The Holy See
back up
Search
riga

 Pontifical Council for the Pastoral Care of Migrants and Itinerant People

 

Rosario

De los EMigrantes E Itinerantes

 

Ciudad del Vaticano 

 

«En el Rosario resuena la oración de María, su perenne Magnificat por la obra de la Encarnación redentora en su seno virginal. Con él, el pueblo cristiano aprende de María a contemplar la belleza del rostro de Cristo y a experimentar la profundidad de su amor. Mediante el Rosario, el creyente obtiene abundantes gracias, como recibiéndolas de las mismas manos de la Madre del Redentor» (Juan Pablo II, Carta Ap. Rosarium Virginis Mariae [16.10.2002], L’Osservatore Romano, 17.10.2002, n. 1). 

Presentación 

El lector de las cartas de Etty Hillesum (Une vie bouleversée, suivi de Lettres de Westerbork, ed. du Seuil, Saint-Amand-Montrond 1995, p. 263) se encontrará con la descripción, al interior del campo de concentración y selección judío de paso hacia el de extermino nazi, de «un grupo de frailes que avanza en la penumbra entre dos barracas oscuras recitando el rosario, tan imperturbables como si estuvieran recitándolo en el claustro de su convento». Es un cuadro que puede introducirnos muy bien en la presentación de este texto, el Rosario de la movilidad humana, que ciertamente nos recuerda situaciones tan a menudo dolorosas, si no trágicas, de los refugiados, prófugos, emigrantes y nómadas, así como muchos otros grupos de itinerantes. 

La nueva propuesta para el rezo del rosario, que nuestro Pontificio Consejo ofrece, desea ser una respuesta a la llamada del Santo Padre Juan Pablo II con motivo del año del Rosario, que precedió y coronó sus 25 años de episcopado romano. 

Nuestra propuesta se ha inspirado en la del Beato Juan XXIII, caracterizada por la indicación de intenciones especiales para cada decena de Avemarías, o misterio. En este caso, las intenciones comprenden los diversos sectores de la solicitud pastoral que han sido confiados por el Santo Padre a nuestro Pontificio Consejo. 

Para enriquecer la contemplación de los misterios, que son ilustrados por la referencia bíblica correspondiente, hemos añadido un breve texto del Magisterio de la Iglesia, para que pueda ser objeto de meditación. 

Ofrecemos a la Iglesia, en especial a los fieles en oración, este ejercicio de piedad mariana, antiguo y siempre nuevo, que puede verse impregnado de los colores vistosos o terrosos de las intenciones eclesiales de oración por este multiforme fenómeno, siempre más acentuado en el mundo contemporáneo, como es el de la movilidad humana. 

Stephen Fumio Cardenal Hamao, Presidente 

+ Arzobispo Agostino Marchetto, Secretario

  

Breve guía para el rezo del S. Rosario 

Se inicia con la señal de la cruz:

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén 

Dios mío, ven en mi auxilio.

Señor, date prisa en socorrerme.  

Gloria al Padre ...   

Anuncio del misterio 

Después de cada misterio (incluida la lectura del texto bíblico,

del texto del Magisterio y de la intención) se recitan:

 

un Padrenuestro  

diez Avemarías  

un «Gloria al Padre»

facultativo: «Jesús mío»   

Después de los cinco misterios se reza: 

la Salve Regina  

y las Letanías Lauretanas  

Misterios Gozosos

(lunes y sábado)

Tema general:                                 Gozo 

 

En el primer misterio gozoso se contempla 

LA ANUNCIACIÓN DEL ÁNGEL A MARÍA 

Texto bíblico

«El ángel le dijo: “… Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo y le pondrás por nombre Jesús”» (Lc 1, 30-31). 

Texto del Magisterio

«La acción pastoral, en sus múltiples aspectos, realizada por grupos de Gitanos comprometidos apostólicamente, por las Escuelas de la Fe y las Escuelas de la Palabra, por los Servicios Nacionales y Diocesanos, por las Capellanías para los Gitanos y, en fin, por el Consejo Pontificio para la Pastoral de los Emigrantes y Itinerantes, manifiesta cuán profundo es el amor de la Iglesia por el pueblo Gitano» (Juan Pablo II, Discurso al IV Congreso Internacional de la Pastoral de los Gitanos [8.6.1995], Insegnamenti, XVIII, 1, p. 1690-1691). 

