The Holy See
back up
Search
riga

ENCUENTRO EN LORETO CON LA JUVENTUD EUROPEA

JUAN PABLO II

ÁNGELUS

 Domingo 10 de septiembre de 1995

 

Amadísimos jóvenes:

1. Os agradezco la atmósfera de alegría que habéis traído aquí, a Loreto, viniendo de tantos países de Europa. Habéis unido vuestras voces y los colores de vuestras banderas en un arco iris de esperanza. Habéis testimoniado al mundo el secreto de fraternidad que brota de la Sagrada Familia de Nazaret.

De vosotros se alza un grito de paz. Os pido que sigáis elevándolo, fuerte e insistente, para que cubra el fragor de las armas y toque los corazones de los responsables de la violencia que ensangrienta Europa y el mundo. Sed mensajeros de paz. En particular, os lo pido a vosotras, jóvenes mujeres: convertíos en «educadoras para la paz», con todo vuestro ser y toda vuestra actividad (cf. Mensaje para la Jornada mundial de la paz, 1 de enero de 1995, n. 2).

2. Mientras estamos junto a la casa de María, la mujer perfecta, ¿cómo no dirigir nuestro pensamiento a la Conferencia que se está celebrando en Pekín sobre la condición de las mujeres en el mundo? En esa gran asamblea están trazándose líneas de acción que constituyen una gran esperanza para la perspectiva global de un mundo más justo y fraterno. Por desgracia, sobre algunos puntos las orientaciones son discutibles. Os corresponde a vosotros la tarea de realizar un discernimiento atento y valiente. Sabed captar el bien dondequiera que se manifieste. Pero rechazad todo lo que sea contrario al designio de Dios y, por eso mismo, contrario también a la dignidad del hombre.

Precisamente este mensaje lo proponía, hace treinta años, el concilio Vaticano II, sobre todo en la Gaudium et spes la constitución sobre la Iglesia en el mundo actual. Como coronamiento de vuestro espléndido encuentro, deseo entregaros nuevamente ese documento valioso y siempre joven. Releedlo atentamente. Encontraréis en él luz para descifrar vuestra vocación de hombres y mujeres llamados a vivir, en este tiempo maravilloso y a la vez dramático, como artífices de fraternidad y constructores de paz.

3. María santísima, que en estos días nos ha reunido en su casa, bendiga a los jóvenes de Europa y del mundo. Que ella impulse a todos a redescubrir la dimensión de familia en las relaciones recíprocas, por encima de las diferencias, de las fronteras nacionales y de las heridas producidas por los odios del pasado y las violencias del presente. Ella nos dé, una vez más, a Cristo, el rey de la paz.

* * *

Saludos a los jóvenes presentes

(En francés)
Chers amis, que la Sainte Vierge vous accompagne toujours! Au revoir à Paris!

(En inglés)
Take back with you to your own countries the message of hope and peace which you have received during these days.

(En polaco)
Pozdrawiam serdecznie młodzież z Polski! Widzac was tak licznie uczestniczących w tej pielgrzymce młodych Europejczyków do Sanktuarium Matki Bożej w Loreto, przypomina mi się Światowy Dzień Młodzieży na Jasnej Górze w Częstochowie w roku 1991. Loreto stanowi kolejny etap tej samej duchowej drogi, na której młodzi chrześcijanie całego świata wyznają swą wiarę w Chrystusa – “drogę, prawdę i życie”. (cfr. Io 14, 6)

Poprzez was, tutaj obecnych, pozdrawiam całą polską młodzież w Ojczyźnie!

(En portugués)
A paz de Cristo ressuscitado esteja sempre nos vossos corações.

(En español)
¡No os canséis nunca de caminar por los caminos del Evangelio!

(En alemán)
Seid Zeugen Christi, der durch sein Kreuz die Welt erlöst hat!

(En italiano)

Portate nella comunità ecclesiale e sociale il Vangelo della carità.

Queridos jóvenes de Europa, y todos los que procediendo de otros continentes habéis querido participar en este encuentro: caminad en la esperanza hacia el tercer milenio cristiano. Que la Virgen Santa, Madre de Cristo y Madre nuestra, guíe siempre vuestros pasos.

 

© Copyright 1995 - Libreria Editrice Vaticana

 

top