgen Bringmann, secretario general del Apostolado Militar Internacional (AMI), y al Sr. Luis Fernando Figari, fundador y superior general del Sodalitium Christianae Vitae. Ese mismo día, el coronel Bringmann, secretario general del AMI, fue recibido también por S.E. mons. Josef Clemens.

• El 30 de mayo, S.E. mons. Josef Clemens recibió a un grupo de estudiantes de la Academia de Evangelización de Austria de la Comunidad del Emmanuel (Viena).

• El 1º de junio, S.E. mons. Josef Clemens recibió a los responsables de la Obra de la Iglesia.

• El 6 de junio, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo un encuentro con la Sra. Loreto Ballester, directora general de la Institución Teresiana.

• El 7 de junio, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al Sr. Jean-Luc Moens, delegado para los asuntos internacionales de la Comunidad del Emmanuel.

• El 7 de junio, S.E. mons. Josef Clemens recibió al Sr. António Guilhermino Pires, presidente de la Organización Mundial de Antiguos Alumnos y Alumnas de la Enseñanza Católica (OMAEC).

• El 8 de junio, S.E. mons. Josef Clemens recibió al Dr. Gian Luigi Gigli, presidente de los Médicos Católicos.

• El 9 de junio, S.E. mons. Josef Clemens tuvo un encuentro con el prof. Matteo Calisi, presidente de la Fraternidad Católica de las Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza; y al responsable de Fondacio.

• El 10 de junio, S.E. mons. Josef Clemens recibió a los responsables de la Academia Internacional Musical para la Evangelización.

 • El 11 de junio, S.E. mons. Josef Clemens recibió a un grupo de participantes en los cursos del Instituto de formación para dirigentes carismáticos, organizado por el ICCRS en Roma.

• El 13 de junio, S.E. mons. Josef Clemens estuvo presente en la entrega de los estatutos de la Unión Católica Internacional de la Prensa (UCIP).

• El 23 de junio, S.E. mons. Stanisł aw Ryłko tuvo un encuentro con el P. Julián Carrón, nuevo presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación.

• El 24 de junio, S.E. mons. Josef Clemens tuvo un encuentro con los responsables de la Comunidad misionera de San Pablo.

• El 26 de junio, S.E. mons. Josef Clemens celebró la misa patronal para la Asociación de los Santos Pedro y Pablo, con la admisión de nuevos socios.

• El 2 de julio, S.E. mons. Josef Clemens recibió al Sr. Josep Maria Torrents y al P. Robert Tyrala, respectivamente presidente y asistente eclesiástico de la Foederatio Internationalis Pueri Cantores.

• Del 5 al 8 de julio, el prof. Guzmán Carriquiry participó en el encuentro mundial de los Cooperadores Amigonianos que tuvo lugar en Valencia (España).

• El 22 de julio, S.E. mons. Josef Clemens recibió a un grupo del Movimiento Luz y Vida (Polonia).

• El 25 de julio, el P. Kevin Lixey viajó a Madrid para asistir a la 57a edición de los juegos de la Federación Internacional Deportiva de la Enseñanza Católica (FISEC). Además, tuvo un encuentro con el Sr. Matt Pieters, presidente de dicha Federación, y los miembros del ejecutivo.

• El 29 de julio, S.E. mons. Josef Clemens recibió al Sr. Paul Ortega, secretario general del MIIC-Pax Romana.

• En la segunda quincena del mes de julio, el prof. Guzmán Carriquiry visitó en Brasil a algunas comunidades surgidas en el ámbito de la Renovación Carismática Católica (Shalom, Cançao Nova, Obra de María y Palabra Viva). Tuvo además un encuentro con diferentes responsables locales de movimientos eclesiales y nuevas comunidades.

• El 8 de agosto, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a S.E. mons. Francesco Lambiasi, asistente eclesiástico de la Acción Católica Italiana y del Fórum Internacional de la Acción Católica.

• El 7 de septiembre, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al P. Luigi Prandin y a la Sra. Maria Luigia Corona, fundadores de la Comunidad Misionera de Villaregia.

• El 9 de septiembre, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo un encuentro con los responsables de la Comunidad del Pan de Vida.

• El 21 de septiembre, S.E. mons. Josef Clemens celebró la santa misa con ocasión de la primera Asamblea de la Conferencia Internacional del Centro Voluntarios del Sufrimiento.

• El 26 de septiembre, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a los miembros del equipo itinerante responsable del Camino Neocatecumenal en Japón.

• El 26 de septiembre, S.E. mons. Josef Clemens recibió a los responsables de la Comunidad Misionera de Villaregia.

