The Holy See
back up
Search
riga

JUAN PABLO II

ÁNGELUS

Domingo 14 de febrero de 1988

 

Queridos hermanos y hermanas:

1. La celebración de la fiesta de los Santos Cirilo y Metodio, apóstoles de Moravia y copatronos de Europa, nos lleva hoy a dirigir nuestra mirada hacia esa tierra de antiguas tradiciones cristianas.

En Moravia, al extremo nord-occidental de los Cárpatos, ante el panorama de una fértil llanura, se eleva el monte Hostyn, donde se solían refugiar las poblaciones de las zonas cercanas con ocasión de las repetidas oleadas de incursiones enemigas. El monte, en el que antiguamente se hacían celebraciones paganas, llegó a ser lugar de devoción cristiana cuando, gracias a la obra de los Santos hermanos Cirilo y Metodio, se convirtió Moravia al Evangelio. En él continuaban buscando refugio los que eran amenazados por las correrías de las tropas tártaras, que a su paso sembraban terror, desolación y muerte. En 1241, en los alrededores de Hostyn los, cristianos, que se habían refugiado en el monte, imploraban con angustia a la Virgen para obtener misericordia y salvación; y he aquí que los tártaros fueron obligados a huir después de la derrota, que la población de la zona atribuyó a una ayuda especial del cielo.

Desde entonces María comenzó a ser venerada en ese monte como Protectora victoriosa de Moravia.

2. A mitad del año 1500 fue erigida en el monte una capilla, que frecuentaban sobre todo los obreros que trabajaban en las minas cercanas; pero un siglo después fue destruida por grupos de fanáticos. Una vez reedificada después de la guerra de los Treinta Años, se colocó por primera vez la imagen de María, con el Niño Jesús en brazos.

En el siglo XVIII se edificó en el lugar una bellísima iglesia con dos torres, y al lado la casa rectoral, donde vivían tres sacerdotes y dos ermitaños, para atender a las necesidades espirituales de la multitud creciente de peregrinos. Después se cerró la iglesia y desaparecieron los altares. Sólo en 1840 fue posible volver a abrir al culto el lugar sagrado, erigiendo un nuevo altar y colocando una estatua de madera de la Virgen con el Niño.

3. El mayor esplendor de las manifestaciones populares y de las grandes peregrinaciones tuvo lugar en época más bien reciente, con Antonio Cirilo Sotjan, luego arzobispo de Olomouc, quien dio vida a la casa del peregrino, confiando la cura de almas a los padres de la Compañía de Jesús. El 15 de agosto de 1912 se organizaron grandes fiestas, con ocasión de la coronación de la imagen de la Virgen y del Niño Jesús. La corona, adornada con muchas piedras preciosas, había sido bendecida en Roma por el Papa San Pío X. Setenta años después, yo mismo he elevado el santuario de Hostyn al grado de basílica menor.

En los alrededores hay otros santuarios marianos, entre los que quiero recordar el de Velehrad, antigua sede de San Metodio, donde se venera a la "Mater Unionis", Madre de la unidad de todos los cristianos.

Elevemos nuestra oración a María, venerada en esos santuarios tan cercanos a mi corazón.

 

© Copyright 1988 - Libreria Editrice Vaticana

top