The Holy See Search
back
riga

 

SYNODUS EPISCOPORUM
BOLETÍN

II ASAMBLEA ESPECIAL PARA ÁFRICA
 DEL SÍNODO DE LOS OBISPOS
4-25 de OCTUBRE 2009

La Iglesia en África al servicio de la reconciliación, de la justicia y de la paz.
"Vosotros sois la sal de la tierra ... Vosotros sois la luz del mundo" (Mt 5, 13,14)


Este Boletín es solo un instrumento de trabajo para uso periodístico.
Las traducciones no tienen carácter oficial.


Edición española

28 - 20.10.2009

RESUMEN

- DECIMOSÉPTIMA CONGREGACIÓN GENERAL (MARTES, 20 DE OCTUBRE DE 2009 - POR LA MAÑANA)
- CARTA DEL 20 DE OCTUBRE DE 2009
- KIT SANITARIO DONADO A LOS PADRES SINODALES Y OTROS PARTICIPANTES
- INTERVENCIONES “IN SCRIPTIS” DE LOS PADRES SINODALES (CONTINUACIÓN)
- ERRATA CORRIGE (V)
- AVISOS

DECIMOSÉPTIMA CONGREGACIÓN GENERAL (MARTES, 20 DE OCTUBRE DE 2009 - POR LA MAÑANA)

- PRESENTACIÓN DE LA LISTA UNIFICADA DE LAS PROPUESTAS
- VOTACIÓN DEL CONSEJO (II)
- AUDICIÓN DE LOS OYENTES (VII)

A las 09.00 horas de hoy martes 20 de octubre de 2009, ante la presencia del Santo Padre, con el canto de la Hora Tertia, se dio comienzo a la Decimoséptima Congregación General, para la presentación del Elenchus Unicus Propositionum (Lista Unificada de las Propuestas).

Presidente Delegado de turno S.Em.R. Card. Francis ARINZE, Prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos (CIUDAD DEL VATICANO).

En la apertura de esta Congregación General el Secretario General del Sínodo de los Obispos, Mons. Nikola ETEROVIĆ, Arzobispo titolar de Sisak, ha efectuado la lectura de una carta del 20 de octubre de 2009, firmada por los tres Presidentes Delegados y por sí mismo, dirigida a los Presidentes de las Conferencias Episcopales del Sudán, Uganda, Chad, República Democrática del Congo y República Centrafricana, que presentamos a continuación.

Antes del intervalo, el Santo Padre ha bendecido algunos Kits sanitarios de primeros auxilios, que serán donados a los Padres sinodales y a los otros participantes.

Durante el intervalo, el Santo Padre ha recibido en audiencia a los Miembros de los Círculos Menores inglés E e inglés-francés.

En el cierre de la Decimoséptima Congregación General, el Secretario General ha invitado a los Padres sinodales a riunirse en la VII Sesión de los Círculos Menores, esta tarde en la VIII Sesión y mañana por la mañana en la IX Sesión, para la preparación de los Modi (Enmiendas colectivas de las propuestas).
La Decimoctava Congregación General tendrá lugar el viernes 23 de octubre por la mañana para la presentación y la votación del Mensaje y la Decimonovena Congregación General tendrá lugar por la tarde para la presentación del Elenchus Finalis Propositionum (
Lista Final de las Propuestas)

En esta Congregación General, que concluyó a las 12.30 horas con la oración del del Angelus Domini estuvieron presentes 217 Padres.

PRESENTACIÓN DE LA LISTA UNIFICADA DE LAS PROPUESTAS

En esta Decimoséptima Congregación General, el Relator General , S.Em. Card. Peter Kodwo Appiah TURKSON, Arzobispo de Cape Coast (GHANA), y los Secretarios Especiales S.E.R. Mons. Damião António FRANKLIN, Arzobispo de Luanda (ANGOLA) y S.E.R. Mons. Edmond DJITANGAR, Obispo de Sarh (CHAD) han presentado en inglés, portugués y francés
el Elenchus Unicus Propositionum (Lista Unificada de las Propuestas), resultado de la unificación en 54 de las 282 Propuestas preparadas por cada Círculo Menor, trabajo desarrollado el sábado por la tarde, el domingo y el lunes 17, 18 y 19 de octubre de 2009 por el Relator General junto con los Secretarios Especiales y los Relatores de los Círculos Menores. La Lista Unificada de las Propuestas, obra de toda la asamblea, se les distribuye a los Padres Sinodales para el estudio privado y la preparación de los Modi (Enmiendas) individuales, que cada Padre sinodal podrá presentar dentro del propio Círculo menor para la discusión y el examen común.