• S.E. mons. Stanisław Ryłko presidió la celebración eucarística del 28 de septiembre, durante el retiro internacional para los sacerdotes de la Renovación Carismática Católica, que tuvo lugar en Ars-sur-Formans (Francia) en los días del 25 de septiembre al 1° de octubre, organizado por los Servicios a la Renovación Carismática Católica Internacional (ICCRS) y la Comunidad de las Bienaventuranzas, en colaboración con la Sociedad Jean-Marie Vianney.

• El 29 de septiembre, el prof. Guzmán Carriquiry y mons. Miguel Delgado Galindo tuvieron un encuentro con D. Laurent Pavec de la obra Punto Corazón.

• El 30 de septiembre, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo una de las ponencias introductoras al Convenio internacional “Los signos del Espíritu en el siglo XX. Una relectura histórica: el informe de los testigos”, que tuvo lugar en Lucca (Italia) en los días 30 de septiembre-2 octubre, promovido por la Renovación en el Espíritu Santo junto con el Movimiento de los Focolares y la Comunidad de San Egidio. En este encuentro, el Consejo Pontificio para los Laicos estaba representado además por el subsecretario, prof. Guzmán Carriquiry.

• Del 28 al 30 de septiembre, S.E. mons. Josef Clemens tomó parte en la asamblea plenaria del Apostolado Militar Internacional (AMI), que tuvo lugar en Vilnius (Lituania) con ocasión del 40° aniversario de la fundación de la Asociación, y pronunció una conferencia sobre cómo la Santa Sede entiende la actividad del Apostolado Militar Internacional y qué expectativas ésta tiene.    

 

Otras citas 

• El 17 de enero, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a S.E. el Sr. Pablo Morán Val, embajador de Perú junto a la Santa Sede.

• El 21 de enero, S.E. mons. Josef Clemens tuvo un encuentro con el Sr. Edio Costantini, presidente nacional del Centro Deportivo Italiano, y mons. Mazza, director del Departamento Nacional para la pastoral del tiempo libre y del deporte de la CEI.

• El 24 de enero, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo un encuentro con S.Em. el card. Juan Luis Cipriani Thorne, arzobispo de Lima (Perú).

• El 25 de enero, mons. Miguel Delgado Galindo recibió a S.E. mons. Antonio Algora, obispo de Ciudad Real y Gran Prior de las Órdenes Caballerescas de España.

• El 6 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko presidió una celebración eucarística organizada por S.E. mons. Michel Dubost, obispo de Evry- Corbeil-Essonnes (Francia) para las diversas etnias presentes en la diócesis.

• El 10 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a S.E. el Sr. Pierre Morel, embajador de Francia junto a la Santa Sede.

• El 15 de febrero, el prof. Guzmán Carriquiry recibió a un grupo de diez sacerdotes de la archidiócesis de Montreal (Canadá).

• El 21 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al obispo de Versalles (Francia), S.E. mons. Eric Aumonier.

• El 23 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al arzobispo de Barcelona (España), S.E. mons. Lluís Martínez Sistach.

• El 28 de febrero, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al arzobispo de París (Francia), S.E. mons. André Vingt-Trois.

• El 4 de marzo, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a S.E. la Sra. Monique Patricia Antoinette Frank, embajadora de los Países Bajos junto a la Santa Sede.

• El 9 de marzo, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a S.E. el Sr. Fokovych G. Khoruzhyi, embajador de Ucrania junto a la Santa Sede.

• El 12 de marzo, S.E. mons. Josef Clemens presidió la “Statio” cuaresmal en la Basílica de S. Nicola in Carcere en Roma.

• El 9 de abril, S.E. mons. Josef Clemens tuvo un encuentro con el Rabí Israel Singer, presidente de la Junta Directiva del Congreso Judío Mundial.

• El 22 de abril, S.E. mons. Josef Clemens tuvo un encuentro con algunos obispos del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM).

• El 6 de mayo, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al obispo de Caruaru (Brasil), S.E. mons. Bernardino Marchiò.

• El 11 de mayo, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió al obispo de Luçon (Francia), S.E. mons. Michel Santier.

• El 13 de mayo, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo un encuentro con S.E. mons. Giambattista Diquattro, Nuncio Apostólico en Panamá.

• El 21 de mayo, S. E. mons. Stanisław Ryłko y la Sra. Lucienne Sallé tuvieron un encuentro con S.E. mons. Jean-Luc Brunin, obispo de Ajaccio (Córcega), y con un grupo de delegados de las Confraternidades de la diócesis.