Intención

Oremos, en esta decena, por los gitanos, para que, siguiendo el ejemplo de María, dóciles a la acción del Espíritu Santo y con la ayuda de los cristianos comprometidos en su mundo, comprendan el valor de su vocación y de su misión en la Iglesia y en la sociedad.

En el segundo misterio gozoso se contempla 

LA VISITACIÓN DE MARÍA A SANTA ISABEL 

Texto bíblico

«En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel» (Lc 1, 39-40).  

Texto del Magisterio

«Deseo expresar mi estima y mi simpatía a todos aquellos que instalan sus “profesiones” en las ciudades y en los pueblos, abriendo a sus visitantes un espacio de fiesta y de amistad. Hacer nacer la sonrisa de un niño, iluminar por un instante la mirada desesperada de una persona solitaria, y, con el espectáculo de la fiesta, acercar más a los hombres unos a otros, es la grandeza de estas profesiones» (Juan Pablo II, Discurso al VI Encuentro Internacional de la Pastoral de los Circenses y Feriantes [16.12.1993], Insegnamenti, XVI, 2, p. 1486). 

Intención

Oremos, en esta decena, en particular por los jóvenes del mundo del Circo y de los Parques de Atracciones, para que sepan sacar del rico patrimonio artístico y cultural de sus antepasados aquellos tesoros que son el gozo y la alegría, y los sepan transmitir, a fin de manifestar a todos la belleza y la bondad de Dios que resplandece en el rostro de Cristo.  

En el tercer misterio gozoso se contempla 

EL NACIMIENTO DE JESÚS EN BELÉN

Texto bíblico

«Y mientras estaban allí le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada» (Lc 2, 6-7). 

Texto del Magisterio

«Quisiera añadir otra consideración, que exige que estemos atentos y seamos diligentes con respecto a las exigencias y al papel de los estudiantes extranjeros ... para encontrar una solución. Ésta deberá buscarse, por lo que parece, en una política que incida sobre las causas de las emigraciones en los mismos Países de proveniencia. Los estudiantes que han perfeccionado sus estudios en el extranjero, gracias a su preparación profesional, pueden dar el impulso necesario para sacar al País de su situación de subdesarrollo. Invertir en su formación es, pues, una de las formas de cooperación que hay que privilegiar» (Juan Pablo II, Mensaje al I Congreso de Estudiantes Extranjeros [16.9.1996], nn. 3-4, Insegnamenti, XIX, 2, p. 365-366). 

Intención

Oremos, en esta decena, por todos los estudiantes que deciden continuar sus estudios en otro País, para que experimenten una acogida fraternal, que les ayude a una integración humana y cristiana, que redunde en un mayor beneficio para sus Naciones de origen.  

 

En el cuarto misterio gozoso se contempla 

LA PRESENTACIÓN DE JESÚS EN EL TEMPLO

Texto bíblico

«Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor ... Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre honrado y piadoso ... Impulsado por el Espíritu Santo fue al templo. Cuando entraban con el Niño Jesús sus padres ... Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios» (Lc 2, 22. 25. 27-28). 

Texto del Magisterio

«Es deber de los cristianos trabajar para asegurar que, en esta nueva era de prejuicios ideológicos y de intereses egoístas, se abran caminos a una genuina solidaridad entre los pueblos y las naciones. Alentamos, pues, al Apostolado del Mar a que renueve sus esfuerzos en favor de las necesidades espirituales de cuantos forman parte del mundo marítimo y que se ven necesitados de signos y de testimonios de la presencia de Dios en sus vidas, marcadas por los largos periodos lejanos de sus familias» (juan pablo II, Mensaje al XXI Congreso Mundial del Apostolado del Mar [29.9.2002], in People on the Move, Supl. 90, p. 35) 

Intención

Oremos, en esta decena por la gente del mar de las diferentes nacionalidades, lenguas, culturas y religiones, para que su encuentro a bordo de las naves y en los puertos sea un encuentro entre hermanos y hermanas, como hijos del único Dios, y una celebración de la riqueza de los dones del Altísimo a todas las personas. Que bajo la guía del Espíritu Santo, el encuentro pueda llevarles al descubrimiento gozoso de la presencia, en medio suyo, de Cristo Redentor, Luz del mundo.

