The Holy See
back up
Search
riga

CARTA DEL PAPA PABLO VI
AL CARDENAL JOSÉ MARÍA BUENO Y MONREAL,
ARZOBISPO DE SEVILLA

 

A Nuestro querido Hijo
el Cardenal José Maria Bueno y Monreal
Arzobispo de Sevilla

Hemos recibido la grata noticia de que próximamente se va a celebrar el 75° aniversario de fundación del Pontificio Colegio Español de San José en Roma a cuyos actos jubilares asistirás Tú, amado Hijo, corno Patrono del mismo y representando al Episcopado de España.

Bien conocemos la trascendencia que ese Centro, tan vinculado en su historia al Siervo de Dios Manuel Domingo y Sol y a la «Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos», ha tenido para la vida religiosa de la dilectísima Nación Española a la que ha enriquecido con sacerdotes que dieron y siguen ofreciendo ejemplar testimonio de virtudes ministeriales y de competencia científica.

Mirando al futuro, formulamos ardientes votos que son plegaria al Señor para que los alumnos del Colegio se caractericen por sus cualidades de madurez humana, de disciplina recia del espíritu, de sólida cultura en cuya adquisición no puede bastar «la pericia sin la piedad, la ciencia sin la caridad, la inteligencia sin la humildad, el estudio sin la gracia divina» (San Buenaventura, Itinerarium mentis ad Deum, pról. n. 4).

Sobre todo los exhortamos a que se distingan por su alma dilatada para amar la vida de la Iglesia, conscientes de que «ubi Ecclesia, ibi et Spiritus Dei; et ubi Spiritus Dei, illic Ecclesia et omnis gratia» (S. Ireneo, Contra Haer., lib. III), manteniéndose con una lealtad entusiasta a Cristo en unión con sus Obispos. Así serán hombres de Dios que lleven el estímulo de una conducta sacrifical para asemejarse más al Pontífice «santo, inocente ... separado de los pecadores» (Hebr. 7, 26); y serán también hombres de su época, capacitados para dialogar con el mundo actual a fin de sublimarlo, sin confundirse con él, convencidos de que tal separación, como dijimos en Nuestra Carta Encíclica «Ecclesiam suam» no es indiferencia ni desprecio porque «cuando la Iglesia se distingue de la humanidad no se opone a ésta antes bien se une a ella» (cf. A.A.S. LVI, 1964, p. 627).

Con tales sentimientos te otorgamos a Tí, querido Hijo, al Rector, a los Superiores, Alumnos y Ex-alumnos del Pontificio Colegio Español de San José una especial Bendición Apostólica que de corazón extendemos a cuantos participen en las ceremonias conmemorativas.

El Vaticano, 1 de diciembre de 1967.

PAULUS PP. VI

 

top