• El 23 de mayo, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo una conferencia en la Universi- dad “La Sapienza” de Roma, con ocasión de la University Day en preparación a la XX Jornada Mundial de la Juventud. Entre los presentes se encontraban el rector del ateneo romano, el prof. Renato Guardini, y el rector de la Universidad de Colonia, el prof. Tassilo Küpper.

• S.E. mons. Stanisław Ryłko participó, el 28 de mayo, en el Simposio organizado en la archidiócesis de la Madre de Dios en Moscú, concomitante con la presentación de las actas del Congreso de laicos católicos de Europa del este, que había tenido lugar en Kiev en el mes de octubre de 2003. El objetivo del encuentro era desarrollar la orientación fundamental del Congreso y buscar nuevas posibilidades de implicación y compromiso de los laicos en la misión de la Iglesia de Rusia. El 29 de mayo, el presidente del Consejo Pontificio para los Laicos presidió la procesión por las calles del centro de Moscú, con ocasión de la festividad del Corpus Christi.

• El 4 de junio, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a S.E. al Sr. Alexander D. Chikvaidze, embajador de Georgia junto a la Santa Sede.

• Il 7 de junio, S.E. mons. Stanisław Ryłko y mons. Francis Kohn tuvieron un encuentro con los jóvenes y responsables de la Emmanuel School of Mission de Roma.

• El 8 de junio, S.E. mons. Josef Clemens tuvo un encuentro con la presidencia del Congreso Judío Mundial (New York). • El 23 de junio, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a S.E. el Sr. Walter Greinert, embajador de Austria junto a la Santa Sede.

• Del 14 al 23 de agosto, una delegación del Consejo Pontificio para los Laicos participó en la JMJ de Colonia. La delegación estaba compuesta por S.E. mons. Stanisł aw Ryłko, S.E. mons. Josef Clemens, mons. Francis Kohn, el prof. Guzmán Carriquiry, la Sra. Elizabeth Hawkins, la Sra. María del Pilar Mendieta Vetter, el Sr. Gabriele Turella y el Sr. Giovanni Runco.

• El 28 de agosto, S.E. mons. Stanisław Ryłko y S.E. mons. Josef Clemens participaron en la toma de posesión de S.E. mons. Stanisław Dziwisz como nuevo arzobispo de Cracovia.

• El 12 de septiembre, S.E. mons. Stanisław Ryłko recibió a los miembros de la presidencia de la Franciscan University of Steubenville (Usa).

• El 13 de septiembre, S.E. mons. Stanisław Ryłko tuvo un encuentro con el arzobispo de Albi (Francia), S.E. mons. Pierre-Marie Carré.

• El 23 de septiembre, S.E. mons. Josef Clemens recibió al presidente Heinz Fennekold y a los miembros de la presidencia de la Sociedad extranjera alemana (Deutsche Auslandsgesellschaft); también recibió a un grupo de la revista diocesana Katholisches Sonntagsblatt de Rottenburg-Stuttgart.

• Il 24 de septiembre, S.E. mons. Josef Clemens participó en la entrega de los premios literarios “San Michele” en Capri.

• S.E. mons. Stanisław Ryłko intervino en el primer Congreso mundial de los Oblatos benedictinos, que tuvo lugar en Roma en los días 19-25 de septiembre, y presidió la celebración eucarística del día 21.

• En el marco de las celebraciones conmemorativas del IV Centenario del nacimiento de san José de Copertino, S.E. mons. Stanisław Ryłko participó el 24 septiembre en Ancona en la ceremonia de la entrega del premio extraordinario en memoria del Papa Wojtyła a la “Fundación Juan Pablo II” (la Fundación, instituida en 1981, tiene como finalidad la subvención y realización de obras de carácter científico, cultural, religioso y caritativo vinculadas al pontificado del Siervo de Dios). El 25 de septiembre, mons. Ryłko estuvo además presente, en el Teatro delle Muse, en la colocación del pergamino donado a la ciudad por Juan Pablo II el 3 de julio de 2004 como recuerdo del evento musical Canto di Pace para celebrar la paz.

• Del 23 al 25 de septiembre, mons. Francis Kohn participó en el Encuentro europeo de los delegados nacionales de la pastoral universitaria en Budapest con la ponencia “Después la JMJ de Colonia: hacia un itinerario formativo de jóvenes universitarios”.

 

• El 10 de febrero, en vista de la JMJ de Colonia, S.E. mons. Josef Clemens tuvo un encuentro con el prof. Hubert Gindert, presidente del Forum Deutscher Katholiken, junto a otros representantes del organismo.

• El 16 y 17 de febrero participó en la Asamblea Plenaria de la Conferencia episcopal alemana, en Stapelfeld (Alemania), con una intervención sobre la preparación de la JMJ.