En el quinto misterio gozoso se contempla

EL NIÑO JESÚS HALLADO EN EL TEMPLO  

Texto bíblico

«A los tres días, [sus padres] lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas ... “Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados”. Él les contestó: “¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?”» (Lc 2, 46. 48-49). 

Texto del Magisterio

«Jesucristo entra en la escena de la historia como “el Camino, la Verdad y la Vida” y desde el comienzo se inserta en el camino de la humanidad y de su pueblo “uniéndose en cierta manera a cada hombre” … Niño aún, Jesús es peregrino al templo de Sión para ser presentado al Señor; siendo muchacho, acude con María y José a “la casa de su Padre”. Su ministerio público, recorriendo los caminos de su patria, cobra lentamente la forma de una peregrinación hacia Jerusalén, que sobre todo san Lucas describe en el corazón de su evangelio como un gran viaje que tiene por meta no sólo la cruz, sino la gloria de la Pascua y de la Ascensión» (Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, La peregrinación en el Grande Jubileo del 2000 [25.4.1998], n. 9). 

Intención 

Oremos, en esta decena, para que la práctica religiosa de la peregrinación, vivida como una experiencia de fe en la oración y en el encuentro con Dios en los sacramentos, suscite en el corazón de los fieles gestos de caridad fraterna y los disponga a un renovado compromiso hacia el Señor y hacia los hermanos en el camino de la vida de cada día.

 

Misterios de la Luz

(jueves) 

Tema general:                           Jesús se revela

 

En el primer misterio de la luz se contempla 

EL BAUTISMO DE JESÚS EN EL JORDÁN 

Texto bíblico

«Por entonces llegó Jesús de Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y el Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto”» (Mc 1, 9-11). 

Texto del Magisterio

«Os habéis reunido (vosotros Agentes de la pastoral a favor de los Gitanos) para orar, para conocer mejor a Jesucristo, su Palabra, su Obra y participar en esta Palabra y en esta Obra de Cristo. Porque es una palabra viva, una palabra que conforma toda nuestra vida» (Juan Pablo II, Discurso al II Congreso Internacional para la Pastoral de los Nómadas [16.9.1980], On the Move, n. 31, p. 31). 

Intención

Oremos, en esta decena, por todos los que trabajan para la promoción social y espiritual de los Gitanos, para que, sostenidos por la gracia de Dios, sepan guiar a estos hermanos a tomar plena conciencia de su dignidad de hijos de Dios, ayudándoles a convertirse en mensajeros de la Buen Nueva del Reino de Dios.  

En el segundo misterio de la luz se contempla 

JESÚS REVELA SU NATURALEZA EN LAS BODAS DE CANÁ

Texto bíblico

«Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él» (Jn 2, 11). 

Texto del Magisterio

«En vuestro largo recorrido (de Circenses) por los caminos de tantas regiones y de tantas naciones, continuad llevando, a pequeños y a grandes, vuestro característico mensaje de solidaridad, de bondad y de alegría, de honradez, recordando a todos que – conforme a la invitación de la Sagrada Escritura – debemos servir siempre al Señor con alegría (cf. Sal 99 [100], 2), incluso a costa de sacrificio personal» (Juan Pablo II, Audiencia general [4.2.1981], Insegnamenti, IV, 1, p. 230).

Intención

Oremos, en esta decena, por quienes poseen el don de comunicar la alegría a través del arte, sobre todo por la gente de circos y ferias, para que sepan usar con sabiduría la riqueza de sus talentos, y construir con ellos una cultura de solidaridad y de paz en una sociedad amenazada por el egoísmo y el odio.  

En el tercer misterio de la luz se contempla 

JESÚS ANUNCIA EL REINO DE DIOS E INVITA A LA CONVERSIÓN 

Texto bíblico

«Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios. Decía: “Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertios y creed en el Evangelio”» (Mc 1, 14-15). 

