The Holy See
back up
Search
riga

DISCURSO DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II
A LOS MIEMBROS DEL GRUPO "LUX VIDE"


25 de noviembre

Ilustres señores; amables señoras: 

1. Me alegra este encuentro, que me permite saludar en vosotros a los representantes de Lux Vide y de los coproductores de la película "Jesús", que se proyectará durante las próximas semanas en los canales de televisión de numerosos países
.
Saludo al doctor Ettore Bernabei, presidente de Lux Vide, y le agradezco las palabras que me ha dirigido también en vuestro nombre. Extiendo mi saludo a cada uno de los presentes, congratulándome con vosotros por el compromiso evangelizador que caracteriza vuestra actividad. A través de vosotros quisiera expresar mi gratitud a quienes, de diferentes modos, han colaborado y colaboran en la realización de películas para televisión sobre temas religiosos y, en particular, sobre temas bíblicos.
Ojalá que esas películas contribuyan a dar a conocer mejor a los hombres de nuestro tiempo el mensaje revelado, dando una respuesta satisfactoria a los interrogantes y a las dudas que llevan en su corazón.

2. Confío, asimismo, en que vuestras producciones cinematográficas sean una ayuda valiosa para el diálogo indispensable que se está desarrollando en nuestro tiempo entre la cultura y la fe. De modo especial, en el ámbito del cine y la televisión, donde se encuentran la historia, el arte y los lenguajes de la comunicación, vuestra obra de profesionales y creyentes resulta particularmente útil y necesaria.

La cultura es por sí misma comunicación:  de los hombres entre sí, y de éstos con el ambiente en que viven. Iluminada por la fe, es capaz de reflejar el diálogo mismo de la persona con Dios en Cristo. Por tanto, fe y cultura están llamadas a encontrarse y colaborar precisamente en el terreno de la comunicación. Especialmente en nuestro tiempo, caracterizado por el desarrollo de los medios de comunicación social, la cultura está condicionada y, en muchos aspectos, plasmada por estas nuevas potencialidades de comunicación. Es necesario tenerlas en cuenta.

Espero de corazón que vuestro trabajo sea vehículo de evangelización y ayude a los hombres de nuestro tiempo a encontrarse con Cristo, verdadero Dios y hombre perfecto. Con este deseo, encomiendo a María, Estrella de la evangelización, todos vuestros proyectos cinematográficos, y os bendigo de corazón a todos.

top