• El 2 de marzo, concelebró la Eucaristía con el card. Joachim Meisner, arzobispo de Colonia, en el Centro juvenil S. Lorenzo en Roma.

• El 9 de marzo, recibió al Secretario general de la Conferencia episcopal alemana, el P. Hans Langendörfer, S.J..

El 10 de marzo recibió al obispo de la diócesis de Passau, S.E. mons. Wilhelm Schraml, con un grupo de seminaristas.

• El 14 de marzo, recibió al obispo de Eichstätt, S.E. mons. Walter Mixa, con un grupo de seminaristas.

• El 4 de abril, se encontró con los nuevos diáconos de la archidiócesis de Paderborn.

• El 19 de abril se encontró con un grupo de periodistas alemanes.

• El 9 de mayo recibió al Comité organizador alemán de la JMJ.

• El 3 de junio pronunció en Regensburg (Alemania) una conferencia sobre los “desafíos y oportunidades” de la JMJ de Colonia para el trabajo pastoral en las parroquias.

• El 7 de julio, pronunció en Eichstätt la ponencia “Jornada Mundial de la Juventud 2005: ¿qué sigue después?” ante los responsables de la pastoral de la diócesis.

• El 11 de julio, tuvo un encuentro con los responsables de la sección alemana de la Radio Vaticana.

• El 22 de julio, tuvo un encuentro con los periodistas de la Agencia de prensa católica alemana (KNA).

 

• Al acercarse la JMJ de Colonia, mons. Francis Kohn, responsable de la Sección Jóvenes del Dicasterio tuvo numerosos encuentros con los obispos de diferentes Conferencias episcopales y responsables de la pastoral juvenil de varios países.

• El 18 de enero, junto con la Sra. Elizabeth Hawkins, recibió a D. Alwyn D’Souza, responsable de la pastoral juvenil para los obispos de la India.

• El 22 de enero, participó en la Jornada de estudio sobre la JMJ, organizada por el Centro de estudios teológicos de Caen (Francia), con una conferencia sobre el impacto de las JMJ en la juventud y la Iglesia en los últimos veinte años.

• El 23 de mayo, participó en una mesa redonda organizada en el ámbito del XXIV Congreso eucarístico nacional de Bari, para presentar el nuevo DVD del Consejo Pontificio para los Laicos y de la Fundación Juventud Iglesia Esperanza sobre Juan Pablo II y la Cruz de las JMJ.

• El 21 de mayo, mons. Francis Kohn participó en el III Encuentro nacional de delegados de la JMJ de Francia (diócesis y movimientos) con una intervención sobre las catequesis como etapas del itinerario espiritual de la JMJ de Colonia.

• Del 17 al 21 de junio, junto a S.E. mons. Josef Clemens, mons. Francis Kohn se dirigió a Colonia para visitar los lugares de la JMJ 2005 y para diversas reuniones de trabajo con el Comité organizador alemán.

• El 30 de junio, viajó de nuevo a Colonia con S.E. mons. Stanisław Ryłko y S.E. mons. Josef Clemens para una reunión de trabajo sobre las catequesis de la JMJ y para la inauguración de la muestra vaticana organizada por la Fundación Juventud Iglesia Esperanza, junto con el Consejo Pontificio para los Laicos, sobre el tema: “Cristo: el rostro de la belleza”.      

 

 

Juan Pablo II y la Cruz de las JMJ

El Consejo Pontificio para los Laicos y la Fundación Juventud Iglesia Esperanza tienen el gusto de presentarles el DVD “Juan Pablo II y la Cruz de las JMJ”, en el que se cuenta, en modo sintético e impactante, la historia de la Cruz que el Papa Juan Pablo II regaló a la juventud del mundo en el mes de abril de 1984, al finalizar el Año Santo de la Redención, y que posteriormente se convirtió en un elemento central de la celebración de las Jornadas Mundiales de la Juventud. Un álbum fotográfico, titulado como el DVD, constituye un complemento eficaz que, en base a las temáticas seleccionadas, profundiza la relación privilegiada que Juan Pablo II estrechó con los jóvenes también a través de la Cruz de las JMJ. Tanto el DVD (con un comentario audio en italiano, inglés, francés, español y alemán) como el álbum fotográfico (disponible en italiano, inglés, francés, español y alemán) se pueden adquirir en: Consejo Pontificio para los Laicos 00120 - Ciudad del Vaticano Tel. +39-06.698.87322; 87141; 87296; 87333; 87396 Fax +39-06.698.87214 Precio unitario (incluidos los gastos de envío): DVD: 8 € Álbum fotográfico: 5 € DVD + álbum fotográfico: 10 €

 

top