Texto del Magisterio

«La Jornada Mundial del Refugiado ... subraya la debida solidaridad con millones de personas que viven la difícil condición de refugiados y prófugos. Por desgracia, esta plaga ha ido extendiéndose durante los últimos años; por tanto, aumenta la necesidad de protección internacional, pero aumentan también los Países que tienden a limitarla. Espero que se eliminen en todas partes las causas de las emigraciones forzadas e invito a redoblar los esfuerzos para que nunca falten a los refugiados la justa comprensión y la necesaria asistencia” (Juan Pablo II, Angelus [17.6.2001], Insegnamenti, XXIV, 1, p. 1223). 

Intención

Oremos, en esta decena, por las innumerables personas que llegan a nuestros Países en busca de refugio, huyendo de la guerra, de la violencia, del riesgo de sus vidas, de la violación de sus derechos y de sus bienes fundamentales, el primero de todos la libertad, para que puedan encontrar acogida por parte de nuestras Instituciones y sean recibidos por nuestras comunidades con amistad, comprensión, solidaridad y, sobre todo, esperanza.
 

En el cuarto misterio de la luz se contempla 

LA TRANSFIGURACIÓN DE JESÚS 

Texto bíblico

«Jesús se llevó a Pedro, a Juan y a Santiago a lo alto de una montaña, para orar. Y mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos. De repente dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que aparecieron con gloria, hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén» (Lc 9, 28-31). 

Texto del Magisterio

«Elevamos por tanto firmemente, una vez más, nuestra voz para invitar y exhortar a todos los hombres de buena voluntad a que con su intervención, la tradición civil y cristiana, inspirada en los valores del Evangelio, de la fraternidad, educación, respeto mutuo, ayuda fraternal, penetre y se haga finalmente visible, también en este sector (tráfico vial), sometido, como cualquier otro de la vida humana, a las precisas normas de la Ley de Dios y de la conciencia moral» (Pablo VI, Discurso a la Asamblea General del Automóvil Club de Italia [30.11.1972], Insegnamenti, X, p. 1221-1222).  

Intención

Oremos, en esta decena, por los usuarios de la carretera, conductores y peatones, a fin de que sepan santificarse diariamente en el conducir y tener un comportamiento responsable, viendo en el otro un hermano, un compañero de camino. 

En el quinto misterio de la luz se contempla 

JESÚS QUE INSTITUYE LA EUCARISTÍA 

Texto bíblico

«El Señor Jesús, en la noche en que iban a entregarlo, tomó un pan y pronunciando la Acción de Gracias, lo partió y dijo: “Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía”. Lo mismo hizo con la copa, después de cenar, diciendo: “Este cáliz es la nueva alianza sellada con mi sangre; haced esto cada vez que bebáis, en memoria mía”» (1 Cor 11, 23-25). 

Texto del Magisterio

«En la celebración eucarística, centro de toda comunidad eclesial, la acogida al visitante encuentra su expresión más profunda. En la celebración eucarística la comunidad vive su unidad con el Señor resucitado, construye su unión con los hermanos, ofrece el testimonio más explícito de que esta unidad va más allá de los lazos de la sangre y de la misma cultura. La universalidad de la Iglesia convocada por el Salvador resuena con fuerza especial en esta reunión de hermanos procedentes de lugares tan diversos, unidos en una oración entonada en idiomas diferentes» (Pontificio Consejo para la pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, Orientaciones para la Pastoral del Turismo [29.6.2001], n. 19). 

Intención

Oremos, en esta decena, para que las comunidades cristianas y los turistas que reciben sepan acogerse mutuamente para celebrar juntos el único Sacrificio de Cristo, como ‘los granos de trigo dispersos se hacen un solo pan’.

 

Misterios Dolorosos

(martes y viernes) 

Tema general:                          Sufrimiento redentor

 

En el primer misterio doloroso se contempla 

LA ORACIÓN DE JESÚS EN EL HUERTO 

Texto bíblico

«Salió Jesús, como de costumbre, al monte de los Olivos, y lo siguieron los discípulos. Al llegar al sitio, les dijo: “Orad, para no caer en la tentación”. Él se arrancó de ellos, alejándose como a un tiro de piedra y arrodillado, oraba diciendo: “Padre, si quieres, aparta de mí ese cáliz. Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya”» (Lc 22, 39-42).

