Index   Back Top Print

[ EN  - ES  - IT  - PT ]

MENSAJE DE SU SANTIDAD JUAN PABLO II
CON MOTIVO DE LA INAUGURACIÓN DE UN CENTRO DE COMUNIÓN Y LIBERACIÓN

 

Al venerado hermano
Cardenal ANGELO SODANO
Secretario de Estado

Ya desde el comienzo de mi pontificado he prestado una atención especial a las nuevas asociaciones laicales, en particular a los movimientos, para que, bajo la guía iluminada y prudente de los pastores, constituyan un recurso providencial de energía misionera en la Iglesia y en las diversas situaciones culturales, sociales y ambientales en las que el hombre vive y se expresa hoy. Entre estas nuevas asociaciones, el Señor ha suscitado "Comunión y Liberación", que, cumpliendo un deseo largamente acariciado por monseñor Luigi Giussani, hoy inaugura en Roma su propio Centro internacional, encomendado a la responsable dirección del profesor Jesús Carrascosa y de su esposa, Juana Echarri.

De este modo, el movimiento Comunión y Liberación, que nació en Milán, se desarrolló primero en Lombardía, se difundió después en toda Italia y ya está presente en todos los continentes, puede dar ahora una forma estable a su misión eclesial. En efecto, la ciudad eterna, donde se halla la Sede de Pedro, reviste un significado especial para cada comunidad y movimiento:  en Roma se encuentran las casas generales de muchos institutos religiosos, las sedes de gran número de instituciones culturales, eclesiásticas y civiles, y los centros de dirección de otras comunidades y asociaciones laicales internacionales. Así, gracias a la inauguración de este centro, también el movimiento Comunión y Liberación se encuentra en el corazón de la cristiandad, para prestar, con renovado compromiso, su servicio a la Sede de Pedro y a la Iglesia entera.

Encomiendo a la protección materna de María, Madre de la Iglesia, la obra que se inaugura, y le envío de corazón a usted, venerado hermano que presidirá la solemne ceremonia inaugural, a los responsables del movimiento Comunión y Liberación y a todos los presentes una especial bendición apostólica.

Vaticano, 17 de octubre de 2000

JUAN PABLO II

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana