The Holy See
back up
Search
riga

JUAN PABLO II

ÁNGELUS

Fiesta de san Esteban
Viernes 26 de diciembre de 1997

 

Amadísimos hermanos y hermanas:

En el clima de conmovedora contemplación del misterio de la Navidad, en que estamos viviendo, podría parecer un poco inoportuna la liturgia de hoy, que nos presenta la figura de un mártir. Y, sin embargo, la reflexión sobre el testimonio heroico de san Esteban está en perfecta armonía con el ambiente de la encarnación del Hijo de Dios. Dice el evangelista san Juan: «La luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la acogieron. (...) Vino a los suyos, y los suyos no la recibieron » (Jn 1, 5.?11).

La Navidad es celebración de la venida de Dios entre nosotros, pero también es invitación a acoger con confianza el mensaje que él nos ha traído con su nacimiento. San Esteban, «lleno de Espíritu Santo» (Hch 7, 55), quería convencer de esto a sus perseguidores, pero tristemente fracasó en su intento. A sus argumentos respondieron con la violencia. La historia del Protomártir, conmemorada precisamente el día siguiente a la Navidad, ya nos introduce en el misterio pascual de Cristo, luz que vence las tinieblas en la lucha espiritual que implica a toda la humanidad.

Amadísimos hermanos y hermanas, el testimonio que el mártir san Esteban dio de Cristo nos recuerda que el Evangelio es arduo y exigente. Sin embargo, la gracia del Espíritu Santo sigue actuando en los corazones para convencerlos a dar un sí generoso. María, la Virgen siempre dócil a la acción del Espíritu Santo, nos sostenga con su maternal intercesión en este camino de confiada adhesión a la voluntad de Dios.

* * *

La alegría de estas fiestas navideñas ha quedado turbada por un cruel episodio, acaecido en una iglesia de la diócesis de San Cristóbal de las Casas (México): numerosas personas, reunidas para orar, fueron asesinadas dos días antes de la Navidad. Con el alma profundamente entristecida, elevo oraciones de sufragio por las víctimas e imploro del Señor consuelo para sus familiares y para esa comunidad católica tan probada. Espero que mediante el diálogo y la solidaridad fraterna, se busquen las soluciones a los problemas sociales pendientes en Chiapas.

 

© Copyright 1997 - Libreria Editrice Vaticana

 

top