VOTACIÓN DEL CONSEJO (II)

Por lo tanto, no habiendo obtenido ningún Padre sinodal la mayoría absoluta requerida en la primera votación, se ha procedido a efectuar una segunda votación, en forma electrónica, en la que fueron elegidos los 12 Padres sinodales que han obtenido el mayor número de votos para la mayoría relativa. La lista de los Miembros elegidos, con el agregado de los Miembros de nómina pontificia, se publicará en los próximos días.

AUDICIÓN DE LOS OYENTES (VII)

Sucesivamente, ha intervenido los siguientes Oyentes:

- Rev.da Hna. Bernadette MASEKAMELA, C.S., Superiora General de las Hermanas del Calvario (BOTSUANA)
- Prof. Gustave LUNJIWIRE-NTAKO-NNANVUME, Secretario internacional del Movimiento de Acción Católica Xavéri (MAC Xavéri), encargado del laicado en la región de Kivu (REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO)
- Sr. Kpakile FÉLÉMOU, Director del Centro DREAM, Conakry (GUINEA)
- Sra. Rose BUSINGYE, Fundadora y Presidenta del Meeting Point International, Kampala (UGANDA)
- Sra. Axelle FISCHER, Secretario General de la Commissión Justicia y Paz, Bruselas (BELGICA)
- Dr. Christophe HABIYAMBERE, Presidente de "Fidesco", Kigali (RUANDA)
- Rev.da Hna. Mary Anne Felicitas KATITI, L.M.S.I., Madre Provincial de la Congregación de las Siervas de María Inmaculada (ZAMBIA)
- Rev.da Hna. Bédour Antoun (Irini) SHENOUDA, N.D.A., Madre Provincial de las Hermanas de Nuestra Señora de los Apóstoles, El Cairo (EGIPTO)
Los resúmenes de las intervenciones de los Oyentes han sido publicados (debido a un descuido) como “in scriptis” en el Boletín N. 24 del miércoles 14 de octubre de 2009.

CARTA DEL 20 DE OCTUBRE DE 2009

A los Presidentes de las Conferencias Episcopales
de Sudán, Uganda, Chad, República Democrática del Congo y República Centroafricana.

Nosotros, los Padres sinodales, reunidos en la Segunda Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos, hemos llegado a conocimiento, con profundo dolor, de que en las Diócesis situadas en la región de los Grandes Lagos perduran acciones bélicas que producen destrucción, violencias, muerte entre la población inocente. Para salvar la propia vida, cientos de miles de personas han sido obligadas a abandonar sus propias casas y refugiarse en los Países limítrofes en condiciones de extrema precariedad. No faltan, además, fenómenos preocupantes de niños soldado, huérfanos, mutilados de guerra y personas con graves problemas de salud física y psíquica.
Frente a esta dramática situación, nosotros los Padres sinodales, reunidos bajo la presidencia del Santo Padre Benedicto XVI, expresamos la más viva comunión fraterna a los Obispos de las Diócesis involucradas en tales inhumanos sufrimientos, padecidos por la población inocente. Al mismo tiempo, nos dirigimos a todas las partes que intervienen implorando para que, cuanto antes, el lenguaje de las armas sea sustituido por el del diálogo y de las negociaciones. Con el diálogo, en el respeto recíproco y en la paz, todos los problemas se pueden resolver. La guerra, en cambio, hace que todo sea más difícil y en particular trata de transformar a los hermanos en enemigos que hay que eliminar.
Fortificados por el Espíritu Santo, Espíritu del Señor Jesús resucitado, nosotros los Padres sinodales confirmamos el valor sacro de cada vida humana. El mandamiento No matarás (Ex 20, 13) no forma parte solamente del Decálogo, revelación de Dios recogida en la Biblia, sino de la ley inscripta en el corazón de cada hombre que llega a este mundo. No es lícito matar inocentes por cualquier motivo social, político, étnico, racial o religioso. La sangre de los inocentes grita a la venganza frente a Dios que, tarde o temprano, deberá juzgar también a aquellos que han manchado sus manos con la sangre de los pobres, que son los privilegiados de Dios.
Mientras estamos reflexionando sobre la reconciliación, la justicia y la paz, imploramos, con la intercesión de todos los santos nacidos en África, el don de la paz para que se pueda instaurar la justicia allí donde ha sido gravemente ultrajada y los corazones se abran a la gracia de la reconciliación con Dios y con el prójimo, no solamente en la región de los Grandes Lagos, sino en toda África.
Confiamos nuestro sufrido y urgente llamado a la intercesión de la Beata Virgen María, Nuestra Señora de África y Madre de todos los que sufren.

