The Holy See
back up
Search
riga

ALOCUCIÓN DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI
A LOS MIEMBROS DE LA FUNDACIÓN PAPAL


Viernes 20 de abril de 2007

 

Queridos amigos: 

Me alegra saludaros a vosotros, miembros de la Fundación Papal, con ocasión de vuestra peregrinación anual a Roma. Este año, una vez más, nuestro encuentro está lleno de la alegría del tiempo pascual, en el que la Iglesia conmemora el paso de Cristo de la muerte a la vida, el alba de la nueva creación y la efusión del Espíritu Santo. Que este mismo Espíritu colme vuestro corazón con los dones de sabiduría, alegría y paz, y que vuestra peregrinación a las tumbas de los Apóstoles y de los mártires renueve vuestro amor al Señor y a su Iglesia.

Desde el inicio, la Fundación Papal se ha comprometido a promover la misión de la Iglesia sosteniendo obras de caridad específicas impulsadas por el Sucesor de Pedro en su solicitud por todas las Iglesias (cf. 2 Co 11, 28). De buen grado aprovecho la ocasión para expresar mi gratitud no sólo por la ayuda que la Fundación ha dado a los países en vías de desarrollo financiando gran variedad de proyectos caritativos y educativos, sino también por las becas concedidas a las Universidades pontificias de Roma en favor de laicos, sacerdotes y religiosos. Así estáis contribuyendo de modo significativo a la formación de futuros líderes, cuya mente y corazón se modelan de acuerdo con la enseñanza del Evangelio, la sabiduría de la doctrina social católica y un profundo sentido de comunión con la Iglesia universal en su servicio a toda la familia humana.

Durante este tiempo pascual, os exhorto a todos a descubrir cada vez más plenamente en la Eucaristía, el sacramento del amor sacrificial de Cristo, la inspiración y la fuerza necesarias para trabajar con mayor generosidad aún por la difusión del reino de Dios y el crecimiento de la civilización del amor (cf. Sacramentum caritatis, 90).

Con gran afecto os encomiendo a vosotros y a vuestras familias a la amorosa intercesión de María, Madre de la Iglesia, y de corazón os imparto mi bendición apostólica como prenda de alegría y paz en el Señor.

 

© Copyright 2007 - Libreria Editrice Vaticana

 

top