Texto del Magisterio

«La Iglesia, por su naturaleza, es solidaria con el mundo de los emigrantes, los cuales, con su variedad de lenguas, razas, culturas y costumbres, le recuerdan su condición de pueblo peregrino desde todas las partes de la tierra hacia la patria definitiva. Esta perspectiva ayuda a los cristianos a evitar toda lógica nacionalista y a huir de los esquemas ideológicos demasiado estrechos. La Iglesia les recuerda que es preciso encarnar el Evangelio en la vida, para que se convierta en su levadura y alma, entre otras cosas gracias al constante esfuerzo por librarlo de esas incrustaciones culturales que frenan su dinamismo íntimo» (Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada Mundial de los Emigrantes y Refugiados [2.2.1999], Insegnamenti, XXII, 1, p. 305). 

Intención

Oremos, en esta decena, para que la Iglesia cumpla la exhortación de Jesús de velar, orar y reconocer al emigrante en Él, agonizante en el Getsemaní de la historia, y, junto con los Organismos de la sociedad civil, hallar las respuestas más adecuadas para mejorar la calidad de vida, humana y cristiana, de los emigrantes y de los refugiados.  

En el segundo misterio doloroso se contempla 

LA FLAGELACIÓN DEL SEÑOR 

Texto bíblico

«Entonces Pilatos tomó a Jesús y lo mandó azotar. Y los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le echaron por encima un manto color púrpura; y, acercándose a él, le decían: “¡Salve, rey de los judíos!”. Y le daban bofetadas» (Jn 19, 1-3).

Texto del Magisterio

«A la luz de este horizonte universal de comunión, resalta como grave ofensa a Dios y al hombre cualquier situación en la que personas o grupos humanos se ven obligados a huir de su tierra para buscar refugio en otros lugares» (Juan Pablo II, Angelus [15.6.2003], L’Osservatore Romano, 16-17.6.2003, p. 5). 

Intención

Oremos, en esta decena, para que el Señor nos ilumine y nos ayude a comprender que los graves padecimientos, de que son víctimas los refugiados y los desplazados, representan una derrota de la comunidad humana, hecho posible también a causa de nuestra indiferencia y de no aceptar la responsabilidad de una labor común para buscar las formas de acabar con este drama inaceptable.  

En el tercer misterio doloroso se contempla 

JESÚS CORONADO DE ESPINAS 

Texto bíblico

«Los soldados del gobernador se llevaron a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de él a toda la compañía: lo desnudaron y le pusieron un manto de color púrpura y trenzando una corona de espinas se la ciñeron a la cabeza» (Mt 27, 27-29). 

Texto del Magisterio

«En un tiempo en que, por diversos motivos, tantas personas cruzan las fronteras en busca de asilo y de una nueva vida, los Capellanes de aeropuerto pueden ofrecer, a quienes se encuentran desarraigados de sus casas y de cuanto les es familiar, el consuelo y la comprensión que necesitan» (Juan Pablo II, Mensaje al III Encuentro Europeo de Capellanes de la Aviación Civil [14.5.2001], Atti, p. 7). 

Intención:

Oremos, en esta decena, por los Capellanes y los Agentes pastorales de los Aeropuertos, para que con su presencia atenta y caritativa manifiesten en el ambiente aeroportuario la materna atención de la Iglesia hacia quienes están de paso o ahí trabajan, especialmente para con los necesitados de ayuda y consuelo. 

En el cuarto misterio doloroso se contempla 

 JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS CAMINO DEL CALVARIO 

Texto bíblico

«Entonces se lo entregó para que lo crucificaran. Tomaron a Jesús, y él, cargando con la cruz, salió al sitio llamado “de la Calavera”, que en hebreo se dice Gólgota» (Jn 19, 16-17). 

Texto del Magisterio

«¿No es tal vez cierto que jamás fue conquistada, como en estos nuestros tiempos, tal perfección de medios eficaces y expeditos con que proseguir este viajar sobre los caminos de la tierra, del mar y del cielo? Pero es también frecuente y doloroso, por otro lado, el tener que constatar que el drama del viajar termina en tragedia de muerte y llanto. Están enfrente a Nos las estadísticas impresionantes de los muertos y de los heridos en accidentes viales, en tal modo que casi alcanzan numéricamente los desastres de las guerras del pasado» (Juan XXIII, El respeto a la vida humana fundamento de disciplina vial eficaz [9.8.1961], Discorsi, III, p. 382). 

Intención

Oremos, en esta decena, por todos aquellos que han sido víctimas, directa o indirectamente, de algún accidente de tráfico, para que el dolor soportado tenga un sentido redentor, y se traduzca en compromiso y responsabilidad en la carretera, que llegue a evitar otros sufrimientos. 

En el quinto misterio doloroso se contempla 

LA CRUCIFIXIÓN Y MUERTE DE JESÚS 

Texto bíblico

«Al llegar el mediodía, toda la región quedó en tinieblas hasta la media tarde. Y a la media tarde ... Jesús, dando un fuerte grito, expiró ... El centurión, que estaba enfrente, al ver cómo había expirado dijo: “Realmente, este hombre era el Hijo de Dios”» (Mc 15, 33-34. 37. 39).  

Texto del Magisterio

«El camino de Jesús, sin embargo, no acaba sobre el monte llamado Gólgota. La peregrinación terrena de Cristo se abre al infinito y al misterio de Dios, más allá de la muerte. Sobre el monte de la Ascensión se representa la etapa definitiva de su peregrinación. El Señor resucitado es elevado al cielo, mientras promete volver; camina hacia la casa del Padre a fin de prepararnos un sitio, para que donde esté él, estemos también nosotros con él. Así resume su misión: “Salí de junto al Padre y vine al mundo, ahora dejo el mundo y vuelvo al Padre ... Padre, quiero que, donde yo estoy, estén también conmigo los que me has dado, para que contemplen mi gloria”» (Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, La Peregrinación en el Gran Jubileo del Año 2000 [25.4.1998], n. 10). 

Intención

Oremos, en esta decena, para que la práctica piadosa de la peregrinación disponga los corazones a un sincero arrepentimiento de las propias culpas, suscite sentimientos de comprensión por las flaquezas de los demás, inspire gestos concretos de solidaridad fraterna y robustezca el compromiso de la fe.

 

Misterios Gloriosos

(miércoles y domingo) 

Tema general:                                     Gloria

 

En el primer misterio glorioso se contempla 

LA RESURRECCIÓN DE JESÚS 

Texto bíblico

«... dos hombres con vestidos refulgentes ... les dijeron: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? Ha resucitado. Acordaos de lo que os dijo estando todavía en Galilea: El Hijo del hombre tiene que ser entregado en manos de pecadores, ser crucificado y al tercer día resucitará”» (Lc 24, 5-7). 

Texto del Magisterio

«El desarrollo técnico, los cambios en las relaciones entre ciudadanos y naciones, las relaciones de interdependencia cada vez más amplias y frecuentes, la búsqueda de nuevos proyectos económicos, el movimiento hacia una unión mayor de la familia humana y el incremento alcanzado por los medios de comunicación, han abierto horizontes más anchos y han introducido formas nuevas respecto a tiempos pasados ... Promoviendo el conocimiento recíproco y la colaboración internacional, la movilidad humana actual incita a la unidad y consolida aquella relación de fraternidad entre los pueblos, por el que cada uno da y recibe simultáneamente del otro» (Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada mundial de los Emigrantes y Refugiados [10.9.1989], Insegnamenti, XII, 2, pp. 492-493). 

Intención

Oremos, en esta decena, para que la Iglesia, que nació del costado abierto de Cristo, muerto y resucitado, promueva un movimiento amplio de solidaridad hacia todos los emigrantes y haga crecer comunidades vivas en las que Cristo resucitado se manifieste a través del amor hacia los hermanos y hermanas de cualquier raza, cultura y religión.

En el segundo misterio glorioso se contempla 

LA ASCENSIÓN DE JESÚS AL CIELO 

Texto bíblico

«Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que lo acompañaban» (Mc 16, 19-20). 

Texto del Magisterio

«“La Pascua posee y confiere la libertad que anima el tiempo libre como su principio más íntimo”, y éste, a su vez, “deberá permitir al hombre realizar el humanismo auténtico, el del ‘hombre pascual’ ”. Para el cristiano, pues, el turismo entra de lleno en el dinamismo pascual de renovación: es celebración del don recibido, es viaje de encuentro hacia los demás con quienes celebrar la alegría de la salvación, es tiempo a compartir en la acción solidaria que nos acerca a la restauración de todas las cosas en Cristo” (Pontificio Consejo para la pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, Orientaciones para la Pastoral del Turismo [29.6.2001], n. 16).

