The Holy See
back up
Search
riga

CARTA DE SU SANTIDAD PABLO VI,
FIRMADA POR EL SECRETARIO DE ESTADO,
A MONS. JOHN RAPHAEL QUINN,
ARZOBISPO DE SAN FRANCISCO


Viernes 21 de julio de 1978

 

Querido arzobispo Quinn:

Durante vuestra audiencia privada del 2 de marzo pasado con el Santo Padre, usted le habló del Simposio conmemorativo del X aniversario de la Humanae vitae, patrocinado por la archidiócesis de San Francisco y la Universidad de San Francisco.

Su Santidad desea que yo os exprese de nuevo ahora el interés que ya os mostró por esta iniciativa. La considera un valioso ejemplo de lo que puede hacerse a nivel de Iglesia local, en estrecha colaboración con una institución académica católica de alta cultura, para contribuir a difundir en el pueblo con mayor eficacia un sector vital de las enseñanzas de la Iglesia. Como tal, este Simposio es al mismo tiempo expresión espléndida del servicio prestado por la comunidad eclesial a sus miembros y a muchos otros hombres y mujeres de ideales elevados en lo referente al amor conyugal y a la transmisión de la vida humana.

Durante los últimos diez años, Su Santidad ha reafirmado muchas veces la importancia permanente de la doctrina contenida en la Humanae vitae. Precisamente d 23 de junio último habló otra vez sobra este "tema grave y delicado". Sus repetidas intervenciones indican indudablemente la importancia que él atribuye a dichas enseñanzas, de acuerdo con la ley de Dios; y sirven asimismo de respuesta a la negación de dichas enseñanzas por parte de algunos, y de esclarecimiento contra ciertas interpretaciones que pretenden despojar a la Encíclica de su significado auténtico y, de hecho, tergiversan su aplicación práctica. El Papa ha manifestado a la vez gratitud repetidamente a cuantos han colaborado con su investigación científica a defender la planificación natural de la familia, no como fin en sí misma —evitar la concepción—, sino en cuanto medio licito a través del cual los esposos puedan ejercer dignamente la paternidad responsablemente, después de decidir teniendo en cuenta todos los factores que en ella están implicados.

Con ocasión del Simposio de San Francisco, Su Santidad desea animar de nuevo a todos cuantos luchan por defender y difundir las enseñanzas de la Humanae vitae, y por perfeccionar métodos naturales que ayuden a los esposos a vivir en perfecta conformidad con los designios de Dios sobre el matrimonio. Una vez más apremia a todos los comprometidos en la investigación y promoción, a colaborar plenamente entre ellos.

El Santo Padre desearía que entre los resultados concretos del Simposio. se exalte en gran manera la dignidad del matrimonio y la sublime vocación de los esposos: y se fomente y renueve el interés por mostrar la función del sacramento del matrimonio en la construcción del reino de Dios.

A todos los reunidos el Santo Padre imparte de corazón la bendición apostólica, pidiendo para ellos gozo y fuerza en su vida cristiana.

Con sentimientos de estima fraterna, me reitero de usted affmo. en Cristo

Cardenal Jean VILLOT

 

 

top