The Holy See
back up
Search
riga

BENEDICTO XVI

ÁNGELUS

Domingo 15 de octubre de 2006

 

Antes de concluir esta solemne celebración, deseo dirigiros un saludo cordial y agradecido a todos vosotros que, proviniendo de diversos países, con vuestra devota participación habéis hecho más patente el significado de este acontecimiento para la Iglesia universal.

Doy mi bienvenida a los peregrinos de lengua española venidos para esta solemne celebración. Saludo cordialmente a mis hermanos obispos de México, a las autoridades, así como a los numerosos mexicanos que han participado en la canonización de san Rafael Guízar y Valencia, obispo de Veracruz. Que su ejemplo ayude a los fieles católicos a seguir con fidelidad y coherencia el camino de Cristo, testimoniando a toda la sociedad la belleza de su amor y de su paz. ¡Feliz fiesta para todos!

Me alegra saludar a todos los peregrinos de lengua inglesa presentes hoy, especialmente a los que han venido para la canonización de la Madre Teodora Guérin, fundadora de las Hermanas de la Providencia de Saint Mary of the Woods. La Iglesia se alegra por los cuatro nuevos santos elevados hoy a los altares. Que su ejemplo nos estimule y sus oraciones nos obtengan guía y valentía. Invocando las abundantes bendiciones de Dios sobre vosotros, os deseo a todos un feliz domingo.

Saludo a los peregrinos de lengua francesa venidos para las canonizaciones, en particular a la delegación oficial del Gobierno francés y a los peregrinos de la diócesis de Saint-Brieuc et Tréguier, juntamente con su obispo. Que santa Teodora Guérin os impulse a vivir vuestra fe y testimoniarla en medio de nuestros contemporáneos, prestando atención a los más pequeños y a los marginados de la sociedad. Con mi bendición apostólica.

Es para mí una gran alegría saludar también a los numerosos peregrinos de lengua alemana que han venido a la plaza de San Pedro. Imitad el ejemplo de los nuevos santos y confiad en la intercesión de todos los santos de Dios.

Saludo cordialmente a todos los peregrinos polacos venidos para rendir homenaje a los nuevos santos. Deseo que el ejemplo de Rafael Guízar y Valencia, Felipe Smaldone, Rosa Venerini y Teodora Guérin os ayude a seguir con fidelidad a Cristo, testimoniando su Evangelio de amor y de paz.

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua italiana venidos para rendir homenaje en particular a san Felipe Smaldone y a santa Rosa Venerini. Agradezco la presencia de la delegación oficial del Gobierno italiano, de los obispos y de las autoridades civiles venidas especialmente de Pulla y Nápoles.

Dirigiéndonos ahora a la Virgen María, queremos agradecerle su presencia materna en la vida de los nuevos santos y pedirle su intercesión a fin de que cada uno de los creyentes responda con alegría y generoso compromiso a la llamada que Dios le dirige a ser signo de su santidad.

 

© Copyright 2006 - Libreria Editrice Vaticana

 

top