Intención

Oremos, en esta decena, para que la actividad turística sea siempre un instrumento eficaz para la promoción del crecimiento personal y social de cada persona y de todos los pueblos, consolidando la cooperación entre las Naciones, las culturas y las religiones.

En el tercer misterio glorioso se contempla 

LA VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO SOBRE MARÍA Y LOS APÓSTOLES 

Texto bíblico

«Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De repente, un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas de fuego, como llamaradas, que se repartían posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería» (Hch 2, 1-4).  

Texto del Magisterio

«Es importante que los mismos estudiantes (extranjeros) sean conscientes de la responsabilidad que tienen con respecto a su patria. En sus manos tienen una de las claves de su desarrollo: no deben eludir esta responsabilidad. No deben privar a su patria de la calificación que han adquirido como médicos, ingenieros, agrónomos y expertos en algún campo de la vida social. Como cristianos, no pueden menos de sentir el compromiso de hacer una opción evangélica de servicio a los pobres, convirtiéndose así en piedras vivas de la comunidad que los ha engendrado en la fe. Desde esta perspectiva, se han de esforzar por alcanzar la perfección cultural y la formación espiritual, para ser constructores de paz y mensajeros de un mundo más unido, más reconciliado y más libre” (Juan Pablo II, Mensaje al I Congreso de Estudiantes Extranjeros [16.9.1996], n. 4, Insegnamenti, XIX, 2, p. 366). 

Intención

Oremos, en esta decena, por los estudiantes que amplían sus estudios lejos de su patria, para que se preparen cristiana y académicamente a su futuro, a fin de ser más eficaces en el compromiso de desarrollo en sus Países de origen.

En el cuarto misterio glorioso se contempla 

LA ASUNCIÓN DE MARÍA AL CIELO 

Texto bíblico

«Cristo resucitó de entre los muertos ... Si por Adán murieron todos, por Cristo todos volverán a la vida. Pero cada uno en su puesto ... El último enemigo aniquilado será la muerte ... Así, pues, hermanos míos queridos, manteneos firmes y constantes. Trabajad siempre por el Señor, sin reservas, convencidos de que el Señor no dejará sin recompensa vuestra fatiga» (1 Cor 15, 20. 22. 26. 58). 

Texto del Magisterio

«Escribe san Agustín: “Contemplo la grandeza del mar que me rodea, me asombro, lo admiro; busco a su autor” (Homilía sobre el salmo 41, 7). Estas palabras sintetizan bien la actitud del cristiano ante la creación, gran don de Dios a la humanidad, y especialmente ante la majestuosidad y la belleza del mar ... Es importante lograr que a cuantos forman parte de la gran familia del mar no les falte un apoyo espiritual. Hay que ofrecerles la oportunidad de encontrar a Dios y de descubrir en él el verdadero sentido de la vida. Es tarea de los creyentes testimoniar que los hombres y las mujeres están llamados a vivir por doquier una “humanidad nueva”, reconciliada con Dios» (Juan Pablo II, Discurso a los participantes a la Asamblea Plenaria del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes [29.4.2002], L’Osservatore Romano, 29-30.4.2002, p. 5). 

Intención

Oremos, en esta decena, por la gente del mar, por sus familias, por los armadores y por todos cuantos trabajan en el sector, para que en el ejercicio de su actividad no se dejen «consumir por los intereses y preocupaciones materiales», ni se dejen vencer por la incertidumbre, la ansiedad o la soledad, sino que busquen reparo en el corazón amoroso de María, Asunta al Cielo.

 

En el quinto misterio glorioso se contempla 

LA CORONACIÓN DE MARÍA SANTÍSIMA

Texto bíblico

«Después apareció una figura portentosa en el cielo: Una mujer vestida de sol, la luna por pedestal, coronada con doce estrellas» (Ap 12,1). 

Texto del Magisterio

«María es la humilde sierva del Señor que, como oportunamente recuerda el Concilio Vaticano II, “en la tierra precede con su luz al peregrinante Pueblo de Dios como signo de esperanza cierta y de consuelo, hasta que llegue el día del Señor” (Lumen Gentium, 68). Veneremos a María bajo la advocación de Nuestra Señora de Loreto, patrona y protectora de la “gente en vuelo”. La invocamos para que vele sobre las tareas, a veces peligrosas y duras, de vuestro trabajo y de todos cuantos contribuyen al buen funcionamiento de los servicios aeroportuarios ... Que la Virgen María os proteja ... A ella dirigimos de nuevo nuestro pensamiento. María es el camino de Cristo, el camino hacia Cristo, es esperanza y sostén de nuestra existencia”» (Juan Pablo II, Homilía durante la Celebración Eucarística en el Aeropuerto «Leonardo da Vinci» [10.12.1991], Insegnamenti, XIV, 2, p. 1354-1356). 

Intención

Oremos, en esta decena, por cuantos trabajan en los Aeropuertos, “cruce de la humanidad en camino”, para que con la ayuda de los Capellanes que ahí sirven, comprendan la importancia de ejercer su servicio diligentemente, en espíritu de apertura y comprensión de las diferencias, haciendo, de este modo, palpable e inmediato el sentido de la universalidad de la Iglesia.

Salve Regina

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!  

Letanías Lauretanas

Señor, ten piedad                                    Señor, ten piedad

Cristo, ten piedad                                   Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad                                    Señor, ten piedad

Cristo, óyenos                                        Cristo, óyenos

Cristo, escúchanos                                  Cristo, escúchanos

Dios, Padre celestial                                ten piedad de nosotros

Dios, Hijo Redentor del mundo                             »

Dios, Espíritu Santo                                              »

Trinidad Santa, un solo Dios                                 »

Santa María                                            ruega por nosotros

Santa Madre de Dios                                          »

Santa Virgen de las vírgenes                               »

Madre de Cristo                                                 »

Madre de la Iglesia,                                            »

Madre de la divina gracia                                    »

Madre purísima                                                  »

Madre castísima                                                 »

Madre virginal                                                    »

Madre inmaculada                                              »

Madre amable                                                    »

Madre admirable                                                »

Madre del buen consejo                                     »

Madre del Creador                                            »

Madre del Salvador                                           »

Virgen prudentísima                                           »

Virgen digna de veneración                                »

Virgen digna de alabanza                                   »

Virgen poderosa                                               »

Virgen clemente                                                »

Virgen fiel                                                         »

Espejo de justicia                                    ruega por nosotros

Trono de sabiduría                                            »

Causa de nuestra alegría                                   »                     

Vaso espiritual                                                 »

Vaso digno de honor                                        »

Vaso insigne de devoción                                 »

Rosa mística                                                    »

Torre de David                                               »

Torre de marfil                                               »

Casa de oro                                                   »

Arca de la alianza                                           »

Puerta del cielo                                               »

Estrella de la mañana                                      »

[Estrella del mar]                                            »

Salud de los enfermos                                    »

Refugio de los pecadores                               »

Consuelo de los afligidos                                »

Auxilio de los cristianos                                  »

Reina de los Ángeles                                      »

Reina de los Patriarcas                                   »

Reina de los Profetas                                      »

Reina de los Apóstoles                                    »

Reina de los Mártires                                      »

Reina de los Confesores                                 »

Reina de las Vírgenes                                      »

Reina de todos los Santos                               »

Reina concebida sin pecado original                »

Reina asunta al cielo                                       »

Reina del Santísimo Rosario                           »

Reina de la familia                                          »

Reina de la paz                                              »

 

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros 

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. 

Oremos

Te pedimos, Señor, que nosotros, tus siervos, gocemos siempre de salud de alma y cuerpo, y, por la intercesión gloriosa de Santa María, la Virgen, líbranos de las tristezas de este mundo y concédenos las alegrías del Cielo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Padre nuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén.

Ave María

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Gloria

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. 

Oh Jesús mío (oración facultativa)

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. 

 

Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes

Piazza San Calisto, 16 - 00120 Città del Vaticano

Tel. +39-06-698.87131  - Fax +39-06-698.87111

E-mail: office@migrants.va

www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/migrants/index_sp.htm

 

 

 

 

top