Presidentes Delegados
Secretario General

[00334-04.04] [RE000] [Texto original: italiano]

KIT SANITARIO DONADO A LOS PADRES SINODALES Y OTROS PARTICIPANTES

En el curso de la decimoséptima Congregación General de esta mañana S.E.R. Mons. Zygmunt Zimowski, Arzobispo-Obispo emérito de Radom, Presidente del Pontificio Consejo para los Operadores Sanitarios, ha presentado al Santo Padre algunos ejemplares del Kit sanitario, don del Pontificio Consejo para los Operadores Sanitarios, en colaboración con la Embajada de la República China ante la Santa Sede, que serán ofrecidos a los 275 Padres Sinodales y otros Participantes en la II Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos.
Se trata de un Kit sanitario de Primeros Auxilios, que contiene además instrumental médico de primera necesidad, que servirá de ayuda en las misiones y será “Un pequeño signo de solidaridad y de comunión con las poblaciones del Continente Africano, aún las de las áreas más remotas”, así lo ha explicado S.E.R. Mons. Zimowski. “Pido, por tanto a Vuestra Santidad -ha agregado- que bendiga estos Kits y así a todos los enfermos y a todos los que sufren en el Continente Africano”.

[00335-04.04] [RE000] [Texto original: italiano]

INTERVENCIONES “IN SCRIPTIS” DE LOS PADRES SINODALES (CONTINUACIÓN)


Los siguientes Padres sinodales han entregado una intervención sólo por escrito :

- S. E. R. Mons. Fortunato BALDELLI, Arzobispo titular de Bevagna, Penitenciario Mayor (CIUDAD DEL VATICANO)
- S. E. R. Mons. Alfred Leonhard MALUMA, Obispo de Njombe (TANZANIA)

Publicamos a continuación el resumen de las intervenciones que no han sido pronunciadas en el Aula sino entregadas por escrito por los Padres sinodales:

- S. E. R. Mons. Fortunato BALDELLI, Arzobispo titular de Bevagna, Penitenciario Mayor (CIUDAD DEL VATICANO)

Agradezco a Dios por la experiencia de Iglesia que estamos viviendo en estos días del Sínodo, providencialmente convocado por el Santo Padre en respuesta a un pedido del episcopado africano.
En la Asamblea sinodal se reflejan las ansias y las esperanzas, los problemas y las expectativas de los pueblos de África y, de alguna manera, de los pueblos de la Tierra. Es la primera vez que tengo el honor de participar de un encuentro eclesial de tanta importancia.
Aún en medio de la gran diversidad de situaciones y contextos sociales, políticos y económicos, la Iglesia de Dios que está en África, está mostrando ser cada vez más consciente de su identidad peculiar y de su vocación en este delicado momento histórico del Planeta. Como sugiere el tema que guía este Sínodo, la Iglesia africana, en sus varias articulaciones, está tomando clara conciencia de su papel insustituible en la promoción de la reconciliación, la justicia y la paz. La difícil situación internacional, las dificultades internas del Continente, los conflictos raciales, religiosos y políticos, las emergencias sanitarias y alimentarias, con todo su dramatismo, interpelan a la Iglesia en primera persona y nos piden a nosotros los Cristianos, valor y compromiso, dar testimonio y compartir.
El itinerario de la reconciliación, la justicia y la paz es largo y delicado: exige paciencia, sabiduría y previdencia pero, sobre todo, exige que sea fundado sobre la roca de la fe, exige ponerse las alas de la esperanza y dejarse llevar por la secreta energía de la caridad. La paz será fruto de la justicia y la justicia se cumple sustentando las razones de los últimos y de los pobres. No habrá reconciliación verdadera y duradera si no se habrán sanado las raíces, a veces seculares, de los conflictos y de las injusticias, si no se habrán sanado las relaciones entre los grupos y entre las etnias, si no se habrán regenerado los corazones de las personas. La Iglesia en África está llamada a manifestar su naturaleza de comunidad reconciliada y reconciliante “para contribuir a curar las heridas de sociedades laceradas por la experiencia de violencia, conflicto y guerra” (Instrumentum laboris n. 86).
En el Instrumentum laboris se indican, muy oportunamente, los medios sobrenaturales que el Señor ofrece a sus hijos en este camino fatigador pero apasionante: la presencia vivificante de Cristo, la Palabra de Dios y los sacramentos. Querría subrayar lo que se dice en el número 86 sobre el sacramento de la Reconciliación: “Fiel a su ministerio de reconciliación del hombre con Dios y de los hombres entre sí, la Iglesia asegura a sus hijos e hijas el servicio del sacramento de la penitencia, la reconciliación y el perdón. A través de la práctica habitual de este sacramento, los cristianos testimonian que ellos mismos aprenden a mirar de frente sus vidas para confesar la experiencia de la misericordia y de la bondad de Dios hacia su miseria, su pecado, sus faltas de amor”.
Es tarea de los Pastores ayudar a los fieles a penetrar y vivir la realidad profunda del sacramento de la Reconciliación como momento significativo de su camino de conversión y como expresión personal de la misión reconciliante de la Iglesia. La obra de reconciliación pasa siempre a través del corazón del hombre, de cada hombre porque la paz es un don de Dios confiado a la responsabilidad de los hombres y sólo la gracia que sana de Cristo -por le ministerio de la Iglesia- puede regenerar el corazón de los fieles y hacerlos criaturas nuevas, artífices de paz, testimonios de la justicia. Los fieles deben ser educados para mirar con sinceridad sus propias vidas a la luz de la verdad, a abrirse con confianza a los sacerdotes, a celebrar frecuentemente el sacramento de la reconciliación, a llevar frutos de conversión con su vida reconciliada. Será importante también prestar atención a no crear confusión en la conciencia de los fieles con enseñanzas y opiniones divergentes, en la teología, en la predicación, en la catequesis, en la dirección espiritual, acerca de cuestiones graves y delicadas de la vida cristiana.
El cuidado del aspecto celebrativo, dando adecuada importancia a la Palabra de Dios proclamada y explicada y adaptando de modo oportuno el ritual a la mentalidad y la cultura de los diversos pueblos africanos, contribuirá a vivicar la práctica del sacramento y a impedir que se rebaje a un gesto formal y separado de la vida y el compromiso del Cristiano.
Con respecto a esto -como sugiere el Instrumentum laboris- puede resultar fructuoso desde el punto de vista catequético y pastoral, en circunstancias particulares tener celebraciones comunitarias del sacramento de la Reconciliación. La celebración comunitaria de la Reconciliación -se lee en la exhortación postsinodal Reconciliatio et Poenitentia- por su carácter comunitario y por la modalidad que la distingue, pone de relieve algunos aspectos de gran importancia: la Palabra de Dios escuchada en común tiene un efecto singular con respecto a su lectura individual, y subraya mejor el carácter eclesial de la conversión y de la reconciliación” (Reconciliatio et Poenitentia n. 32). La celebración comunitaria del sacramento de la reconciliación, según las normas establecidas por la Iglesia debe, sin embargo, encontrar su culmen en la confesión y absolución individuales de los penitentes y tampoco puede ofuscar de ningún modo la celebración individual del sacramento como momento de encuentro personal con la gracia de la conversión. La reconciliación de cada penitente individualmente constituye, de hecho, “constituye el único modo normal y ordinario de la celebración sacramental” (ibid.)
Los sacerdotes de modo particular deberán estar preparados, desde los años de su formación a celebrar personalmente y con frecuencia el sacramento de la reconciliación y, no obstante las múltiples incumbencias pastorales, deberán estar disponibles para acoger a los fieles deseosos de encontrarse sacramentalmente con la misericordia de Dios. En la formación de los sacerdotes, así como de los religiosos y religiosas se deberá, por lo tanto, poner gran atención en transmitir a los jóvenes la doctrina católica sobre el sacramento de la penitencia, mostrando las raíces bíblicas y patrísticas y vigilar para que en los seminarios y en las casas de formación estén a disposición confesores prudentes y fervorosos.
Creemos que será de gran ayuda para la Iglesia de África, en las responsabilidades que le esperan en el futuro, volver a proponer a los fieles la sana doctrina de la reconciliación como evento de gracia que surge de la reconciliación con Dios, que lleva a la reconciliación consigo mismo, que abre nuevos senderos de comunión con los hermanos y con las hermanas, quienesquiera que sean y que se extiende para abrazar en una renovada armonía con todo lo creado.

[00331-04.04] [IS013] [Texto original: italiano]

- S. E. R. Mons. Alfred Leonhard MALUMA, Obispo de Njombe (TANZANIA)

El compromiso para crear riqueza destinada a reducir la pobreza y la miseria y mejorar la calidad de vida de las poblaciones en África representa una parte y una porción del compromiso que sostiene la proclamación del Evangelio, finalizado a suscitar reconciliación, justicia y paz. Esto implica la creación y la gestión de empresas públicas y privadas guiadas por empresarios que se apoyan en adecuados valores éticos. Tales esfuerzos contribuirán a transformar el mundo, mejorando las condiciones de trabajos de los más vulnerables.
Mientras la Iglesia en África ha operado activamente en la promoción de la asistencia sanitaria y de la instrucción, que forman parte de su misión evangelizadora, non ha hecho mucho con respecto a una planificación sistemática en términos de refuerzo de la sustentabilidad económica y financiera. El motivo de este desequilibrio es que un gran número de programas pastorales de la Iglesia africana depende aún ampliamente de donantes. El perdurar de esta tendencia perpetua el riesgo de sacrificar la propia autonomía y propiedad en los programas, proyectos y estructuras, en desmedro de la Iglesia y de sus beneficiarios. (IL 23)
Entre las condiciones que contribuyen a la credibilidad del testimonio de la Iglesia en el campo de la reconciliación, de la justicia y de la paz, se halla la creación de organismos y empresas financieras y económicas que apoyan las actividades pastorales de la Iglesia. Para poder desempeñar plenamente el propio papel profético, el pago de un justo salario a los trabajadores debe ser visto como hacer justicia y ser justos. Por este motivo pido que la Iglesia en África tome en serio el aspecto de la sustentabilidad financiera. Siguiendo la Populorum progressio, que promueve el desarrollo integral, la Iglesia debe estar presente en las luchas contra todo tipo de pobreza humana. Si la Iglesia no es innovadora en lo que hace a los instrumentos y a las modalidades con las que potencia las bases, el compromiso de llevar reconciliación, justicia y paz será inadecuado. Conforme a la doctrina social de la Iglesia, la Iglesia en África necesita tener el valor de crear condiciones sociales que permitan a la población alcanzar esa plenitud que Dios le ha concedido.
Según la tradición de la doctrina social católica, que define el bien común como la suma de todas las condiciones sociales que permiten a las personas, ya sea en grupo o individualmente, alcanzar la propia realización más plena y fácilmente, para obtener reconciliación, justicia y paz es necesario que se creen las justas condiciones sociales para las personas y las sociedades. Una base financiera sustentable en África abrirá el camino para la realización humana, no en términos de mayor ganancia para satisfacer deseos y necesidades, sino en términos de llevar una vida humana más plena, según la misión de Jesús que ha venido para que podamos tener vida y la tengamos en abundancia.(cfr. Jn 10, 10)
Querría poner en evidencia los siguientes puntos:
1- Tiene una importancia crucial la participación de los laicos en la planificación, mejoramiento y distribución de los productos derivados de empresas económicas sustentables. Una verdadera pertenencia y el apoyo de la familia de Dios (la Iglesia) significa también recurrir a la creatividad de los laicos y ofrecerles la posibilidad de asumir eficazmente el propio papel en los diversos niveles de actividad de la Iglesia en su interior, incluido el aspecto del bienestar material.
2. Vigilancia: la sustentabilidad económica debe permanecer un medio para un fin, un instrumento al servicio de la evangelización. Jesús nos pone en guardia, porque es difícil para un rico entrar en el Reino de Dios (cfr. Mc 10, 23). Al mismo tiempo es necesario abandonar la mentalidad de divulgar esa pobreza degradante que podría representar un obstáculo para alcanzar la vida eterna. Debemos evitar ambos extremos. Aquí las escrituras nos sirven como guía: Señor, no me des ni la pobreza que lleva a la vanagloria y la arrogancia, ni la pobreza que me empuje a robar (cfr. Pro 30, 8-9). Las empresas económicas deben ser conducidas y templadas por valores humanos y espirituales con una dimensión pastoral.
3. Una efectiva sustentabilidad de nuestras empresas económicas dependerá, en fin, de la eficiencia y de la buena gestión según la modalidad del buen administrador. En verdad es necesario que la Iglesia promueva la gestión administrativa, pero el secreto del suceso está en el dar relevancia y cultivar valores humanos auténticos y profundamente espirituales. La solución es la de fundar la sustentabilidad sobre las bases sólidas de la fe.
4. Escuchemos lo que nos dice el santo Padre, el Papa Benedicto XVI en la Caritas in veritate en el n. 36.

[00332-04.03] [IS014] [Texto original: inglés]

ERRATA CORRIGE (V)

- Boletín N. 27 - 17.10.2009

P. 2

Sustituir:
“una vez eliminados los votos nulos
con:
“una vez retirados los votos nulos”

AVISOS

- RUEDAS DE PRENSA
- “POOL”
- BOLETÍN DEL SÍNODO DE OBISPOS
- COBERTURA TELEVISIVA EN DIRECTO
- BOLETÍN TELEFÓNICO
- HORARIO DE APERTURA DE LA OFICINA DE PRENSA DE LA SANTA SEDE

RUEDAS DE PRENSA


La tercera Rueda de Prensa sobre los trabajos sinodales (con traducción simultánea en italiano, inglés, francés y portugués) tendrá lugar en el Aula Juan Pablo II de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el viernes 23 de octubre de 2009 (después del Nuntius -Mensaje-) aproximadamente a las 12:45 horas. Intervendrán:

- S. Em. R. Mons. John Olorunfemi ONAIYEKAN, Arzobispo de Abuja (NIGERIA), Presidente de la Comisión para el Mensaje
- S. Em. R. Mons. Youssef Ibrahim SARRAF, Obispo de El Cairo de los Caldeos (EGIPTO), Vicepresidente de la Comisión para el Mensaje
- S. Em. R. Mons. Francisco João SILOTA, M. Afr., Obispo de Chimoio, Segundo Vice Presidente del Simposio de las Conferencias Episcopales de África y Madagascar (S.E.C.A.M./S.C.E.A.M.) (MOZAMBIQUE), Miembro de la Comisión para el Mensaje

La cuarta Rueda de Prensa sobre los trabajos sinodales (con traducción simultánea en italiano, inglés, francés y portugués) tendrá lugar en el Aula Juan Pablo II de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el sábado 24 de octubre de 2009 (después del Elenchus finalis propositionem -Lista final de las propuestas-) aproximadamente a las 12:45 horas. Intervendrán:

- S.Em.R. Card. Peter Kodwo Appiah TURKSON, Arzobispo de Cape Coast, Presidente de la Asociación de Conferencias Episcopales de África Occidental" (A.C.E.A.O./A.E.C.W.A.) (GHANA), Relator general
- S.Em.R. Mons. Damião António FRANKLIN, Arzobispo de Luanda Presidente de la Conferencia Episcopal (ANGOLA), Secretario especial
- S.Em.R. Mons. Edmond DJITANGAR, Obispo de Sarh (CHAD), Secretario especial

Preside las Conferencias de Prensa el Rev.do P. Federico LOMBARDI, S.I., Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Secretario ex-oficio de la Comisión para la Información de la II Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos.

Se ruega a los operadores audiovisuales (cámaras y técnicos) y a los fotógrafos que se dirijan al Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales para el permiso de entrada.

“POOL”

En los días indicados a continuación habrá “pools” de periodistas acreditados para acceder al Aula del Sínodo aproximadamente durante la oración de apertura de las Congregaciones Generales de la mañana:

- Viernes 23 de octubre de 2009
- Sábado 24 de octubre de 2009

En la Oficina de información y acreditación de la Oficina de Prensa de la Santa Sede (en la entrada a la derecha) estarán a disposición de los redactores las listas de inscripción a los “pools”.

Para los “pools” los fotógrafos y los cámaras de televisión deben dirigirse al Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales.

Los participantes en los “pools” deben estar a las 8:30 en el Sector de Prensa, que se encuentra en el exterior, frente a la entrada del Aula Pablo VI, y desde allí les acompañará un funcionario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede (a los redactores) y del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (a los fotógrafos y equipos de TV). Es necesario llevar indumentaria apropiada para la circunstancia.

BOLETÍN DEL SÍNODO DE LOS OBISPOS

Il próximo Boletín n°29 serà publicado el viernes 23 de octubre de 2009 en la conclusión de la Decimoctava Congregación General de la mañana.

COBERTURA TELEVISIVA EN DIRECTO

Se retransmitirá en directo en las pantallas de la Sala de telecomunicaciones, la Sala de periodistas y el Aula Juan Pablo II de la Oficina de Prensa de la Santa Sede:
- Domingo 25 de octubre de 2009 (09:30 hs.): Solemne Concelebración de la Santa Misa con motivo de la clausura del Sínodo (Basílica de San Pedro)

Los eventuales cambios se publicarán lo antes posible.

BOLETÍN TELEFÓNICO

Durante el Sínodo funcionará un boletín telefónico:
- +39-06-698.19 con el Boletín ordinario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede;
- +39-06-698.84051 con el Boletín del Sínodo de los Obispos (edición de la mañana);
- +39-06-698.84877 con el Boletín del Sínodo de los Obispos (edición de la tarde).

HORARIO DE APERTURA DE LA OFICINA DE PRENSA DE LA SANTA SEDE

Con motivo de la II Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos, la Oficina de Prensa de la Santa Sede observará el siguiente horario del 2 al 25 de octubre de 2009:
- Hasta el sábado 24 de octubre: de 9:00 a 16:00
- Domingo 25 de octubre: de 9:00 a 13:00

El personal de la Oficina de Información y Acreditación estará disponible (en la entrada a la derecha):
- De lunes a viernes de 9:00 a 15:00
- El sábado de 9:00 a 14:00

Si hay cambios serán comunicados lo antes posible en el tablón de anuncios de la Sala de periodistas, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, en el Boletín de la Comisión para la Información de la II Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos y en el apartado “Comunicaciones de servicio” de la página web de la Santa Sede.

 

 
Retornar a:

- Índice Boletín Synodus Episcoporum - II Asamblea Especial para África - 2009
  [Plurilingüe, Español, Francés, Inglés, Italiano, Portugués]

- Índice Oficina de Prensa de la Santa Sede
  [Alemán, Español, Francés, Inglés, Italiano, Portugués]

 

top